El mejor plazo fijo para invertir: ¿te conviene uno tradicional o UVA tras la suba de tasas?

El plazo fijo tradicional paga más tasa, mientras crece la inercia inflacionaria que ajusta la colocación UVA. Cuál es la mejor opción actual para ahorrar
Por Mariano Jaimovich
24/09/2022 - 08,10hs
El mejor plazo fijo para invertir: ¿te conviene uno tradicional o UVA tras la suba de tasas?

Con la intención de seducir a los ahorristas, el Gobierno subió la tasa de interés que pagan las colocaciones bancarias, en un marco donde la inflación muestra datos cada vez más altos. Por lo que el debate que se abre entre los inversores es saber si ahora es mejor realizar un plazo fijo tradicional o si es preferible constituir un plazo fijo UVA, que es el que ajusta por los precios de la economía.

Cabe recordar que, a mediados de septiembre, el Banco Central subió la renta de los depósitos tradicionales 5,5 puntos porcentuales hasta el actual 75% anual (TNA), cuyo período de encaje mínimo es de 30 días.

Por lo tanto, los plazos fijos tradicionales otorgan un beneficio de 6,25% por mes.

En tanto, las colocaciones UVA brindan un rendimiento similar a la inflación registrada a partir de los 45 días previos, y la permanencia mínima para obtener esa ganancia es de 90 días.

En este sentido, el alza de precios registrada en julio fue de 7,4% y en agosto fue del 7%. Y según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), efectuado por el BCRA, para septiembre se espera, como piso, una inflación del 6% y para octubre se aguarda 5,7%.

Bajo este escenario, para los analistas el plazo fijo tradicional empieza a ganar terreno, aunque todo dependerá de la marcha de los precios de la economía para los próximos meses.

Los rendimientos mensuales proyectados de los plazos fijos tradicionales y UVA varían
Los rendimientos proyectados para los plazos fijos tradicionales y UVA varían de "ganador" mes a mes.

Plazo fijo tradicional vs plazo fijo UVA

Con el nuevo aumento de los rendimientos de los depósitos a tasa fija, los ahorristas se preguntan ahora si es más redituable colocar su dinero en un plazo fijo tradicional a 30 días o si es mejor volcarse a una colocación ajustable por UVA.

"El rendimiento de una constitución se eleva a 6,37% mensual para los meses de 31 días, como octubre y diciembre. En este contexto, los datos de septiembre son contundentes sobre las ventajas del plazo fijo UVA, dado que su rendimiento de 7,08% en el mes superará con cierta holgura a la nueva tasa mínima", grafica a iProfesional Andrés Méndez, director de AMF Economía.

De hecho, los inversores que colocaron un plazo fijo tradicional antes de mediados de septiembre, recibirán la tasa mensual previa de 5,79%. Y aquellos que lo hayan constituido luego, ganarán 6,25%.

El interrogante que se plantea este analista es qué sucederá el mes que viene, sobre todo si se confirman las expectativas de mercado de una reducción de la inflación.

"El panorama resultará diferente a partir de octubre si se concretan las expectativas sobre una suave desaceleración de los elevados niveles inflacionarios registrados en julio y agosto pasados. Bajo este supuesto, el plazo fijo UVA aportaría una renta de ´sólo´ 6% en diciembre próximo. Incluso, desde octubre ya podría rondar el 7% mensual, y luego, a partir de noviembre, comenzaría a caer", resume Méndez.

Cuál es el mejor plazo fijo para los próximos meses

Para aquellos ahorristas que tengan en sus planes realizar un depósito en octubre para generar una renta en el último trimestre del año, deberán saber que el resultado del ganador entre un plazo fijo UVA y un plazo fijo tradicional estará "peleado".

En los últimos tres meses del año
En los últimos tres meses del año se calcula que tanto el plazo fijo tradicional como el plazo fijo UVA acumularán una ganancia similar de 20%.

"Octubre será para el plazo fijo UVA y diciembre para el tradicional, con un virtual empate en noviembre", proyecta Méndez como el marcador final de esta "pelea".

A la hora de conocer cuál de las dos opciones resultará ganadora en todo el último trimestre, para este analista, "prácticamente, habría que hablar de un empate, aunque por algunas décimas ganará el plazo fijo UVA sobre el tradicional".

Es decir, con una colocación que paga en base a la cotización de la UVA se obtendría una renta de 20,5% en todo el último trimestre del año, mientras que con un depósito a tasa fija se conseguiría 19,9% en el mismo período.

En consecuencia, el debate que se abre en base a este resultado es el tiempo que demanda inmovilizar los fondos en una colocación atada a la inflación, donde el dinero debe permanecer encajado durante 90 días para poder cobrar dicho rendimiento.

"La pregunta que subyace es si, dado el cortoplacismo del inversor doméstico, tiene sentido apostar a la inmovilidad por tres meses del plazo fijo UVA. O, en su defecto, la clásica renovación del tradicional a 30 días se tonifica a partir de este virtual empate, ya que ello fortalece este breve período exigido", se interroga Méndez.

Es necesario recordar que, si bien el plazo fijo UVA tiene un botón de arrepentimiento a partir de los 30 días para poder salir del mismo, en este caso su rendimiento es "penalizado" con una retribución mensual menor a la que brinda un plazo fijo tradicional. Es decir, si se precancela una colocación UVA se obtiene apenas 5,92% al mes (71% anual). En cambio, un plazo fijo regular otorga 6,25% mensual.

"De confirmarse estas previsiones, la reciente suba de rendimientos de los plazos fijos tradicionales recupera competitividad en esta última parte del año, tras haber perdido por ´goleada´ frente al plazo fijo UVA en lo que pasó de 2022. De hecho, un ahorrista que realizó una colocación tradicional cada 30 días desde inicios de 2022 al presente acumuló una pérdida relativa de 10% frente a quien, sucesivamente, fue renovando su constitución UVA cada 90 días", concluye Méndez.