03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Dólar post 14N: tres escenarios que se abren tras las elecciones, según expertos del mercado

Dólar post 14N: tres escenarios que se abren tras las elecciones, según expertos del mercado
En un contexto de alta inflación y precio del dólar oficial anclado, analistas proyectan posibles escenarios frente a la crisis cambiaria
Por Mariano Jaimovich
31.10.2021 20.34hs Finanzas

Lo que sucederá el día después de las elecciones del 14 de noviembre encierra demasiada incertidumbre para los argentinos, debido a que existen muchas variables "sin rumbo" y pocas pistas sobre la dirección que tomará el oficialismo en los dos años restantes de su gestión.

Entre ellas se ubica el dólar oficial, cuyo precio se encuentra contenido, mientras que las reservas netas del Banco Central registran niveles mínimos, por lo que los analistas se preguntan qué puede ocurrir con su cotización luego que pase el "condicionamiento" político electoral.

Al respecto, las estimaciones giran en torno a que, en base a la situación actual tan delicada y escasa de divisas, el Gobierno no tendría más que tres escenarios para decidir y que no le "explote" la economía.

Los desequilibrios macroeconómicos llevan a que el Gobierno establezca restricciones y controles cambiarios, justamente, para evitar una corrida hacia la compra masiva de divisas por parte de ahorristas y empresas.

Por lo tanto, todas estas medidas incrementan las presiones sobre el dólar oficial y las expectativas de una futura devaluación.

En especial, surgen dudas respecto al gran nivel de atraso cambiario existente, debido a la decisión del Gobierno de frenar el precio del dólar oficial para que no influya en los precios importados de la economía.

Por ende, mientras este año la inflación acumula en los primeros 10 meses alrededor de 40% de suba, el tipo de cambio oficial asciende un 18%.

Esto se traduce en que los precios de la economía marchan a una velocidad que casi duplican el incremento de la cotización del dólar.

En tanto, también presiona al valor del billete estadounidense la gran cantidad de pesos emitidos, por lo que esto genera que ascienda la brecha cambiaria respecto a la divisa libre.

"A diferencia de otras crisis previas, ahora considero que no existe un problema de un tipo de cambio ´escandalosamente atrasado´. A modo de ejemplo, el tipo de cambio real bilateral calculado por el Banco Central, se encuentra en niveles no muy lejanos al promedio que hubo en la posconvertibilidad de 2002. Lo mismo se puede apreciar con el tipo de cambio real bilateral con Estados Unidos", resume a iProfesional el economista Roberto Geretto, portfolio manager de Fundcorp.

Sin embargo, este experto destaca que en la actualidad existen 2 motivos que justifican las diferencias respecto al escenario vivido hace 20 años.

"El primero es que, dado los desequilibrios macro actuales, la Argentina, probablemente, necesite un tipo de cambio real más alto que el promedio histórico", observa este analista.

Adicionalmente, el otro motivo que esgrime es que "todos los excesos de pesos pueden ser licuados donde se produzca el salto de dólar, y posterior inflación, para así el tipo de cambio real prácticamente no variar. Entonces no reflejaría la anterior dinámica", sostiene Geretto.

El Gobierno no tiene dólares y debe decidir qué hace después de las elecciones.
El Gobierno no tiene dólares y debe decidir qué hace después de las elecciones para no seguir acrecentando el problema.

Devaluar, desdoblar o reprimir

Ahora bien, en cuanto a la mirada sobre lo que puede ocurrir en el corto plazo, después de las elecciones de mediados de noviembre, este economista considera que puede haber 3 escenarios posibles: devaluar, desdoblar o reprimir.

"Al momento, el Gobierno ha elegido esto último, reprimir, donde sistemáticamente se han puesto trabas a la compra de dólares, dado los costos sociales e inflación de una devaluación", analiza Geretto.

Aunque alerta que la presión sobre las reservas hace que "este camino no se pueda sostener en el tiempo".

A la vez, advierte que mientras más se restrinja el acceso a los dólares para importar, "más se tomarán los dólares alternativos para pricear mercadería, apareciendo la inflación cambiaria que se quiere evitar".

También, considera que poner un cepo a las importaciones conducirá a limitar la actividad económica.

"Así, paradójicamente, el cepo que se impone para evitar una devaluación del dólar oficial, está trayendo las mismas consecuencias que llevan a tratar de evitarla. Es decir, más inflación y menos actividad", concluye Geretto.

¿Desdoblar al dólar?

En caso de que el escenario elegido sea el de realizar un desdoblamiento cambiario, la opción usual a esta alternativa es tener un tipo de cambio comercial regulado y un tipo de cambio financiero "algo más libre".

En este caso, para saber cuánta "suerte" tendría este esquema cambiario, este economista sostiene que será importante ver "los detalles" de su implementación, como por ejemplo, saber cuántas restricciones tendrá el tipo de cambio financiero.

Sin embargo, sostiene que algunas características de este billete hacen que, a priori, este esquema no sea visto por el mercado con "muchas chances" de ocurrencia.

"Es decir, por ejemplo, no es un esquema del agrado del FMI. Y también el Banco Central perdería las ganancias que obtiene por comprar divisas en el mercado único y libre de cambios (MULC) y vender en el MEP", destaca Geretto.

Adicionalmente, considera este experto que formalizar un tipo de cambio financiero puede llevar a que haya "más demanda" de estas divisas, por lo que la cotización puede ser más alta que los actuales niveles del contado con liquidación, que de hecho ya tiene varias regulaciones.

"En la actualidad ya hay un desdoblamiento de facto, donde las operatoria comercial se canaliza por el MULC y la operatoria financiera por los dólares alternativos", concluye Geretto.

El Gobierno deberá elegir si realiza un desdoblamiento luego de las elecciones, o si apunta a una mayor devaluación de la moneda para equiparar el ritomo de inflación.
El Gobierno deberá elegir si realiza un desdoblamiento tras las elecciones, o si apunta a una mayor devaluación para que se equipare al ritmo de inflación.

Por lo tanto, si el escenario de impacto será uno de devaluación, todo dependerá si la misma será ordenada o no.

"Con una devaluación ordenada, dentro de un programa macroeconómico consistente y creíble, la brecha, seguramente, se reduzca y la inflación tenga un salto para después decaer", proyecta Geretto.

En cambio, si se produce una devaluación desordenada, se puede llegar a un "mal equilibrio de alta devaluación con alta brecha e inflación".

Así, en resumen, el escenario base de este economista para luego de las elecciones, es que espera que el Banco Central "acelere la devaluación del dólar oficial para que, al menos, equipare a la inflación. Todo ello con la expectativa de que un acuerdo con el FMI pueda traer cierta confianza, que quite presiones sobre el dólar".

En este camino de "empalme" hacia el acuerdo con el FMI, probablemente, "sea necesaria otra ronda de ajuste al cepo".

Por tanto, la gran incógnita que plantea este analista es que si se logra un acuerdo con el FMI, se pueda producir en consecuencia un salto discreto del dólar oficial.

"Esto dependerá de cuánta confianza traiga el acuerdo, donde a menor confianza mayor es la devaluación que se necesita para que los números macroeconómicos cierren", sentencia Geretto a iProfesional.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ