Cómo tener las defensas altas para protegernos de los virus

Llevar una alimentación sana y equilibrada es uno de los hábitos más importantes para ayudar a fortalecer nuestras defensas o sistema inmune
Por iProfesional
15/04/2020 - 14,41hs
Cómo tener las defensas altas para protegernos de los virus

Mantener las defensas altas es fundamental para que el cuerpo se pueda "defender" de cualquier microorganismo que pueda atacarlo y enfermarlo.

Si bien hay factores externos que pueden contribuir a bajar las defensas, es importante tener en cuenta que también hay hábitos se pueden llevar día a día y pueden ayudar a mantenerlas altas. Así, el cuerpo se mantiene saludable y tiene la posibilidad de afrontar una enfermedad de manera más exitosa. En este punto es necesario aclarar que nada reemplaza el tratamiento médico que requieren las enfermedades -ya sea el covid-19 o cualquier otra-, es decir que siempre se debe consultar con un especialista ante cualquier síntoma. Llevar hábitos saludables no implica que el cuerpo pueda defenderse solo de las patologías.Es posible afirmar, entonces, que mantener hábitos de vida saludables es esencial para disminuir el riesgo de contraer ciertas patologías. Llevar una alimentación sana y equilibrada es uno de esos hábitos, un pilar fundamental que puede ayudar a proteger y a fortalecer el sistema inmune, es decir, la defensa natural del cuerpo contra las infecciones.

¿Cómo debe ser la alimentación para hacer más fuerte el sistema inmunológico?

Los especialistas indican, como primera pauta a tener en cuenta, que lo más importante es seguir una dieta saludable, variada y balanceada. Lo esencial es llevar una alimentación basada en el patrón de dieta mediterránea donde predominen principalmente las frutas, las verduras y las hortalizas, que es una dieta rica en antioxidante y micronutrientes, que es fundamentalmente, lo que nuestro cuerpo necesita. De este modo, la alimentación que se aconseja seguir debe estar diseñada en base a un conjunto de reglas básicas que marcan las recomendaciones nutricionales.

Frutas

Un consumo de cinco raciones de frutas, verduras y hortalizas diarias es fundamental para cualquier tipo de alimentación, pero puntualmente para proteger el sistema inmunológico y, así, protegerse de contraer cualquier tipo de enfermedad.

La vitamina C es beneficiosa para el sistema inmunitario
La vitamina C es beneficiosa para el sistema inmunitario

En este sentido se aconseja consumir una mayor cantidad de frutas que contengan altas cantidades de vitamina c. Los cítricos son una gran fuente de este nutriente, por eso se aconseja comer naranja, pomelo, kiwi, frutillas, entre otros cítricos.

Cereales

En verdad, el consejo de los especialistas es consumir hidratos de carbono complejos, es decir, productos no refinados que contengan altas cantidades de fibra. Los cereales integrales se encuentran dentro de este grupo de alimentos, al igual que las harinas y arroces integrales.

Los hidratos de carbono complejos son esenciales en la dieta
Los hidratos de carbono complejos son esenciales en la dieta

Carne y pescado

La carne y el pescado tienen que estar presentes en la dieta pero de manera limitada. Esto significa que no son productos que se aconseja consumir todos los días, precisamente por las características de su composición.

Las defensas también se mantienen altas con el consumo de pescado y carne
Las defensas también se mantienen altas con el consumo de pescado y carne

Se recomienda mantener el consumo de pescado y de carne en una ración semanal. Esta última se aconseja que sea blanca y no roja; si bien la carne roja no es perjudicial para la salud, lo cierto es que para fortalecer el sistema inmunitario es preferible consumir carne blanca -al igual que para cuidar el resto de los aspectos de la salud-.

Legumbres

Otro de los puntos a tener en cuenta para llevar una dieta balanceada y equilibrada es el consumo legumbres en todas sus variedades. Las recomendaciones de los especialistas indican que se deben comer entre dos y tres veces a la semana. Estos productos se pueden combinar con otros, como los vegetales y los hidratos de carbono complejos, y se pueden diseñar platos completos desde el punto de vista nutricional.

Se aconseja comer legumbres entre 2 y 3 veces a la semana
Se aconseja comer legumbres entre 2 y 3 veces a la semana

Lácteos

Si bien el consumo de lácteos está en el centro del debate nutricional desde hace ya algunos años, muchos especialistas todavía recomiendan su consumo para llevar una dieta balanceada. La leche, el queso y el yogurt, en todas sus variedades, son algunos de los productos que se encuentran dentro de este grupo y que se aconseja consumir diariamente.

Los lácteos pueden ayudar a mantener altas la defensas
Los lácteos pueden ayudar a mantener altas la defensas

Huevo

El huevo es otro alimento que ha despertado varios debates. Actualmente los profesionales de la nutrición aseguran que es posible consumir uno por día, siempre que no existan contraindicaciones en el paciente por alguna patología preexistente.

El consumo de huevos puede ayudar a mantener las defensas altas
El consumo de huevos puede ayudar a mantener las defensas altas

Por otro lado, también es importante mencionar que se desaconseja el consumo de productos procesados y ultraprocesados, dado que su aporte nutricional es muy bajo y tienen grandes cantidades de otros componentes que no siempre son beneficiosos para la salud. Los altos niveles de sodio, de azúcar, de grasas saturadas y trans, entre otros, son perjudiciales para la salud y la mala alimentación es perjudicial para el sistema inmunitario.

Sin embargo, a pesar de todos los consejos mencionados, es muy importante destacar la necesidad de consultar con un especialista en caso de querer hacer algún tipo de modificación en la dieta. Cada cuerpo es diferente y reacciona distinto a los cambios en la alimentación. Además, en caso de tener alguna patología preexistente puede que los consejos mencionados anteriormente no sean completamente válidos. Por eso, sea cual sea el objetivo de la modificación en la dieta, siempre se recomienda hacerlo de la mano de un profesional de la nutrición.

Qué otros hábitos pueden ayudar a mantener altas las defensas

Además de la alimentación, es fundamental hacer ejercicio físico de forma regular y descansar adecuadamente. Ambos hábitos se constituyen como pilares de la vida saludable, por lo que son esenciales para mantener el sistema inmunitario en buen funcionamiento. Los especialistas aconsejan realizar unos 30 minutos de actividad física al día, preferentemente aeróbica y, en caso de poder y querer, algo de entrenamiento de fuerza.El buen descanso, por otro lado, también ayudará a mantener el cuerpo saludable y fuerte, por lo que lo mantendrá mejor preparado para cualquier patología que deba afrontar. La clave está allí: mantener un estilo de vida saludable que a su vez haga que el cuerpo permanezca sano y todos sus sistemas -incluso el inmunitario- puedan funcionar adecuadamente.

Sin embargo, es necesario destacar que no existe una dieta o un hábito o un conjunto de hábitos que garanticen la protección frente a los virus -ni para el coronavirus ni para otros, tampoco para patologías causadas por bacterias, parásitos o cualquier otro microorganismo que pueda atacar al cuerpo-. Por supuesto que llevar una vida saludable mantiene al cuerpo más fuerte, pero esto no significa que comer bien, hacer actividad física y dormir adecuadamente sean la garantía para estar sano y no contagiarse ninguna enfermedad.

En este sentido, es importante destacar que las medidas de seguridad y de higiene que se recomiendan actualmente para prevenir el contagio de coronavirus son necesarias y hay que seguirlas. El lavado de manos, la limpieza profunda de superficies, la higiene constante y el distanciamiento social, son esenciales para prevenir el contagio de covid-19 y de cualquier otra patología.