Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Parálisis del sueño: cuando te despertás y no podes moverte

Parálisis del sueño: cuando te despertás y no podes moverte
Si bien no les pasa a todas las personas, se trata de un fenómeno que suele repetirse después de haber aparecido por primera vez
22.07.2019 17.47hs Health & Tech

¿Cómo reaccionarías si te despertás y no podés mover un solo músculo del cuerpo? Exactamente así se sienten aquellas personas que padecen parálisis de sueño. También conocida como falso despertar, es una condición caracterizada por la parálisis del cuerpo poco después de despertarse -parálisis hipnopómpicas-, o con menor frecuencia, poco antes de quedarse dormido -parálisis hipnagógicas-.

Se cree que su causa está asociada a los mecanismos en el tronco cerebral, en particular las neuronas vestibulares, reticular, y oculomotor, que impiden los movimientos corporales, bloquean la entrada sensorial y proporcionan al cerebro anterior la actividad generada internamente que caracteriza la actividad cerebral durante el sueño REM.
Aunque todavía no se sabe exactamente, algunos especialistas aseguran que este proceso es necesario para evitar que el cuerpo haga movimientos causados por los sueños. Sin embargo, los ojos no están paralizados por este sistema. Es por eso que cuando la persona se despierta se encuentra a sí misma incapaz de moverse durante unos minutos, pero puede ver y mover sus ojos.

Además, es importante mencionar que este estado suele ir acompañado de ciertos tipos de alucinaciones, por lo que muchas veces se lo asocia a fenómenos sobrenaturales, cuando en realidad tienen una explicación médica. Los episodios, en general, duran alrededor de dos minutos antes de que una persona sea capaz de salir totalmente del sueño REM o llegar a estar plenamente despierto.

Por otro lado, cabe destacar que hay dos tipos principales de parálisis del sueño: las "comunes", también conocidas como CSP, y la parálisis del sueño alucinatoria -hipnagógicas- llamada HSP. La principal diferencia, precisamente como su nombre lo indica, es la presencia o ausencia de alucinaciones. Además, mientras que la parálisis del sueño común es de duración relativamente corta, la alucinatoria puede durar hasta siete u ocho minutos.

En este punto es necesario aclarar que las causas de ambos tipos de parálisis varían, no son las mismas en cada una de ellas. Tal como se mencionó , la parálisis del sueño común para la mayoría de la gente le sucede durante el estado del sueño REM, cuando el cuerpo libera hormonas que paralizan el cuerpo para evitar que se muevan durante el sueño, lo que reduce las posibilidades de daño físico durante el sueño.

Estas hormonas por lo general desaparecen antes de que termine el sueño y la persona se despierta con pleno uso de todas las funciones corporales. En quienes tienen una parálisis de sueño, en cambio, las hormonas del cuerpo siguen restringiendo activamente las funciones motoras y los grupos musculares del cuerpo.

Por otro lado, en la parálisis del sueño alucinatoria implica que las alucinaciones "hipnagógicas" están presentes. Durante este tiempo, la persona siente como si alguien estuviera en la habitación, por lo general se asocian a una presencia terrible o un maligna, que les quiere hacer daño y les provoca la parálisis.
También hay quienes sienten como si alguien o algo estuviera sentado sobre ellos y sienten que se ahogan o se van a morir.

En ambos casos, la situación puede provocar mucho miedo y elevar los niveles de ansiedad de la persona, aunque no es posible que se produzca daño físico alguno.

¿Tiene cura esta condición, o es algo con lo que la persona deberá lidiar toda la vida?

Si se busca una cura con una simple pastilla, como si se tratara de un dolor de cabeza, la realidad es que no existe. Sin embargo, es posible afirmar que las probabilidades de que suceda se reducen al disminuir el estrés y dormir lo suficiente.

Al igual que sucede con algunas patologías, en este fenómeno es posible afirmar que hay ciertos factores que pueden actuar como predisponentes.

Los horarios irregulares de sueño o frecuentes siestas pueden aumentar la aparición de la parálisis del sueño; es por eso que, al igual que para la mayoría de los trastornos del sueño, un horario de sueño regular es importante.

Por su parte, las personas con narcolepsia -un trastorno del sueño- con frecuencia tienen parálisis del sueño. Por lo general, necesitan tratamiento farmacológico para tratar su patología y, de esta forma, reducir las probabilidades de padecer parálisis de sueño.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar