LEÉ AHORA Sin misiles ni tanques, la guerra ahora es tecnológica: EE.UU. toma de rehén a Huawei y China contraataca Más información
Más artículos

¿Cuánto un tic es simplemente eso y cuándo responde a otro tipo de trastorno?

¿Cuánto un tic es simplemente eso y cuándo responde a otro tipo de trastorno?
Aunque no es una afección tan frecuente, hay muchas personas que, por diversos motivos, tienen tics motores o de expresión
22.04.2019 15.45hs Health & Tech

Parpadear constantemente, revolear los ojos, rascarse un mismo lugar reiteradamente, hacer un chasquido al hablar. Todos ejemplos de tics, tanto motores como de expresión.
Hay personas que padecen solo uno de ellos, aunque no por eso pasa desapercibido para los demás; también hay quienes tienen más de uno y su trastorno es mucho más notorio.

Los tics son espasmos, movimientos o sonidos repentinos que se hacen de manera repetitiva, sin motivo alguno y sin control sobre ellos. Es importante tener en cuenta que las personas que tienen cualquier tipo de tic suelen ser conscientes del mismo, aunque les es prácticamente imposible llegar a evitarlo.

Sin embargo, algo tan simple como un tic puede quedar allí o responder a una patología más severa. Así, el Manual de diagnóstico y estadística de los trastornos mentales (DSM-5, por sus siglas en inglés) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría indica que hay tres tipos de trastornos relacionados a los tics. En cada uno de ellos los tics aparecen como una expresión de la afección, aunque la patología de base es diferente.

Es importante tener en cuenta que los trastornos de tics se diferencian por el tipo de tic que está presente -motor o vocal, o una combinación de ambos- y por la duración de los síntomas.

Trastorno de Tourette -también llamado síndrome de Tourette-
Al igual que sucede con otras patologías, para que una persona sea diagnosticada con esta afección debe tener una serie de síntomas característicos. De esta forma, el especialista será capaz de detectar que el paciente padece este trastorno y podrá, según lo considere, indicar el tratamiento adecuado.

En primer lugar, la persona debe tener dos o más tics motores, como parpadear y encogerse de hombros, por ejemplo, acompañados de al menos un tic vocal, como aclararse la garganta, tararear o gritar una palabra o frase. Si bien es posible que no todos tengan lugar al mismo tiempo, se trata de una de las principales características de este síndrome, por lo que deben estar presentes en el paciente.

En segundo lugar, es necesario que los tics mencionados hayan estado presentes al menos durante un lapso de un año. Es importante tener en cuenta que la frecuencia de los episodios no está relacionada al diagnóstico, ya que hay pacientes que los manifiestan muchas veces al día, casi todos los días, o de vez en cuando.

Para que un médico pueda decir que el paciente padece Tourette la persona debe tener tics que hayan empezado antes de los 18 años, ya que se trata de un trastorno que se presenta en la infancia o adolescencia y no después.

Por último, es importante que los síntomas no se deban al consumo de medicamentos u otras drogas ni a otra afección (por ejemplo, convulsiones, enfermedad de Huntington o encefalitis posviral).

Trastorno de tic persistente -también llamado crónico- motor o vocal
Esta afección también manifiesta una serie de síntomas clave al momento del diagnóstico.

Las personas que padecen esta patología suelen tener uno o más tics motores o tics vocales. Sin embargo, nunca manifiestan tics de ambas clases, dado que si lo hicieran el diagnóstico sería diferente.

Además, para su detección también es importante que el paciente padezca tics que ocurran muchas veces al día casi todos los días o de vez en cuando por un periodo mayor a un año.

Asimismo, los tics deben haber aparecido antes de cumplidos los 18 años.
Los síntomas deben responder únicamente a esta afección, es decir, no deben aparecer o haber aparecido como consecuencia de otra enfermedad o del consumo de drogas o medicamentos.

Por último, aunque parezca una afirmación obvia, el paciente no debe haber recibido un diagnóstico de Síndrome de Tourette, ya que en ese caso la patología que lo aqueja es más profunda que el trastorno de tic persistente.

Trastorno de tic transitorio
Se trata del último de los trastornos relacionados a los tics, es decir, en los que los pacientes pueden presentar este tipo de síntoma.

Los criterios para su diagnóstico son similares a los de la afección mencionada anteriormente, aunque también tienen algunas pequeñas diferencias.

Tener uno o más tics motores o tics vocales, manifestar tics que hayan comenzado antes de los 18 años y que los síntomas no se deban al consumo de medicamentos, otras drogas u a otra afección que pueda desencadenar un tic, son los principales criterios de detección de este trastorno.

Sin embargo, este es el único caso en el que los síntomas no deben haber estado presentes en el paciente durante más de un año, ya que en ese caso la patología sería otra.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas