Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Cambio de estado de ánimo y aumento de peso: qué es el sobre entrenamiento

Cambio de estado de ánimo y aumento de peso: qué es el sobre entrenamiento
Todos saben que el sedentarismo es perjudicial para la salud, pero pocos conocen cuáles son las consecuencias del exceso de actividad física
05.11.2019 15.04hs Health & Tech

Hacer ejercicio de manera frecuente y constante es uno de los principales pilares para llevar una vida saludable. Según cuáles sean los objetivos de cada persona se recomienda la intensidad y el tipo de disciplina, pero en líneas generales se aconseja una frecuencia de dos o tres veces por semana.

Hay quienes eligen aumentar la cantidad de veces que practican ejercicio en su vida cotidiana, dado que tiene una meta que quieren alcanzar o simplemente disfrutan de la actividad. Es allí donde hay que poner el foco en relación a la sobrecarga del cuerpo.

Así como se sabe que el sedentarismo extremo es perjudicial para la salud por diversos motivos, tanto a corto como a largo plazo, también existe la versión opuesta, que se conoce como sobreentrenamiento. Se da cuando se exige demasiado al cuerpo, muy por encima de sus posibilidades, y causa el efecto contrario al que se busca.

Es importante saber reconocer esta condición, entender cuáles son sus síntomas y por qué se produce, dado que así será más fácil prevenirla y tratarla, en caso de que aparezca.

La primera de las manifestaciones que aparecen en el cuerpo es el dolor muscular prolongado, que es mucho más intenso que las molestias que suelen aparecer luego de la práctica de cualquier deporte y que son esperables. En los casos en que el dolor se prolonga más de dos o tres días y no permite realizar de manera normal las actividades cotidianas -incluso entrenar-, es posible estar frente a esta situación.

Otro síntoma del sobreentrenamiento es el cansancio generalizado, particularmente aquel que persiste en el tiempo. Este síntoma disminuye la cantidad o la efectividad de los glóbulos rojos para transportar oxígeno a las células, lo cual da como resultado un cuerpo más cansado.

Aunque parezca paradojal, es común que los cuerpos sobreentrenados aumenten de peso.

La explicación está en el cortisol y la situación de estrés continuo que padece el organismo en ese estado. El cuerpo genera una mayor cantidad de esta hormona que lo prepara para una situación de "escape", en términos biológicos, lo cual a su vez, provoca el aumento de glucosa en la sangre. En la misma cadena, el páncreas segrega insulina para reducir los niveles de glucosa, que es insuficiente debido a la continua segregación de cortisol. Es ese exceso de glucosa el que acaba convirtiéndose en grasa, motivo por el que el cuerpo aumenta de peso a pesar de las largas jornadas de entrenamiento.

Una consecuencia directa de los bajos niveles de grasa en el cuerpo son las lesiones más frecuentes, al igual que el descenso en el rendimiento deportivo.

A su vez, cabe mencionar que la importancia del descanso para el deportista radica en que facilita al cuerpo regenerarse y adaptarse al esfuerzo. La falta de ese descanso es otra de las causas de las lesiones, que suelen estar precedidas por contracturas, molestias y dolores.

El sobreentrenamiento también puede desencadenar un debilitamiento del sistema inmunitario. La consecuencia más clara es la aparición de algunas enfermedades, especialmente las infecciosas. Además, en muchos casos suelen aparecer alteraciones hormonales, que se manifiestan de maneras distintas en hombres y mujeres. Mientras que las mujeres pueden padecer una disminución del volumen menstrual o patologías como la tríada de la mujer deportista, los hombres suelen manifestar una disminución de la libido.

A pesar del cansancio corporal es común que quienes entrenan en exceso sufran insomnio o dificultad para conciliar el sueño. La causa es la excitación elevada del sistema nervioso simpático, que se encarga de poner en alerta a nuestro organismo en situaciones de estrés. A pesar de querer descansar, el cuerpo aún mantiene activo este sistema de alerta, lo cual le dificulta redirigir la energía para dormir.

Por último, el sobreentrenamiento también puede impactar negativamente en el estado de ánimo. Esto se explica porque la continua situación de estrés a la que está sometida el cuerpo provoca la aparición de cortisol, una hormona que se suele asociar con la ansiedad y la irritabilidad.

Todos los síntomas mencionados permiten concluir que el exceso de ejercicio puede ser tan perjudicial como el sedentarismo. Lo ideal es encontrar un equilibrio, que permita hacer actividad física y también tener tiempo para descansar y que el cuerpo recupere su energía. No siempre hay que ir por más.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar
Zoom Recomendadas