Más artículos

¿Querés dejar de fumar?: una nueva estrategia podría ayudarte

¿Querés dejar de fumar?: una nueva estrategia podría ayudarte
Un estudio publicado recientemente indica que la mayoría de las personas que dejan este hábito suelen volver a hacerlo a los pocos días
13.03.2019 17.24hs Health & Tech

Dejar de fumar es uno de los desafíos más difíciles para quienes han alimentado esta adicción durante años. Aunque suene algo fuerte la palabra, la realidad es que actualmente no quedan dudas de que el cigarrillo genera una potente adicción, al igual que sucede con las drogas o el alcohol, que provoca deterioros constantes en la salud de la persona y, además, dificulta la posibilidad de dejarla.

La principal responsable del desarrollo de esta patología es la nicotina, uno de los componentes centrales del tabaco. La reincidencia de los ex fumadores suele ser alta, dado que esta sustancia provoca una dependencia muy fuerte. Así, es frecuente que transcurridos los primeros días o incluso la primera semana sin fumar, la persona sienta ganas de hacerlo nuevamente y recaiga en ese hábito altamente perjudicial. Más allá de la adicción en sí misma, es importante destacar que dejar de fumar provoca una serie de trastornos adicionales, entre los que se destacan alteraciones cognitivas como déficits de atención y los problemas de memoria. Algunos especialistas estiman que la aparición de este tipo de afecciones puede incidir en que la persona vuelva a fumar, ya que se da cuenta de que dejar el cigarrillo le ha desencadenado otros problemas.

Es por eso que un grupo de científicos ha comenzado a estudiar cuál es la mejor forma de revertir las alteraciones cognitivas que aparecen como consecuencia de haber dejado de fumar. Así, es posible que quienes se encuentran en este difícil proceso puedan comenzar un tratamiento y evitar la reincidencia.

Un equipo de investigadores ha demostrado en ratones que el tratamiento con antiinflamatorios puede revertir los déficits en la atención y los problemas de memoria. Según se indica en la publicación, diversos estudios sugieren que estas alteraciones cognitivas participan en la recaída al consumo de tabaco que se produce en los primeros días tras el intento de dejar de fumar.

La investigación ha demostrado que los déficits cognitivos se asocian a un proceso inflamatorio en áreas cerebrales clave en la regulación de la memoria, como el hipocampo y la corteza cerebral. Concretamente, se observó una activación de la microglía -un tipo de célula del sistema nervioso- y un incremento en la expresión de citocinas -una proteína que regula las funciones de otras células- en estas áreas cerebrales.

El tratamiento al que sometieron a los animales de laboratorio fue realizado con dos tipos de antiinflamatorios; uno de ellos derivado del cannabis, conocido como cannabidiol, y otro de ellos del mismo grupo del ibuprofeno y el paracetamol, la indometacina.

Finalizado el tratamiento, la terapia revirtió las alteraciones cognitivas de la abstinencia a la nicotina en roedores, así como los marcadores inflamatorios asociados a ella.
En conclusión, es posible afirmar que el tratamiento con este tipo de fármacos podría ser altamente beneficioso para quienes quieren dejar de fumar y no reincidir en el hábito. De todos modos, ante la necesidad de tomar algún tipo de medicamento, siempre es importante la opinión de un especialista.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter:
Te puede interesar
Zoom Recomendadas