Más artículos

Sol, quemaduras y lunares: todo lo que debés saber para evitar los riesgos de padecer enfermedades de la piel

Todo lo que debés saber para evitar los riesgos de padecer enfermedades de la piel
Con la llegada del verano, es más frecuente comenzar a exponerse a los rayos solares, lo cual puede ser perjudicial si se hace sin protección
17.11.2018 00.10hs Health & Tech

Hace algunos días empezaron los días de calor más intenso, donde las temperaturas son más elevadas durante todo el día y el sol se siente más fuerte en la piel. Las escapadas de fines de semana y los días de campo y pileta al aire libre están a la orden del día. La mayoría de las personas busca broncearse, ya que es uno de los elementos que se incluyen dentro del estándar de belleza para “llegar bien al verano”.

En este contexto es esencial considerar la importancia que tiene el cuidado de la piel, dado que su exposición a los rayos solares y al aire libre en sí mismo pueden deteriorarla.

En primer lugar, es clave tener en cuenta que “la exposición solar es acumulativa a lo largo de toda la vida”, explica el Dr. Luis Sevinsky, médico dermatólogo del staff de Medicus. Esto implica por un lado que el cuidado y la prevención de enfermedades se tienen que dar durante toda la vida de una persona y, por otro, que todos los daños que se produzcan en cualquier momento se suman entre sí y pueden desencadenar una patología mayor.

Respecto del bronceado puntualmente, el especialista indica que, “al contrario de lo que se piensa popularmente, no es signo de salud, incluso puede indicar daño en la piel”. Es por eso que se recomienda evitar la exposición excesiva al sol, aún en pieles oscuras cuyo color vira al bronceado y no al colorado, como sucede en las personas más blancas.
Una de las claves para el cuidado de la piel -que muchas personas desconocen- es evitar las quemaduras solares en general y, puntualmente, durante los primeros 18 años de vida. Así, “se disminuye en un 80% el riesgo de cáncer de piel y del fotoenvejecimiento”, aclara el experto en dermatología.

Además, resulta esencial el uso de pantallas solares antes de exponerse al sol -se aconseja que sean FPS >30 o mayores-, que a su vez se aconseja que sea fuera de los horarios de riesgo -de 11 a 16 hs-.

Lunares, ¿cómo cuidarlos?

El control de los lunares presentes en todo el cuerpo es uno de los puntos clave para prevenir el desarrollo de enfermedades de la piel. “El método más eficaz y cómodo es el autoexamen periódico de los lunares por parte del mismo paciente o un familiar cercano”, indica el Dr. Sevinsky. Consiste en ponerse frente al espejo, con el cuerpo desnudo, y observarse en forma detenida y ordenada todos los lunares del cuerpo; este tipo de control se puede realizar una vez cada dos o tres meses.

Para poder hacer el examen correctamente, la persona debe estar informada respecto de cuáles son las señales que deben alertarla para concurrir a un especialista. Las modificaciones que pueden sufrir los lunares a lo largo del tiempo no siempre son perjudiciales, pero hay parámetros generales que indican mayor peligro y la necesidad de consulta a un especialista. “Las asimetrías, los bordes irregulares y el color desigual son tres de los signos clave para detectar un lunar patológico”, explica el especialista de Medicus. Al mismo tiempo, agrega que “el diámetro mayor a 6 mm, el crecimiento rápido y la elevación por sobre el nivel de la piel, también son parámetros de alerta”. Por último, si algún lunar pica, arde o duele es esencial recurrir a la ayuda profesional para analizar el problema en profundidad.

¿Para qué se debe ir al dermatólogo?

Además de la consulta puntual cuando se detecta un problema, muchas veces es necesario hacer una visita al médico especialista por otros motivos. “Obtener información sobre los cuidados preventivos frente al sol, asesorarse acerca del tipo de pantalla solar que requiere la propia piel, y el control y evaluación del daño solar, son algunas de las principales consultas que se hacen al dermatólogo”, especifica el Dr. Sevinsky.

¿Cómo se cuida a los más chicos?

Los niños pequeños deben mantenerse fuera del sol, sobre todo en las horas de mayor riesgo. Al igual que en adultos, es importante el uso de bloqueadores solares al momento de exposición al sol.
Por último, es clave “educar a los niños y jóvenes para convivir con el sol, ya que los más chicos aprenden a imitar las actitudes y comportamiento de sus padres”, explica el especialista de Medicus.

MEDICUS TE INVITA: Seminario relacionado a los cuidados de la piel en la época de verano, a cargo del Dr. Luis Sevinsky, médico dermatólogo. Miércoles 21 de noviembre, 18 hs. Auditorio del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT). Larrea 955, CABA.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas