Más artículos

Síntomas frecuentes

¿Cuáles son los síntomas primarios de la apendicitis que pueden ayudar a detectarla a tiempo?

¿Cuáles son los síntomas primarios de la apendicitis que pueden ayudar a detectarla a tiempo?
Si bien es una enfermedad inflamatoria que puede aparecer en cualquier momento, es importante conocer sus principales manifestaciones
14.10.2018 17.02hs Health & Tech

La apendicitis aguda es una enfermedad inflamatoria infecciosa del apéndice cecal, que, como su nombre lo indica, es un apéndice que tiene la parte inicial del intestino grueso, denominada ciego. Al ser una inflamación aguda, el dolor es de rápido inicio. Si uno siente molestias hace meses lo más probables es que no sea apendicitis.

Hasta el momento, las causas específicas no están claramente determinadas. Sin embargo, se cree que al ser una parte del intestino, el apéndice se tapa con materia fecal y se genera una inflamación producto del sobrecrecimiento de bacterias. El problema se presenta cuando la inflamación persiste en el tiempo, ya que puede generar una infección y la progresión de la misma llevar a una perforación del apéndice -cuadro conocido como peritonitis-.

A pesar de que no es posible prevenir la apendicitis al igual que otras enfermedades, es importante conocer cuál es su sintomatología. De este modo, será posible conocer con facilidad cuando se está ante un cuadro de apendicitis -tanto en forma personal como respecto de un tercero- y poder recurrir ante un médico lo antes posible.
En primer lugar, el paciente suele presentar náuseas, vómitos y molestias abdominales constantes, generalmente en la boca del estómago o en la parte alta del abdomen o boca del estómago.

A su vez, con el correr de las horas y el avance de la enfermedad el dolor se va localizando lentamente en la zona derecha baja del abdomen, llamada fosa ilíaca derecha. En ese momento comienza a ser más intenso, se mantienen las náuseas, los vómitos y se puede sumar fiebre. Allí es cuando el cuadro clínico es más claro y se puede sospechar la apendicitis.

Ante una apendicitis, el dolor no desaparece al igual que otras molestias, ya que los síntomas son distintos a los del típico malestar abdominal. El primer signo que debe llamar a atención del paciente es que luego de 12 horas no calma y continúa con similar intensidad.

En estos casos es conveniente consultar con un especialista en el corto plazo, debido a que si uno empieza a tomar algún analgésico para calmar el dolor el cuadro probablemente quede enmascarado y el diagnóstico resulte tardío.

En este sentido, cabe destacar que retrasar el diagnóstico es muy peligroso ya que la evolución de la apendicitis puede hacer que el cuadro evolucione negativamente y empeore.

Por último, es importante tener en cuenta que hay personas que se encuentran más expuestas a esta enfermedad que otras. Todos los jóvenes desde la edad pediátrica hasta los 20 años y los adultos a partir de los 70 años son las poblaciones que se consideran de riesgo en este caso. En las personas mayores el cuadro es más complejo de diagnosticar ya que tienen menos dolor y los síntomas son menos específicos.

Habitualmente, el tratamiento es quirúrgico, es decir, que se debe operar al paciente para extirpar el apéndice y que cesen sus molestias. Sin embargo, cada especialista determinará el tratamiento específico para el paciente en cuestión, por lo que es clave la consulta rápida.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar