Alertan que se viene el primer incumplimiento con el FMI: costo de la energía dinamita la meta fiscal

El acuerdo fija una meta de déficit fiscal primario en 2022 de 2,5% del PBI, pero consultoras prevén un rojo mayor y hablan de un "waiver" ante el FMI
Por Mirta Fernández
25/03/2022 - 07,00hs
Alertan que se viene el primer incumplimiento con el FMI: costo de la energía dinamita la meta fiscal

El impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania conspira contra el cumplimiento de la meta de reducción del déficit fiscal primario a 2,5% del PBI prevista para este año en el acuerdo con el FMI, y algunas consultoras ya calculan un rojo algo superior a esa pauta.

Es que el conflicto bélico desencadenó una fuerte suba en el precio internacional de la energía lo que a su vez implica un fuerte aumento en el costo de las importaciones de ese rubro.

Ese incremento en el valor de las importaciones dificulta el cumplimiento al que se comprometió el gobierno con el FMI de bajar el nivel de gasto en subsidios energéticos, una cuestión central para el objetivo de reducir el rojo fiscal.

El recorte en subsidios energéticos es un tema por el cual el FMI venía presionando, y el consenso de los analistas, previo al inicio de la guerra, ya era que el ajuste de tarifas en luz y gas del 20% anunciado por el gobierno para la mayoría de la población era insuficiente para achicar sustancialmente el nivel de subvenciones.

Deterioro fiscal preocupante

Al mal dato de inflación de febrero se sumó otra cifra preocupante conocida esta semana: las cuentas del sector público nacional registraron ese mes un déficit fiscal primario -antes del pago de la deuda- de $76.283,5 millones, lo que representa un alza de 306% respecto a igual mes de 2021.

"Con una inflación acumulada en los últimos doce meses de 52,3%, la suba del desequilibrio en términos reales es de 167%", indicó un análisis de PPI que destacó que "el resultado primario acumulado de febrero desilusionó, ya que no sólo fue el peor de la administración de Alberto Fernández, sino que es el peor desde 2016".

El déficit fiscal en febrero alcanzó a 0,1% del PBI, y en primer bimestre suma 0,13% del PBI
El déficit fiscal en febrero alcanzó a 0,1% del PBI, y en primer bimestre suma 0,13% del PBI

El resultado negativo es producto de un alza en los ingresos totales de 61,5% interanual, frente a un aumento del gasto de 70% interanual.

En la consultora ACM precisaron que los ingresos en términos reales (descontando la inflación) subieron 6% mientras que las erogaciones primarias se expandieron 11,6%.

Así, el desequilibrio fiscal primario en el primer bimestre del año sumó $92.281,5 millones lo que representa un 0,13% del PBI. En ACM señalaron que ese rojo significa "un empeoramiento respecto al superávit de 0,01% del PBI" verificado en igual lapso de 2021.

Frente a estos números del primer bimestre, Eugenio Marí economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso advirtió que "el cumplimiento de la meta de déficit primario es algo que se vuelve cada vez más desafiante" dado que por "la suba de tarifas y el efecto del alza de precios internacionales por el conflicto bélico, el gasto en subsidios económicos subirá".

"Todo se ha planteado en un esquema de recuperación de la inversión pública y expansión real del gasto. Pocas señales fiscales para pensar que se cumplirá la meta", juzgó.

En PPI detallaron que "la meta fiscal del acuerdo con el FMI que está en pesos, para el primer trimestre es de $222.300 millones (equivalente a 0,32% del PBI), por lo que el desequilibrio primario de marzo no podría excederse de $129.300 millones".

En ese marco, en Facimex Valores afirmaron que "hacia delante, será clave frenar el deterioro fiscal y ganar margen de cara a las metas del segundo semestre de 2021, que serán más desafiantes porque demandarán una baja del déficit".

El gasto primario se aceleró durante febrero impulsado entre otros factores por los subsidios energéticos
El gasto primario se aceleró durante febrero impulsado entre otros factores por los subsidios energéticos

Gasto creciente en subsidios energéticos

Un informe de LCG remarcó que en febrero "el gasto en subsidios aumentó 17% anual real, y 28% en el caso de los subsidios destinados a energía" lo que "implica prácticamente duplicar los pagos nominales respecto a un año atrás".

El acuerdo con el FMI contempla reducir el déficit fiscal primario desde el 3% del PBI registrado en 2021 a un nivel de 2,5% del PBI en 2022. Y como meta indicativa prevé que los subsidios a la energía bajen 0,6% del PBI, lo que significaría que pasen del 2,3% del PBI de 2021 a 1,7% este año.

En ACM puntualizaron que los subsidios a la energía en el primer bimestre del año totalizan $196.721,5 millones (0,2% del PBI) lo que refleja un aumento frente igual lapso de 2021 cuando alcanzaban a 0,16% del PBI.

"Esta evolución no parece ser consistente con la intención expresada hacia el FMI. La situación internacional con fuertes presiones sobre los precios energéticos deteriora las perspectivas en este frente", señalaron.

Un informe de Delphos Investment proyecta que en 2022 "los subsidios económicos crecerían hasta 0,2% del PBI por una combinación de mayores precios de la energía importada (GNL., gas importado a Bolivia, gas oil y fuel oil), aceleración de la depreciaiación del tipo de cambio oficial, y una suba de tarifas energéticas moderada que hará efecto sobre todo a partir del segundo semestre".

Por la suba en el precio internacional de la energía, los analistas no ven factible reducir los subsidios energéticos este año en 0,6% del PBI
Por la suba en el precio internacional de la energía, los analistas no ven factible reducir los subsidios energéticos este año 

¿Podrá cumplirse la meta fiscal este año?

Una vez que el directorio del FMI apruebe formalmente el nuevo programa lo que se espera que suceda este viernes 25 de marzo, la atención se centrará en la revisiones trimestrales para evaluar el cumplimiento de las metas pactadas y se concreten los desembolsos

En ese sentido, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go destacó a iProfesional que "el acuerdo va a nacer con un waiver, un pedido de perdón, porque si sigue la guerra y los precios energéticos complicados hay que ver si logran cumplir las metas, en especial la fiscal".

El economista vinculó un eventual incumplimiento de la meta fiscal "con la compra de combustibles que se duplica con respecto al año pasado".

Menescaldi concedió que tal vez el impacto de la guerra sea "neutro" en la balanza de pagos -como aseveró el ministro de Economía Martín Guzmán quien prevé que el shock en el precio de la energía será compensado por la suba de las commodities agropecuarias- pero resaltó que "en lo fiscal hay que pagar u$s 5.000 millones más".

En PPI consideraron que "la brecha de gastos primarios creciendo por encima de los ingresos siembra dudas sobre el cumplimiento de la meta fiscal".

Por su parte, LCG esgrimió que la meta fiscal plasmada en el acuerdo con el FMI "luce más desafiante que un mes atrás, antes que el contexto internacional cambiara a partir de la guerra"..

"Ahora, con precios de la energía sensiblemente más elevados, la demanda de gasto por subsidios será mayor aún cuando el gobierno avance en un aumento de tarifas por encima de lo que inicialmente pretendía el ala más dura de la coalición", fundamentó.

Según estimó, "a los nuevos precios las importaciones de combustibles (en buena parte realizadas por el Estado) crecerán en u$s 5.000 millones (0,8% PBI)".

Federico Moll, director de Ecolatina, evaluó que la meta de déficit fiscal acordada con el FMI "no es irreal, la aceleración inflacionaria licuaría parte importante del gasto y eso da cierto alivio".

"La clave va a ser el gasto en subsidios, lo cual dependerá del precio internacional y, en menor medida dados los escasos márgenes, de la producción local. Si bien la guerra puede ser neutra en relación al comercio exterior, para las cuentas públicas es probable que tenga un impacto negativo", auguró.

Para el director de Analytica, Claudio Caprarulo, "la meta se puede cumplir porque es menos condicionante que en otros acuerdos del FMI, pero no va a ser sencillo en tanto y cuanto el gobierno plantea que no va a reducir el gasto, ya que con crecer no alcanza".

"En términos fiscales, la consecuencia de la guerra vuelve imposible la reducción objetivo de 0,6% del PB en subsidios energéticos, y con el esquema de tarifas propuesto se mantiene constante esa partida", señaló.

En Quantum Finanzas estiman que el déficit fiscal en 2022 será de 2,9% del PBI, un desvío de 0,5% en la meta pactada con el FMI
En Quantum Finanzas estiman que déficit fiscal en 2022 será de 2,9% del PBI, un desvío de 0,5% de la meta con el FMI

¿De cuánto podría ser el desvío de la meta fiscal?

En Eco Go también vislumbran que en el actual contexto "la capacidad para reducir 0,6% del PBI la cuenta no luce viable y aún con una inflación más alta ayudando a limitar el gasto en jubilaciones indexadas al pasado, difícilmente se logre alcanzar la meta de 2,5% de déficit primario".

"Los nuevos costos no solo no generan la caída prevista en los subsidios sino que aumentan en casi 0,4% del PBI adicional, de ahí la dificultad de cumplir la meta"..

Según su visión, "el cumplimiento de la revisión del primer trimestre en junio luce factible, aunque la de septiembre (con datos del segundo trimestre) entra en cuestionamiento a partir del salto en los precios de los commodities".

Así, Eco Go proyecta que "el déficit primario tomando un precio del petróleo Brent en u$s100 el barrill y uno de GNL en u$s33 el millón de BTU ascenderá a 2,9% del PBI" en 2022.

De igual diagnóstico, un informe de Quantum Finanzas especificó que "la meta del resultado fiscal primario, que se fija en pesos corrientes, es un déficit total en 2022 de $ 1.758.600 millones (2,5% del PBI), y alertó que "si se prolongan en el tiempo las condiciones internacionales actuales se complicará el cumplimiento" de la misma.

En ese marco, la consultora estimó que para lograr la reducción de subsidios prevista en el acuerdo con el FMI "el aumento promedio de las tarifas de electricidad, gas y transporte debería superar el 75% nominal",

A la vez, calculó que "el mayor costo de importación de energía representaría gastos adicionales por 1,1% del PBI ($773.000 millones).

Ante este panorama, en Quantum también proyectan que el déficit primario sería superior lo a lo previsto en $388.700 millones lo que equivale a un rojo de 2.9% del PBI, o sea un desvío de 0,5% de la meta.

Lorenzo Sigaut Gravina, economista de Equilibra, concordó que en materia de meta fiscal "lo más complejo es el tema de los subsidios energéticos que lejos de caer los vemos creciendo en 0,5 puntos del PBI por el shock en los precios internacionales" generado por la guerra.

"Por eso estamos viendo un desvío de la meta, y que el déficit fiscal primario este año sea de 2,8% o 2,9% del PBI, el número final depende en buena medida de cuánto dure la guerra, y cuánto se extienda esta situación compleja de suba de precios en la energía y alimentos, si esto no se regulariza pronto, mayor el riesgo", explicó.