Más artículos
3 hábitos que parecen distractores pero que te van a ayudar a concentrarte

3 hábitos que parecen distractores pero que te van a ayudar a concentrarte

3 hábitos que parecen distractores pero que te van a ayudar a concentrarte
Hay algunos hábitos que pueden contribuir a que las personas se concentren de manera más efectiva en sus actividades, sobre todo al momento de estudiar
Por iProfesional
27.06.2020 09.55hs Health & Tech

Según la Real Academia de la Lengua Española, la concentración es "la acción y efecto de centrar intensamente la atención en algo".

Para la vida diaria, es importante aprender a tener concentración, sobre todo para desarrollar ciertas actividades. Tener una buena capacidad de concentración contribuye a ser más efectivos a la hora de realizar cualquier tarea, aunque es cierto que la concentración es más útil y necesaria para algunas tareas que para otras. Los beneficios de tener una buena concentración son muchos; entre ellos se pueden mencionar el aumento en la capacidad de memoria, el incremento de la efectividad en la toma de decisiones, la precisión y la agilidad en la actividad que se desempeñe.

Cómo mejorar la concentración

Tener una buena concentración está muy ligado a poder retener y recordar mucho mejor, pero no solo desde la memoria, sino también desde el aprendizaje de los conocimientos y de la información. En este sentido, la concentración es una buena virtud para tener una memoria fluida. Si se logra desarrollar la concentración, es probable que la memoria también mejorare. 

Las estrategias básicas para concentrarse están vinculadas a dos aspectos fundamentales: evitar distractores externos y, por otra parte, contar con un estado mental con un nivel de activación adecuado para poder mantener la focalización en la tarea durante cierto tiempo.

Con el fin de aclarar los aspectos y circunstancias que permiten potenciar la focalización, es necesario concer una serie de tácticas para mejorar la concentración. Algunas de ellas pueden parecer distractoras, incluso en ocasiones pueden serlo, pero lo cierto es que si se aplican de manera adecuada pueden contribuir al aumento de la concentración. En consecuencia, pueden ser útiles al momento de incrementar la capacidad de aprehender conocimientos y retenerlos. 

Mascar chicle

Parece extraño que  mascar chicle se piense como una actividad que podría ser útil al momento del desarrollo de la concentración. Sin embargo, masticar chicle es bueno para la concentración. Así lo indican distintos estudios científicos: masticar chicle ayuda a recordar información en el corto plazo.

Comer chicle puede ayudar en la concentración
Comer chicle puede ayudar en la concentración

Además, puede ser un elemento que permita desarrollar la concentración de manera más efectica y adecuada en la tarea que se debe realizar, sobre todo en exámenes y pruebas que precisen de de la memoria auditiva y visual.

Escribir en papel con lapicera

La mayoría de las personas está muy acostumbrada a escribir las cosas en el teclado de la computadora. Actualmente es más frecuente que se tomen apuntes de esta manera en lugar de hacerlo en forma manuscrita. Lo que muchas personas desconocen es que escribir en forma electrónica constituye un método de escritura automático, que puede ser positivo en algunos casos, pero no siempre es la alternativa más adecuada para fomentar la concentración y aprehender los conocimientos. 

Cuando se escribe a mano el cerebro hará un esfuerzo superior para concentrarse y recordará más fácilmente los datos y apuntes que salgan de la escritura de puño y letra. Así lo ha señalado una investigación publicada en la revista Medical Daily. Una mejor concentración cuando se redactan las ideas será un apoyo para la  memoria a largo plazo, que será capaz de rescatar esos datos días e incluso semanas después.

Música de fondo: ¿buena o mala idea?

Escuchar música de fondo cuando se desarrolla una actividad que requiere concentración puede ser una buena idea. Sin embargo, el impacto depende de varios factores.

La música tiene la capacidad para estimular la actividad cerebral y cognitiva. Es bastante positivo que, justo antes de empezar a estudiar, se escuche un poco de música para estimular el cerebro y empezar a ponerlo en marcha. Sin embargo, durante el transcurso de la tarea, es mejor estar en silencio,dado que la música puede distorsionar la calidad con que retenemos la información. Este efecto negativo de la música hacia la capacidad de atención y concentración ha sido reportada en varios estudios científicos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Health & Tech