Más artículos
¿Ciencia o fake news?: 11 datos que cuestionan todo lo que se sabe sobre Covid-19

¿Ciencia o fake news?: 11 datos que cuestionan todo lo que se sabe sobre Covid-19

¿Ciencia o fake news?: 11 datos que cuestionan todo lo que se sabe sobre Covid-19
Hay algunos datos fundamentales para entender al virus que se ha expandido por todo el mundo y del que ya se han reportado más de 18 millones de casos
Por iProfesional
05.08.2020 13.22hs Health & Tech

El coronavirus empezó a expandirse por el mundo en diciembre de 2019. En agosto de 2020, poco más de ocho meses después, hay más de 18 millones de casos confirmados a nivel mundial y la cifra de fallecidos alcanza los 696 mil.

En un principio, China fue el país con mayores niveles de afectación, tanto en casos como en muertos, pero rápidamente ese puesto se lo ganaron otros países. Actualmente el primer puesto lo tiene Estados Unidos, que desde hace tiempo se encuentra entre los más azotados por la cantidad de pacientes con tests positivos. A continuación se encuentran Brasil, Rusia e India, todos ellos por encima del millón y de los dos millones de casos confirmados.

Ahora bien, no toda la información que se escucha regularmente sobre el coronavirus es totalmente cierta. En algunos casos los estudios no se hicieron de la manera adecuada, en otros los datos están sobredimensionados o comparados de manera errónea con otra información, entre los principales problemas que suelen aparecer.

Lo cierto es que hay algunos datos que es importante conocer para poder entender la situación del coronavirus en el mundo y que no siempre se suelen difundir.

Mortalidad

Uno de los datos más importantes es la mortalidad. ¿Cuál es el número real de mortalidad por coronavirus? La realidad es que cada país tiene sus cifras y el promedio mundial actualmente es menor al 4% (3,7%).

Sin embargo, hay algunos estudios que dicen que es mucho menor que esos porcentajes. De acuerdo a los datos publicados por la Swiss Policy Research la letalidad general del Covid-19 es de aproximadamente de 0,1 y 0,3%.

En este sentido, indica que en países como Estados Unidos la mortalidad general desde el comienzo de la pandemia está en el rango de una temporada fuerte de influenza.

En relación a la mortalidad cabe mencionar que el informe señala que hasta dos tercios de la totalidad de los fallecimientos sucedieron en hogares de ancianos, donde hay muchos factores de mayor riesgo y que afectan su salud, además del Covid.

Más testeos, más curva

Al momento de interpretar los datos es importante tener la precaución de hacerlo de manera adecuada.

El incremento en los casos responde a un aumento de cantidad de pacientes infectados, sí, pero también responde a una ampliación de la capacidad de testeo. En la mayoría de los países los tests que se hacían al principio de la pandemia eran pocos y se fueron incrementando a medida que pasó el tiempo.

De acuerdo a la información publicada por Swiss Policy Research, el porcentaje de positividad se mantuvo entre el 5 y el 20% en la mayoría de los países del mundo, aún cuando hubo días en los que se reportaron más pruebas positivas.

Los tests de Covid han aumentado a nivel mundial
Los tests de Covid han aumentado a nivel mundial

Asintomáticos

Según han publicado en la revista científica The BMJ y recopilado en Swiss Policy Research, hasta el 80% de todas las personas cuyos tests dal positivo permanecen libres de síntomas. Esta tendencia es un poco más baja en los pacientes de mayor edad, pero incluso en el rango etario de entre 70 y 79 años aproximadamente el 60% permanece sin manifestaciones de presencia del virus en su cuerpo. Alrededor del 95% de todas las personas desarrollan a lo sumo síntomas moderados. 

Inmunidad

Si bien no hay personas que sean inmunes a este virus, precisamente porque es nuevo en el mundo, sí hay quienes tienen cierta inmunidad por haber tenido contacto con otros virus similares, como el del resfriado común.

De hecho, de acuerdo a una investigación publicada en la revista Cell, hasta el 60% de la totalidad de la población del mundo puede encontrarse en esta situación de relativa inmunidad frente al nuevo coronavirus.

Edad media de fallecimientos

A diferencia de otros virus respiratorios que afectan a población de menor edad, el cuadro por coronavirus se suele agravar en paciente más grandes. Hay muertes registrada en jóvenes, al igual que cuadros graves, así como también hay adultos mayores que se han recuperado, pero son situaciones puntuales.

Es por eso que la edad media de muertes supera los 80 años. De acuerdo a un artículo publicado por Bloomberg, en Italia solo el 4% de los pacientes que fallecieron estaban exentos de patologías previas, es decir, de comorbilidades. El 96% tenía otras enfermedades preexistentes que hicieron que su cuadro se agravara.

En Argentina, más del 80% de los muertos supera los 60 años y el promedio de edad de los fallecidos es de 75 años. Así lo indican los últimos informes del ministerio de Salud de la Nación.

Saturación de los sistemas de salud

En muchos países, los sistemas de salud tienen cierto nivel de saturación de manera regular. Esto significa que en otras ocasiones, sobre todo en los inviernos donde hay fuertes olas de gripe u otros virus respiratorios, se han sobrecargado.

De acuerdo a un artículo publicado por el sitio off Guardian, en diciembre de 2019 el Sistema Nacional de Salud inglés (NHS, por sus iniciales en inglés) debió implementar el uso de camas temporales de emergencia en el 52% de sus entidades hospitalarias para hacer frente a la crisis invernal relacionada a la aparición de virus respiratorios.

De hecho, en Argentina es común escuchar que el sistema de salud no da abasto para atender a todos los pacientes.

Hasta el momento, en el país las camas de terapia intensiva ocupadas por patologías Covid y no Covid son el 56% de las totales disponibles. En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que engloba a los distritos definitivamente más afectados por esta pandemia, el porcentaje de ocupación asciende a 65%.

¿Con o sin cuarentena?

De acuerdo a lo publicado por el sitio Swiss Policy Research, muchos de los países que no han tenido regímenes de aislamiento estricto no han tenido una situación más grave que aquellos que sí tuvieron períodos de cuarentena. Naciones como Japón, Corea del Sur, Suecia o Bielorrusia, por ejemplo, no tuvieron a sus poblaciones aisladas y, sin embargo, tuvieron resultados positivos.

Escuelas

Algunos especialistas indican que no existió razón para cerrar completamente las escuelas, dado que el riesgo de enfermedad y transmisión en los niños es extremadamente bajo.

Cabe recordar que en Argentina, al igual que en otros países, la suspensión de clases fue una de las primeras medidas que se tomó y todavía no se retomará, al menos no en las próximas etapas del aislamiento.

Hay muchas enfermedades similares

La mayoría de los síntomas de Covid-19 también pueden encontrar su causa en una gripe severa, incluso la neumonía, la trombosis y la pérdida temporal de los sentidos del olfato y del gusto.

Este punto es importante para entender que el coronavirus no es el único motivo que puede desencadenar esta sintomatología, por lo que no hay que alarmarse desde el primer momento.

Tapabocas

El uso de tapabocas estuvo en discusión desde los primeros días en que empezó a recomendarse. Tapabocas sí, tapabocas no, fue el debate durante días. Aún así, las autoridades de muchos países han implementado el uso obligatorio en ciertas circunstancias -al salir a la calle, al estar en espacios cerrados, al usar el transporte público, entre otras-.

El uso de tapabocas actualmente es obligatorio en muchos países del mundo
El uso de tapabocas actualmente es obligatorio en muchos países del mundo

SIn embargo, el informe de Swiss Policy Research indica que no hay suficiente evidencia científica que asegure la efectividad del tapabocas de tela en personas sanas o asintomáticas. De hecho, según algunos especialistas la utilización de este elemento podría resultar perjudicial por la cantidad de microorganismos que podrían acumularse si no se lava.

Contagios y transmisión

En relación a los contagios, hay varios estudios que han alcanzado conclusiones divergentes. Algunos parecen haber demostrado que las principales vías de transmisión del virus no son los aerosoles de largo alcance, es decir, pequeñas partículas que flotan en el aire, ni las superficies, sino el contacto directo y las gotas producidas al hablar o toser.

Sin embargo, hay informes que han indicado que la transmisión de aerosol en interiores es posible y que hay condiciones que incrementan el riesgo.

Lo más leído
Más sobre Health & Tech