Más artículos

¿Tomás suplementos vitamínicos?: conocé qué postura tienen los expertos

¿Tomás suplementos vitamínicos?: conocé qué postura tienen los expertos
Muchas personas consumen este tipo de productos con la convicción de que es un hábito saludable, aunque no siempre bajo el control de un especialista
21.04.2019 04.32hs Health & Tech

Las vitaminas y los minerales son importantes para mantener un organismo saludable. Cada uno cumple una función determinada dentro del cuerpo. En general, una dieta balanceada, por lo general, ofrece las vitaminas y los minerales que se necesitan a diario para que el cuerpo alcance un estado de bienestar.

Es cierto que cuando no se consumen en la cantidad y proporciones adecuadas el cuerpo siente las consecuencias, ya que en general este tipo de déficits produce cansancio, debilidad, somnolencia, entre otros síntomas.

En la mayoría de los casos, los déficit vitamínicos se producen porque la persona no se alimenta de manera adecuada y, por el contrario, tiene una dieta insuficiente. En este sentido, es importante tener en cuenta que esto no siempre está relacionado con la delgadez excesiva o con problemas socioeconómicos, es decir, hay patologías como la obesidad en las que la persona puede estar desnutrida.

Por otro lado, hay pacientes que tienen algún tipo de trastorno que les impide absorber correctamente algún tipo de nutriente, ya sean vitaminas, minerales o incluso proteínas.
En muchos casos de estas características es probable que los pacientes deban tomar suplementos para suplir esa demanda del cuerpo.

Sin embargo, este tipo de tratamiento apunta solo a un grupo de personas, es decir, no es para cualquiera que tenga ganas de tomarlo únicamente porque considera que lo necesita. Actualmente, hay una tendencia creciente en la población a tomarlos en forma de tabletas o pastillas sin ningún tipo de supervisión médica; en general, quienes lo hacen creen que de esa forma estarán más saludables y estarán mejor protegidos contra enfermedades.

Es importante destacar que un grupo de investigadores de la University of Eastern Finland (Itä-Suomen yliopisto), en Finlandia, y la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos, encontró que el uso de multivitaminas y suplementos de vitaminas y minerales puede estar asociado a un mayor riesgo de muerte prematura, específicamente entre las mujeres de edad postmenopáusica.

Los resultados del estudio se incluyeron en un informe reciente publicado en la revista profesional Archives of Internal Medicine.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo analizó los datos de más de 39 mil mujeres a quienes rastrearon durante un promedio de 19 años. Las mujeres tenían 62 años en la fecha de comienzo del estudio y pertenecían todas al mismo grupo étnico (blancas). Al mismo tiempo, se controlaron otros factores, como edad, dieta, peso, hábitos como el cigarrillo y enfermedades preexistentes para aislar el impacto de las vitaminas y los minerales. El estudio analizó el efecto de vitaminas y minerales como hierro, zinc, cobre, calcio y magnesio, ácido fólico y vitamina B6.

Al comparar las tasas de mortalidad entre las mujeres que tomaron los suplementos y las que no los tomaron, encontraron que en quienes tomaban multivitaminas el riesgo de muerte prematura aumentó en un 2.4%. Cabe destacar que la mayor asociación con el riesgo de muerte anticipada se dio con el hierro, que es muy frecuentemente recetado para pacientes con anemia. Así, entre las mujeres que tomaron suplementos de hierro se detectó una posibilidad del 3.9% mayor de morir a edad más temprana que aquellas que no lo hacían.

En este punto, es importante hacer una salvedad. Esto no significa que a partir de ahora ninguna persona de tomar hierro a modo de suplemento si es que realmente lo necesita. Por el contrario, si su organismo lo requiere es fundamental que lo tome, pero siempre debe consumirse en la medida adecuada para cada persona y bajo supervisión médica.
El único suplemento que quedó fuera de la lista analizada es el calcio, que tiene como principal función mantener los huesos fuertes y evitar patologías como la osteoporosis. Según el estudio, en general se encuentra asociado a un menor riesgo de muerte, aunque si se toma en exceso puede provocar otros problemas, como cálculos renales, por ejemplo.

Las conclusiones alcanzadas por esta investigación resultan relevantes si se considera que, según los registros obtenidos, el uso de suplementos por la población se ha incrementado del 63%, cuando comenzó el estudio, al 85%, al finalizar el mismo.

Paralelamente, otro estudio que se hizo en el año 2009, que consideró a unas 161 mil mujeres postmenopáusicas, detectó que el uso de multivitaminas no elimina el riesgo de desarrollar cáncer ni de contraer problemas del corazón, y tampoco disminuyó la tasa de muerte.

Más allá de las conclusiones de esta investigación, es necesario tener en cuenta que hay situaciones puntuales en las que un especialista puede indicar la toma de algún tipo de suplemento. Las personas vegetarianas, por ejemplo, suelen requerir tratamientos con vitaminas, ya que no siempre ingieren la cantidad de nutrientes necesarios para mantenerse saludables. A las mujeres embarazadas, o aquellas que están planificando un embarazo, se les suele indicar la toma de ácido fólico para evitar defectos congénitos. Asimismo, a las mujeres premenopáusicas o en etapa de menopausia se les puede recomendar que tomen calcio y vitamina D para fortalecer sus huesos.

Sin embargo, en todos estos casos, y en cualquier otro por fuera de los mencionados, es necesario seguir el tratamiento bajo la supervisión de un profesional médico. De esta forma, el especialista podrá monitorear la salud general del paciente y determinará así, si es necesario continuar con el tratamiento, interrumpirlo o modificar algún aspecto.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas