iProfesional

Cómo saber si un dólar es falso: las claves para detectar un billete trucho

Para determinar si un dólar es falso, no solo hay que fijarse en el color y la marca de agua, sino en otros aspectos más sofisticados: te contamos cómo
Por Gonzalo Andrés Castillo
07/01/2022 - 09,04hs
Cómo saber si un dólar es falso: las claves para detectar un billete trucho

Al momento de comprar billetes de dólar para guardar en el hogar, realizar una operación de compraventa o viajar al exterior, es sumamente importante verificar que sean dólares reales, ya que las imitaciones pueden pasar desapercibidas y ocasionar problemas legales.

Cómo saber si un dólar es falso

Cuando las personas llevan toda la vida manejando dólares en efectivo, les resulta muy rápido y fácil detectar si uno es falso o no. Sin embargo, en caso de tener poca experiencia, hay que fijarse en una serie de aspectos clave al momento de manipular los billetes estadounidenses.

Color

Para detectar un billete de dólar falso, lo primero y principal es observar las tonalidades del papel.

Si bien un dólar falso bien hecho puede pasar casi desapercibido, lo cierto es que la mayoría de las falsificaciones tiene colores muy claros, mientras que un dólar original tiene un tono ámbar, que es una mezcla entre beige y blanco.

En el caso del nuevo dólar azulado, también hay que observar los contrastes y el brillo, ya que los billetes truchos suelen tener un color celeste muy plano y estandarizado.

Los billetes de dólar originales tienen una mayor calidad de imagen
Los billetes de dólar originales tienen una mayor calidad de imagen

Textura

Por otra parte, para detectar si un dólar es falso, hay que prestarle especial atención a la textura del billete.

Desafortunadamente, para realmente poder diferenciar un dólar original de uno falso hay que tener ambos en las manos, pero, en líneas generales, puede afirmarse que los dólares truchos presentan un relieve menos sutil y están repletos de una especie de cera.

Marca de agua

Este método de seguridad es de los más antiguos. Básicamente, hay que poner los billetes de dólar a contraluz y observar la marca de agua que muestra la figura de Benjamin Franklin. En un dólar falso, la imagen se puede llegar a observar a simple vista y es muy clara y nítida, casi amarilla.

Calidad de imagen

Otro de los puntos a considerar para determinar si un billete de dólar es o no falso, se vincula con la calidad de la imagen principal de Franklin o el prócer que corresponda.

En un billete original, el retrato casi parece "vivo" y se distingue muy bien del fondo, cuando en un dólar falso prácticamente no hay profundidad con respecto al fondo.

Bordes

También es importante mirar los bordes del billete debido a que las líneas finas en los originales son claras y están unidas, cuando en los falsos son difusas y no se distinguen adecuadamente.

Los números en los dólares verdaderos están más nítidos que en los truchos
Los números en los dólares verdaderos están más nítidos que en los truchos

Números de serie

El número de serie de un dólar también brinda información importante para saber si es falso u original.

En los verdaderos, esta cifra tiene un estilo representativo y los números están correctamente espaciados. Por su parte, en los dólares falsos el color de estos números de serie difiere del tono del sello del Tesoro y los mismos presentan una menor calidad y definición.

Hilo de seguridad

Por otro lado, un paso que hay que dar para detectar un dólar falso consiste en observar detenidamente el hilo de seguridad segmentado en el cual se muestra la inscripción USA 100. Al utilizar luz ultravioleta, cambia de color a rosa.

Banda de seguridad 3D

En los billetes nuevos, los "azules", que son extremadamente difíciles de falsificar, prácticamente imposible, hay que visualizar la banda de seguridad 3D ubicada verticalmente. Dentro de ella, habrá campanas que se convierten en números al inclinar el papel.

Dibujo de campana

Los últimos dólares lanzados en circulación también tienen una campana al lado de la banda de seguridad 3D que pasa de tener un color cobre a uno verde generando un efecto de desaparición y aparición.

Es muy importante observar de cerca los dólares para verificar su autenticidad
Es muy importante observar de cerca los dólares para verificar su autenticidad

Microimpresión

Sobre el cuello de Benjamin Franklin tiene que haber un texto impreso muy pequeño que dicte THE UNITED STATES OF AMERICA, USA 100 alrededor del espacio en blanco que contiene la marca de agua, ONE HUNDRED USA a lo largo de la pluma durada y números 100 minúsculos en los bordes.

Símbolo de la libertad

A la derecha del retrato, debe haber frases de la Declaración de la Independencia y la pluma que los Padres Fundadores de los Estados Unidos utilizaron para firmar el documento.

Frotación

A su vez, también es recomendable aplicar la técnica de frotación que consiste en doblar el billete con el dedo índice por la parte donde haya dibujo y color y frotarlo sobre un papel blanco.

Si deja una marca verde oscuro, pero no queda raspada la parte frotada, el dólar es original.

Luz ultravioleta

En la actualidad, se venden pequeños dispositivos que emiten luz ultravioleta para poder iluminar los billetes y verificar si se conserva el color y todas las imágenes. De ser así, nuevamente, se trata de un dólar verdadero.

Si un billete de dólar es falso, su textura será muy áspera
Si un billete de dólar es falso, su textura será muy áspera

Los tres modelos de dólar vigentes

Como se pudo apreciar en la guía para saber si un dólar es falso, no existe un único modelo de billete en circulación, sino que hay varios.

Dólares "azules"

Este es el diseño más nuevo de los billetes de 100 dólares y, por lo tanto, el más difícil de falsificar. El billete presenta el rostro de Benjamin Franklin en un color grisáceo junto a algunos elementos innovadores de seguridad.

Uno de los más llamativos es la cinta de seguridad azul, que le da el apodo de "dólar azul". Al mover el papel, genera una ilusión de movimiento dentro de la banda mostrando el numero 100 y una campana.

Otra característica es la impresión con relieve en el hombro de Franklin, la cual ofrece una sensación de rugosidad al pasar las yemas de los dedos.

Por último, a las clásicas medidas de seguridad, se suma la campana en el tintero, pero esta vez impresa en el frente del billete con una tinta especial que cambia de verde a dorado según la posición.

Dólares "cara grande"

El billete más conocido y popular de todos. El clásico billete que presenta la cara de Benjamin Franklin dentro de un óvalo y en un tono verde. Entre sus medidas más destacadas se encuentran la tinta de color variable en el número 100, el sello de la Reserva Federal y el sello del Tesoro.

Algunas personas suelen desconfiar de este billete porque temen que se trate de un "superdólar coreano". Este término hace referencia a una serie de billetes falsos que Estados Unidos alega que se crearon por distintas organizaciones externas, e incluso gobiernos, particularmente el de Corea del Norte.

Estos "superdólares" tuvieron su auge desde la década de los 90 hasta mediados del 2000 y eran tan parecidos a los originales que, en muchos bancos del mundo, incluidos los estadounidenses, no podían detectarlos.

Dólares "cara chica"

El famoso dólar cara chica siempre suele generar un debate entre los argentinos: mientras que algunos sostienen que vale lo mismo que los otros dos modelos ya mencionados, existen quienes afirman que tiene un menor valor.

La realidad es que ambos bandos tienen parte de razón. Según la Reserva Federal de los Estados Unidos, este billete, llamado así por tener el rostro de Franklin más pequeño, se encuentra en circulación y tiene el mismo valor que cualquiera de sus otras dos versiones.

Por este motivo, son varios los bancos que colocan carteles en sus sucursales aclarando que estos billetes son legales y deben ser aceptados tanto por los clientes como por cualquier entidad financiera que opere con dólares.

Sin embargo, en el mercado paralelo, suelen tomarse a un menor precio, principalmente porque se mezcla el desconocimiento del público en general con el miedo latente de que, tarde o temprano, dejen de tener validez legal.

En la mayoría de las cuevas de Argentina este billete vale entre un 3% y un 5% menos que un dólar "cara grande" o un "azul".

Además de exponer los motivos de miedo y desconocimiento, los operadores del mercado indican que este modelo vale menos ya que, al tener menores medidas de seguridad, las probabilidades de toparse con billetes falsos son más altas.

En diálogo con iProfesional, un participante del mercado cambiario que se negó a revelar su identidad opinó acerca de este eterno debate.

"En el mercado paralelo, el cara chica se toma a menos por que se vende también a menos valor. Si vas a una inmobiliaria, a pagarle a un proveedor o a un comercio, te lo tiran abajo", afirmó el veterano operador.

"Esos billetes son un clavo, nadie los quiere. La gente que sostiene que valen lo mismo son los mismos que a la hora de comprarnos dólares no nos aceptan estos billetes e incluso exigen que se les den los billetes azules", agregó.

Posteriormente, resumió, finalmente, por qué sigue existiendo una divergencia de valor entre los dólares azules, cara grande y cara chica.

"Este mercado se guía por la oferta y demanda, si la gente no quiere esos billetes entonces se compran y se venden a menor valor. Aquellos que no aceptan que estos billetes tienen menos valor en el mercado paralelo tratan de venderlos de forma particular, pero el resultado es el mismo: nadie se los compra o, si lo hacen, les pagan menos".

En algunas cuevas, el dólar cara chica es tomado por un menor valor
En algunas cuevas, el dólar cara chica es tomado por un menor valor

Una cuestión internacional

Si bien muchas personas argumentan que esto es una "avivada criolla", lo cierto es que Argentina no es el único lugar en donde se evita este billete. En países limítrofes como Uruguay, Brasil, Chile y Colombia, entre otros, tampoco reciben dólares cara chica directamente, y, en caso de hacerlo, también los toman a un menor valor.

Qué hacer con los dólares cara chica

Frente a esta problemática, mucha gente decide no aceptarlos o "deshacerse" de ellos. La forma más común es gastarlos en Estados Unidos, ya sea que el dueño de estos billetes vacacione en ese país o conozca a alguien de confianza que viaje y se los cambie mano a mano.

Esto sucede porque Estados Unidos es el emisor de la divisa, por lo que no existen inconvenientes para abonar con este billete.

Otra opción para los que tienen caja de ahorro en dólares es depositar estos billetes y luego ir otro día al banco a retirarlos, con la esperanza de que, en este ida y vuelta, toquen los billetes "azules" o "cara grande".

Por último, aquellos que no quieren vender sus dólares, pero necesitan de los billetes nuevos para abonarle a proveedores o hacer una operación inmobiliaria, pueden dirigirse a casas de cambio que ofrecen el servicio de rotar los billetes viejos por los nuevos a cambio de una pequeña comisión.

Detectar dólares falsos con el smartphone

Afortunadamente, el avance de la tecnología permite detectar dólares truchos de forma sencilla con el teléfono móvil. En julio del 2021, la Reserva Federal de Estados Unidos lanzó una aplicación disponible para Android que ayuda a los usuarios a verificar todas las medidas de seguridad.

Cómo se usa la app para detectar billetes falsos

Al abrir el software, hay que apuntar con la cámara al billete sospechoso e inmediatamente se podrán utilizar dos funciones básicas: detector de denominación y simulador de inclinación.

El detector de denominación sirve para determinar cuánto vale el billete y a qué serie pertenece. De esta forma, se puede controlar si es auténtico o si, por el contrario, es una imitación.

Por otro lado, el simulador de inclinación muestra cómo funcionan las medidas de seguridad de cada billete cuando se mueve para poder comparar con lo que sucede en la vida real y así sacarnos las dudas de si los dólares que tenemos son originales o falsos.

Temas relacionados