iProfesional

El dólar blue cerró la semana al alza: ¿qué pasó con el oficial y los tipos de cambio bursátiles?

En el segmento mayorista, la divisa estadounidense cerró la rueda a $101,54 siempre bajo la atenta mirada del Banco Central (BCRA)
Por iProfesional
22/12/2021 - 16,30hs
El dólar blue cerró la semana al alza: ¿qué pasó con el oficial y los tipos de cambio bursátiles?

El dólar blue cotizó este miércoles en alza y se consiguió a $200,50 en cuevas del microcentro porteño. Es decir, subió $1,50 en relación al cierre del martes.

De esta forma, el precio se acercó ligeramente al récord del jueves 11 de noviembre, día en que llegó a tocar los $207.

En este contexto, los inversores miraron con atención la evolución de las cotizaciones bursátiles del dólar.

Por caso, el dólar Bolsa, o MEP, se ubicó en torno a los $202,17.

En tanto, el dólar contado con liquidación cotiza a $206,06.

Como se señaló más arriba, el dólar blue se ofreció a $200,50 en cuevas del microcentro porteño.

En las últimas jornadas el Banco Central había logrado comprar dólares en el mercado
En las últimas jornadas el Banco Central había logrado comprar dólares en el mercado

Por su parte, en el segmento mayorista, la divisa estadounidense cerró la rueda a $101,54 siempre bajo la atenta mirada del Banco Central (BCRA). 

En el mercado oficial minorista, la moneda norteamericana operó a un promedio de $107,79 en agencias y bancos de la city porteña, por lo que el dólar ahorro, que se calcula con el recargo del 30% del impuesto PAÍS más el 35% del impuesto a las ganancias, se vende alrededor de los $177,85.

Según la habitual encuesta que realiza el Banco Central entre las principales entidades financieras que operan en la City, estas fueron las cotizaciones de venta del dólar oficial minorista:

  • Nación: $107,25
  • BBVA: $108,10
  • Santander: $108
  • Patagonia: $108
  • Galicia: $107,75
  • Itaú: $107,70

El dólar blue, que se vendió a $200, no tiene una cotización oficial, sino que su valor sale del promedio de cotización en lugares de cambio extraoficial.

Por su parte, el riesgo país se ubica en los 1.746 puntos básicos.

Dólar en diciembre: ¿llega el fin del veranito cambiario?

Durante gran parte de diciembre se vivió un "veranito cambiario" impulsado por la mayor demanda estacional de pesos. En este contexto, los distintos tipos de dólares paralelos -el blue en el mercado informal, y las divisas financieras que se negocian en el ámbito bursátil a través de la compra-venta de bonos- dieron una tregua.

El dólar blue, tras haber tocado un récord histórico de $207 el 11 de noviembre, previo a las elecciones legislativas generales, durante la primera quincena de este mes se fue desinflando hasta tocar los $195,50 el lunes 13 de diciembre.

También en la primera parte del mes el dólar Contado Con Liquidación (CCL) y dólar MEP dieron un respiro.

Sin embargo, en los últimos días el blue comenzó una tendencia alcista y el viernes tocó los $200 en medio de un escenario de mayor incertidumbre acerca de cuándo se logrará cerrar un acuerdo con el FMI, luego de que ese día fracasó en la Cámara de Diputados la aprobación del proyecto de ley de Presupuesto 2022.

No obstante, este lunes el dólar informal revirtió la suba de 50 centavos que verificó en parte de jornada y cerró estable en $200, con lo cual la brecha con el mayorista oficial se ubicó en 95,8%.

A su vez, el dólar MEP o Bolsa subió el lunes un 0,6% a $200,41, mientras que el CCL bajó 0,3% respecto al viernes y quedó en $204,26.

Los economistas alegan que existen factores para que el veranito cambiario se extienda hasta fines de diciembre o incluso parte de enero.

La mayor demanda de pesos en diciembre ayudó a que los dólares paralelos dieran una tregua
La mayor demanda de pesos en diciembre ayudó a que los dólares paralelos dieran una tregua.

¿Cuáles son las razones del veranito cambiario de diciembre?

Adrián Yarde Buller, de Facimex Valores, explicó a iProfesional que "hay dos factores clave para explicar la dinámica que estuvimos viendo en diciembre" por la cual las personas y empresas requieren más pesos y entonces muchos recurren a vender los dólares en el mercado, ya sea los ahorristas que van al informal -lo que dota del oferta al blue y hace que baje el precio-, como las compañías que se desprenden de los billetes verdes en el ámbito bursátil y en el MULC.

Por un lado, Yarde Buller sostuvo que "todos los años la demanda de dinero sube en diciembre y llega a máximos del año por factores estacionales asociados al pago del medio aguinaldo, el mayor consumo durante las fiestas de fin de año, los pagos de impuestos, y los gastos de vacaciones"

Por otro, señaló que "tras los últimos cambios normativos los importadores estuvieron solicitando líneas de crédito y en algunos casos vendieron dólares para aportar un colateral".

Juan Pablo Albornoz, economista de Ecolatina, evaluó que además de los factores estacionales, otra de las razones por la cual en diciembre se venía viendo una baja de los dólares financieros es que "en la previa electoral se habían sobrecalentado".

"El mercado se sobrecubrió de una devaluación, tomó cobertura por demás en noviembre, y lo que se vio después de las elecciones cuando no hubo salto cambiario, es que el mercado empezó a bajar la posición de cobertura cambiaria".

"Lo que vimos es que esa sobreexposición de cobertura cambiaria se fue desinflando en diciembre, lo que está relacionado con la mayor demanda estacional de pesos", destacó.

Paula Gándara, de AdCap, coincidió que el "veranito cambiario se debe principalmente a la demanda estacional de pesos, y corporativos desarmando posiciones en dólares para afrontar gastos como aguinaldos".

"Podría pensarse también que el CCL ya estaba en valores muy altos, sin embargo no vemos cambios en los fundamentales del país", agregó.

Efecto transitorio

De todos modos, los economistas aseguran que ese clima de veranito es "transitorio" y puede revertirse a partir de enero o febrero cuando cae la demanda estacional de dinero.

Así, Yarde Buller planteó: "En el caso particular de la demanda de dinero, se extiende hasta mediados de enero y luego comienza a dar lugar a una fuerte caída estacional que se intensifica en febrero. Así que este factor que ahora juega a favor, en un par de meses va a jugar en contra", auguró.

Albornoz concordó: "Me preocupa como empiece enero. Este veranito puede seguir hasta el 31 de diciembre por motivos estacionales, pero es una calma transitoria, no veo una baja sostenida de los dólares financieros excepto que vengan muy buenas noticias en materia de acuerdo con el FMI".

De igual mirada, Fernando Baer, economista de Quantum Finanzas, aseguró que el impacto de la demanda de dinero de diciembre "es efímero, sobre todo si está medio verde todavía el acuerdo con el FMI".

"Esa demanda a principios de enero empieza a revertirse, y si hay expectativas de devaluación o tenés brecha entre el blue y el solidario, puede abrir otra vez el grifo de la demanda del cupo oficial de $200, y eso pega en reservas, expectativas, y tipo de cambio", advirtió.

También un informe de la consultora FMyA remarcó que las bajas del dólar paralelo son "transitorias". "El impacto del fuerte déficit fiscal y emisión monetaria de diciembre se verá en el verano. El Gobierno podrá contener el rebote del dólar paralelo si sube la tasa de interés y si avanza en el acuerdo con el FMI", aseveró.

La semana circularon versiones de que el BCRA analiza una suba de tasas, y es uno de los reclamos del FMI para abordar la persistente inflación.

La no aprobación del Presupuesto 2022 genera un clima de más incertidumbre que puede presionar sobre el dólar
La no aprobación del Presupuesto 2022 genera un clima de más incertidumbre que puede presionar sobre el dólar

¿El veranito termina antes de lo esperado?

Hay diagnósticos que estiman que el ruido que provocó el rechazo del Presupuesto 2022 puede ejercer mayor presión sobre los dólares paralelos y que ese veranito cambiario podría estar llegando a su fin antes de lo previsto.

El analista Gustavo Ber comentó que "luego de la mayor calma reciente, se reanuda la dolarización tanto por factores internos pero también externos: clima de mayor cautela, apreciación global del dólar -a raíz de la Reserva Federal- y menor apetito hacia emergentes".

"Los operadores reanudan la búsqueda de cobertura aprovechando los más atractivos niveles alcanzados dentro de un clima de incertidumbre acentuado por los ruidos del Presupuesto y su eventual impacto con el FMI", señaló.

Ber prevé que "va a seguir sostenida la reanudada búsqueda de cobertura, al menos hasta que haya avances concretos con el FMI que puedan mejorar las expectativas, más allá de que la liquidación de la cosecha fina pueda amortiguar el drenaje de reservas netas".

En la misma línea, Lucas Yatche, de Liebre Capital, juzgó que "la demora en el Presupuesto complica el timing del acuerdo con el FMI" lo cual "perjudica las expectativas de mercado y así también la demanda de dinero que tiende a caer en los primeros meses del año y la presión del tipo de cambio suele ser mayor (por encima de la inflación)"

"Al mismo tiempo, si bien el Gobierno viene consiguiendo financiamiento neto en el mercado de deuda en pesos, no afloja la asistencia del BCRA al Tesoro. En este marco, creemos que la volatilidad del CCL se mantendrá firme en las semanas que se avecinan", vaticinó

Baer también pronosticó que la actual "incertidumbre puede seguir afectando precios de activos y tipos de cambio".

"(Si el veranito cambiario) termina antes dependerá de las señales políticas que puedan irse dando. La incertidumbre respecto del acuerdo con el FMI seguirá siendo relevante, en diciembre y primeros días de enero está suavizada por mayor demanda de dinero estacional, pero después ya la situación se puede tornar más compleja", analizó.

En cambio, Nery Persichini, de GMA Capital, estimó que "la mayor tensión cambiaria podría verse en enero y febrero que son meses en los que la estacionalidad de la demanda de pesos devuelve todo lo que entrega a favor en diciembre".

Según su visión, "el ruido del Presupuesto no colabora, pero tampoco es un hecho disruptivo", y enfatizó que "me preocupa más la distancia que hay entre el Gobierno y el FMI sobre cómo abordar la inflación después del comunicado de hace 10 días".

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler cree "que la tendencia del dólar es alcista, que el Presupuesto no salga es un problema porque el FMI contaba con la aprobación de eso como parte del apoyo del Gobierno a un acuerdo".

A eso sumó que "fueron malos los datos conocidos la semana pasada sobre la emisión del BCRA para asistir al Tesoro".

Según las últimas cifras disponibles, en lo que va de diciembre el BCRA le transfirió al Tesoro $250.000 millones. Persichini subrayó que "el financiamiento monetario es el segundo mes más expansivo del año (octubre es el primero con $335.000 millones)".

Buteler admitió que ese combo "complica y puede hacer que empiece a subir el dólar, y el hecho que algunas empresas ya pagaron aguinaldo puede producir alguna demanda" del billete verde, y hizo hincapié en que es fundamental "cuanto pesos se terminen emitiendo de acá a fin de año".

"Hasta ahora no veo que el dólar paralelo vaya a tener un repunte fuerte. Creo que el año terminará entre $195 y $205 para el blue y el MEP", proyectó.