Plazo fijo UVA: por qué pierde atractivo pese a que la inflación es alta

Para sorpresa de analistas, la escalada inflacionaria no generó un boom en los plazos fijos UVA, cuya renta ajusta por el avance de precios de la economía
Por Mariano Jaimovich
12/09/2022 - 18,00hs
Plazo fijo UVA: por qué pierde atractivo pese a que la inflación es alta

Los niveles de inflación por encima del 6% mensual, que superan a la tasa de interés que pagan los plazos fijos tradicionales de 5,79% en el mismo período, no se están reflejando de forma notoria en la demanda de las colocaciones UVA, que son las que ajustan y pagan una renta en base a los precios de la economía. Un hecho que refleja que para los ahorristas existen otras cuestiones que están influyendo más antes de invertir su dinero.

Es que si bien han ganado la preferencia de los ahorristas y, en consecuencia, su participación dentro del stock de plazos fijos en pesos del sector privado ha aumentado, su participación en el total es aún reducido.

De hecho, en julio pasado alcanzaron un registro máximo de incremento de 7% dentro de todos los montos colocados por los ahorristas y empresas.

Incluso, de acuerdo a un informe de la consultora LCG, en los plazos fijos "se observó un cambio de dinámica", donde las colocaciones ajustables por UVA (Unidades de Valor Adquisitivo) tuvieron en agosto una contracción de 5,1% en relación a julio. Así, "es la primera caída en lo que va del año" que sufren este tipo de depósitos.

"Se advierte que los plazos fijos UVA van alcanzando ´picos´ de participación en el stock, donde subieron 5% en 2020, 6% en 2021 y 7% en 2022, pero que distan de convalidar una euforia por este tipo de colocaciones. Es más, se advierte la existencia de mesetas en los que se registra una pérdida relativa de la operatoria frente a los plazos fijos tradicionales, situación que con el tiempo vuelve a dinamizarse", dice a iProfesional Andrés Méndez, director de AMF Economía.

Ahorristas miran de reojo a los plazos fijos UVA

Por lo corroborado en los porcentajes que se han incrementado los volúmenes de pesos operados en los plazos fijos UVA, se observa que no ganan importancia en un período de alta inflación.

La participación de los plazos fijos UVA fue aumentanto en los últimos meses y escalaron al 7%
La participación de los plazos fijos UVA fue aumentando en los últimos meses y ya escaló al 7%.

Uno de los principales motivos que explican entre los expertos este crecimiento acotado de las constituciones UVA, se refiere al requisito de encaje de fondos que presentan, debido a que tienen un período de colocación mínimo de 90 días.

"En primera instancia, las tenencias de pesos en general, y la de los plazos fijos en particular, son de cortísimo plazo en cuentas corrientes y cajas de ahorros. Es que casi 85 de cada 100 pesos colocados a plazo son realizados a períodos inferiores a los 60 días", justifica Méndez.

Incluso, tampoco incidió la posibilidad de arrepentimiento y de salida anticipada que permite la opción de plazo fijo UVA precancelable, que brinda la opción de retirar el dinero después de los 30 días de la constitución, pero a cambio de una renta inferior, que en este caso es de 65,5% anual. Un porcentaje que es menor al que ofrece un depósito tradicional, situado en 69,5% anual.

"A pesar del botón de arrepentimiento que permite precancelar el plazo fijo UVA, el ´largo plazo´ no constituye un aliciente para la operatoria. Precisamente, un comportamiento que se advierte es hacia una creciente concentración de las colocaciones en los plazos más cortos. En concreto, entre enero y agosto ello aumentó 3 puntos porcentuales", detalla Méndez.

Al respecto, este analista justifica que "queda claro que los pesos funcionan como dinero transaccional y, por lo tanto, inmovilizar fondos en pesos constituye una conducta que no se inscribe en esta tendencia. Entonces, los plazos fijos no abandonan el rol transaccional y se colocan de forma prioritaria en los períodos más cortos posibles".

En resumen, para Méndez, el argumento que los plazos fijos no pueden escapar del carácter transaccional del peso, "se sobrepone a la ganancia de rendimientos que está aportando el plazo fijo UVA sobre el tradicional, debido a que tras un virtual empate en 2020, en 2021 y durante el corriente año fue un claro dominador".

El rendimiento de los plazos fijos UVA en todo el 2022 le gana por lejos al que tiene en el mismo período la opción tradicional.
El rendimiento de los plazos fijos UVA en todo el 2022 le gana por lejos al que tiene en el mismo período la opción tradicional.

Ganancia plazo fijo UVA vs. plazo fijo tradicional

En cifras, los plazos fijos UVA están ofreciendo una muy buena renta a los ahorristas, tanto en términos relativos como absolutos, algo que no se concreta en una masiva preferencia por ellos desde quienes ahorran en pesos.

En cuanto a la comparación entre las colocaciones que ajustan por inflación y aquellas que brindan una tasa de interés fija, se observa que entre enero y agosto de este año las tradicionales brindan un acumulado de 34,5%, mientras que el plazo fijo UVA acumula una renta de 49% en el mismo período.

"En este contexto, cabe preguntarse sobre el futuro de los plazos fijos. Por un lado, aunque tardíamente, se advierte un mayor realísimo del Banco Central en materia de tasas de interés, algo que fue efectivo en 2020 pero tendió a desfasarse en 2021 y parte de este año", reflexiona Méndez.

Por eso, frente a un proceso inflacionario que se ha ido espiralizando, este analista sostiene que más que interesar el futuro desempeño de las UVA, "importa la posibilidad de fidelizar a los tenedores del clásico plazo fijo a 30 días a tasa fija".

Este razonamiento, se sostiene, según su opinión, en la reticencia de los ahorristas a "salir" de los clásicos 30 días de plazo.

Plazo fijo UVA, desafíos para poder crecer

En concreto, las distintas ventajas significativas que tuvieron los plazos fijos UVA desde 2021 hasta la fecha, no se reflejaron en una "explosión" en la intención de los ahorristas en volcarse a ellos. Por lo tanto, el gran interrogante que se realizan varios analistas es qué factores pueden incidir para incentivar a la gente a volcarse por este instrumento.

Si bien los plazos fijos UVA ofrecen desde hace dos años un rendimiento, mes a mes, mayor a los tradicionales, los ahorristas son conservadores con colocaciones a menos de 60 días.
Si bien los plazos fijos UVA ofrecen desde hace dos años un rendimiento, mes a mes, mayor a los tradicionales, los ahorristas buscan estos últimos.

De esta manera, entran a jugar diversos factores, ya que "si la espiralización del proceso inflacionario tendiera a detenerse, el plazo fijo UVA sería ganador en primera instancia, por el rezago de 45 días que tiene desde que se realiza la colocación, pero a posteriori luciría mejor la colocación tradicional", detalla Méndez.

En cambio, si la inflación continúa buscando escalones ascendentes, "aquí las chances juegan a favor del UVA, aunque, como se advirtió, las ganancias de participación pueden resultar marginales. Algo que se vio en la experiencia de los últimos años", acota este analista.

Al analizar a estos instrumentos desde los rendimientos, la coyuntura económica puede inclinar la balanza para el UVA o para el tradicional.

"Sin embargo, la idiosincrasia de los tenedores de pesos juega a favor del plazo fijo tradicional, hacia las colocaciones a los períodos más breves posibles. Por eso, en este aspecto, es imbatible", afirma Méndez.

Y finaliza: "Si en los últimos dos años, a pesar que mes a mes los ahorristas que constituyeron plazos fijos tradicionales obtuvieron rendimientos negativos, la opción UVA sólo ganó 2 puntos porcentuales en la participación, hasta ubicarse en el 7% del stock de depósitos a plazo privados".

En conclusión, el plazo fijo tradicional, por su duración a 30 días, le brinda a los ahorristas más "seguridad" y posibilidad de escapatoria anticipada ante un hecho disruptivo.

Temas relacionados