Más artículos

Algunas formas de ejercicio prevendrían enfermedades degenerativas

Algunas formas de ejercicio prevendrían enfermedades degenerativas
Las actividades como nadar, correr o pedalear podrían ralentizar el envejecimiento celular, pero no así el entrenamiento de fuerza
25.01.2019 16.07hs Health & Tech

El envejecimiento celular es un proceso natural que le sucede a todas las personas. Si bien, en sí mismo, no constituye un problema porque es parte del envejecimiento general de la persona, es importante saber cómo evitar que se acelere. Existen algunas conductas o actividades que pueden contribuir a que las células envejezcan más rápido de lo regular, lo cual puede ser extremadamente perjudicial para el bienestar de la persona en un futuro.

Por otro lado, también hay diversas investigaciones que han tratado de encontrar formas de ralentizar ese proceso de envejecimiento, lo cual podría permitir una mejor llegada a la madurez etaria y, a su vez, la prevención de patologías relacionadas al envejecimiento de las células.

Hace pocos meses se publicó una investigación que habría encontrado, al menos en un primer acercamiento al tema, una posible forma de revertir el envejecimiento celular. De acuerdo a los hallazgos del estudio, el ejercicio de resistencia aeróbica, como correr, nadar o pedalear, por ejemplo, podría ralentizar el envejecimiento celular. Sin embargo, es importante destacar este aspecto: solamente el ejercicio que responda a esas características tendrá este efecto sobre el organismo, pero no así el entrenamiento de fuerza.
según un reciente estudio que ha observado cómo los distintos tipos de ejercicio afectaban a la longitud de los telómeros -una secuencia especial de ADN, situada en los extremos de los cromosomas, que se acortan con cada división celular-.

Publicada en la revista conocida como European Heart Journal, la investigación se llevó adelante con 124 participantes, jóvenes sanos e inactivos. Todos fueron asignados al azar a seis meses de entrenamiento de resistencia aeróbica -correr durante sesiones largas-, de entrenamiento en intervalos de alta intensidad -correr a alta intensidad alternando con correr más lentamente-, de entrenamiento de fuerza -con peso- o a ningún cambio en la actividad -grupo de control-.

Los especialistas a cargo del estudio evaluaron la longitud y actividad de algunas partes del ADN de los participantes al inicio del estudio y 2-7 días después de la sesión final de ejercicio.

En comparación con el inicio del estudio y con el grupo control, en los voluntarios que realizaron el entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad, la actividad y longitud de los telómeros aumentaron entre dos y tres veces. Esto es muy importante para el envejecimiento celular, la capacidad de regeneración y, en consecuencia, para un envejecimiento sano.

Según los autores, el entrenamiento de resistencia aeróbica y de alta intensidad podría aumentar la longitud de algunas partes del ADN de las personas al afectar los niveles de óxido nítrico en los vasos sanguíneos, lo que produce cambios en las células.

Los propios investigadores señalan, en un apartado dentro del artículo, cuáles son las limitaciones del estudio. Allí indican que si bien la muestra es pequeña en comparación con otros estudios cardiovasculares, es la más grande en este campo específico. Además, es importante tener en cuenta que las actividades de los participantes en su día a día no estaban controladas, por lo que podrían haber afectado mínimamente los resultados sin que los investigadores lo supieran.

Es por eso que, en la conclusión, aclaran que son necesarios estudios de mayor profundidad y envergadura para conocer más sobre los efectos del ejercicio en el envejecimiento celular.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech