Más artículos

¿Cuáles son las principales características de las personas hipersexuales?

Personas hipersexuales: características principales y síntomas comunes
La ninfomanía y la satiriasis, según el género de quien lo padezca, son dos trastornos que aparecen con frecuencia en personas de diversas edades
07.11.2018 15.27hs Health & Tech

La hipersexualidad, conocida como ninfomanía en el caso de las mujeres y satiriasis en el caso del hombre, se caracteriza por el deseo compulsivo de tener relaciones sexuales. De acuerdo a la Clínica de Sexualidad de Estados Unidos se considera una patología cuando el sexo domina los pensamientos de una persona y afecta otras áreas de su vida.

Los términos adicción sexual e hipersexualidad están bastante discutidos e incluso son rechazados por algunos autores. Dentro del ámbito científico, también se habla de deseo sexual aumentado. Sea cual fuera el término que la defina, este tipo de comportamiento afecta muchas personas, pero es mayoritariamente ocultada debido a la connotación cultural que conlleva.

Debido a esto, determinar el porcentaje de afectados resulta difícil de establecer, pero se calcula que podría alcanzar hasta un 10 por ciento de las personas, presentándose predominantemente en varones.

La adicción al sexo aumenta con el paso del tiempo y se manifiesta con una creciente actividad sexual. Es característico que la satisfacción obtenida vaya disminuyendo, al tiempo que la obsesión va interfiriendo en la vida normal de la persona: aparecen los problemas con la pareja, pero también puede terminar afectando y provocando conflictos económicos y profesionales. En estas personas, puede que si optan por alejarse de las prácticas sexuales sufra alternativamente episodios de ansiedad y depresión.

Las personas con deseos sexuales desmedidos, por otro lado, pueden aumentar la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual; si optan por las múltiples parejas sin protección.

Las causas de este trastorno son múltiples. Estas puede deberse en algunos casos a trastornos estructurales, que pueden, por ejemplo, afectar la glándula suprarrenal. Por otro lado, existen trastornos psicológicos y psiquiátricos que puede incluir este tipo de trastornos y comportamientos. Por último, existen fármacos utilizados para diferentes patologías que pueden generar hipersexualidad.

Mas allá de que existen distintas definiciones sobre esta enfermedad y los especialistas presentan diferentes consideraciones para establecer los criterios, las siguientes son algunas puntos a considerar.

Deseo sexual insaciable e intenso

- Gusto excesivo por la pornografía

- Manía por la masturbación

- Sexo como escape

- Dificultad para alcanzar el clímax

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas