Más artículos

Como el Alzheimer, pero distintas: cuáles son las 7 demencias más comunes

Como el Alzheimer, pero distintas: cuáles son las 7 demencias más comunes
Según la OMS, son trastornos que afectan a más de 50 millones de personas a nivel mundial, mientras que cada año se registran 10 millones de casos nuevos
24.05.2019 17.54hs Health & Tech

Los avances científicos en el campo de la medicina han permitido avanzar en el tratamiento de todas las enfermedades existentes. Al mismo tiempo, los especialistas, con el uso de nuevas herramientas e innovaciones tecnológicas, han podido descubrir nuevas enfermedades o separar las existentes en nuevos grupos.

Por otro lado, es importante mencionar que el progresivo aumento de la esperanza de vida y la baja de la tasa de natalidad -dos fenómenos característicos de este tiempo-, la media de edad de la población va aumentando paulatinamente. Es por eso que ha aumentado la frecuencia de algunos de los trastornos vinculados con la edad o agravados por ella. Las demencias son unas de las principales afecciones que se pueden incluir dentro de este grupo.

¿Qué es la demencia?
Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la demencia es una patología que afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo; esto significa que casi una Argentina completa padece este tipo de enfermedades a nivel mundial. Además, casi 10 millones de casos nuevos aparecen cada año, por lo que es una situación que se debe atender.

Se entiende por demencia al tipo de trastorno neurodegenerativo de origen orgánico que se caracteriza por una progresiva pérdida de una o más facultades mentales, que generalmente incluye la memoria junto con otras capacidades, las cuales interfieren con el correcto funcionamiento vital de la persona y le provocan malestar y/o pérdida de autonomía.

Se trata de un tipo de trastorno crónico, progresivo e irreversible, producido por alteraciones en el organismo vinculados a una enfermedad, consumo de sustancias o deterioros y/o degeneraciones de los procesos cerebrales habituales.

Es importante aclarar que este tipo de trastornos se clasifican de maneras distintas en función de sus síntomas, de los efectos que producen en los pacientes, de dónde provocan el daño y de otras variables relevantes. Además, cabe mencionar que el sitio dañado es clave al momento de determinar todas las demás características de la enfermedad.

Sin embargo, independientemente de su localización en el cerebro, los especialistas han distinguido ocho tipos de demencia. Es importante tener en cuenta que es un área que continúa en investigación, ya que todavía se desconocen muchos aspectos relevantes.

Alzheimer
Se trata del más conocido y frecuente de los tipos de demencia, ya que abarca entre el 60 y 70% de los casos totales a nivel mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Su causa todavía se desconoce, aunque diversas investigaciones han observado en los cerebros de quienes la sufren una elevada cantidad de ovillos neurofibrilares y placas de betaamiloide.

Los pacientes que padecen esta enfermedad transitan por tres fases diferenciadas. Los primeros síntomas suelen ser el deterioro de la memoria reciente, junto con la presencia de amnesia anterógrada. Así, aparece una ligera anomia y un lenguaje empobrecido. También pueden aparecer otras alteraciones, como la pérdida de capacidad olfativa, pérdida de interés y de motivación, conducta rígida e irritabilidad. En esta fase es frecuente que haya sufrimiento emocional e incluso depresión, ya que la persona suele tener conciencia de la enfermedad que padece. A pesar de todos los deterioros mencionados, la mayoría de los pacientes todavía se puede manejar de manera autónoma.

En una segunda fase empiezan a aparecer dificultades mayores, ya que es el momento en que suele aparecer el síndrome conocido como afaso-apraxo-agnósico. De esta forma, las capacidades cognitivas se deterioran en gran medida, aparece la amnesia retrógrada y un elevado nivel de desorientación. A partir de esta fase se dificulta que la persona pueda llevar una vida autónoma y es posible que requiera constante compañía.

En la última fase, el individuo ya es incapaz de reconocer a las personas de su entorno y, en muchos casos, incluso a sí mismo; puede perder el lenguaje hasta llegar al mutismo y todas las habilidades básicas de la vida diaria.

Frontotemporales
Este tipo de demencias constituye un subgrupo que también se conocen como taupatías, precisamente porque se presentan alteraciones en la proteína tau. Se caracterizan por afectar principalmente los lóbulos frontal y temporal, lo cual da como resultado grandes alteraciones de personalidad y en al área del lenguaje.

Es importante tener en cuenta que existen tres variantes de las demencias frontotemporales: la frontal -caracterizada por cambios de personalidad y del comportamiento-; la demencia semántica, en la que destaca la pérdida de significado de las palabras sin variar por ello otros aspectos del lenguaje; y la afasia primaria progresiva en que aparecen dificultades en todas las áreas del lenguaje.

Demencia de los Cuerpos de Lewy
Este tipo de trastorno se caracteriza por graves problemas de atención y de las funciones ejecutivas, ya que los pacientes suelen presentar el síndrome afaso-apraxo-agnósico. También es común que aparezcan síntomas motores de tipo parkinsoniano, al igual que alucinaciones y delirios. Si bien es progresiva como todas las demencias, suele tener un curso más rápido que muchas de ellas; es muy frecuente que existan síntomas psicóticos intensos y desorientación, así como que aparezcan pérdidas repentinas de conciencia.
Su nombre deriva de que se alteran las estructuras conocidas como cuerpos de Lewy, que están en la mayor parte de la corteza cerebral, junto con un déficit de dopamina.

Demencia como consecuencia de la enfermedad por priones o enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
Se trata de un tipo de afección causado por la transmisión de priones, un grupo de proteínas sin ácido nucleico que infectan el sistema nervioso. El problema es que este proceso provoca una demencia súbita y rápida, que además se combina con dificultades motoras como temblores y espasmos y un funcionamiento anómalo de las neuronas.

Por enfermedad de Parkinson
La enfermedad de Parkinson es un trastorno de tipo neurológico en que las estructuras subcorticales se degeneran progresivamente. Los especialistas han observado que esa degeneración se acompaña por un déficit en el funcionamiento de la dopamina, por lo que se considera que es allí donde la patología encuentra su causa. Así, los síntomas característicos son la aparición de temblores parkinsonianos, que aparecen en estado de reposo, junto con dificultades en la marcha, postura encorvada, pobreza de movimientos e inexpresividad facial.

La demencia asociada a esta enfermedad no aparece en todos los casos, aunque es más probable que se presente a medida que aumenta el número de años desde el inicio de los síntomas. Los síntomas típicos de esta demencia son el enlentecimiento tanto a nivel físico como mental, junto con una elevada pasividad.

Por Corea de Huntington
La Corea de Huntington es un trastorno de origen genético dominante que afecta de manera especialmente fuerte a algunas neuronas en lugar de otras. De inicio lento y progresivo, en esta enfermedad neurodegenerativa aparecen movimientos incontrolados constantes, en forma de giros y torsiones de las partes del cuerpo que recuerdan o un baile.

El proceso demencial suele empezar con cambios de comportamiento y de personalidad, al igual que con una marcada alteración de la memoria. Además, cabe mencionar que con el tiempo una afectación en el lóbulo frontal que conduce a una pérdida progresiva de funciones ejecutivas como la planificación y secuenciación.

Demencia vascular o multiinfarto
Este tipo de demencia se desencadena a partir de un accidente cerebrovascular, sea en forma de hemorragia o de ictus, que afectan a una o varias partes del cerebro. Los efectos pueden variar significativamente según la zona afectada, lo cual puede producir un deterioro en algunas funciones como la memoria o el lenguaje.

Se trata de un tipo de demencia que, al contrario de la mayoría, se inicia de forma súbita y brusca, por lo que el paciente nota el cambio de estado y habilidades físicas o mentales. Es frecuente que el deterioro producido se dé de forma escalonada, habiendo también algunos periodos de recuperación parcial.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar
Zoom Recomendadas