Más artículos

¿Te duele la cabeza al agacharte?: estas son las posibles causas de esa molestia

¿Te duele la cabeza al agacharte?: estas son las posibles causas de esa molestia
El dolor de la cabeza al agacharse es un síntoma más frecuente de lo que parece y hay algunas causas específicas que podrían explicarlo
Por iProfesional
09.12.2020 17.00hs Health & Tech

El dolor de cabeza es un síntoma que afecta a una gran cantidad de personas en el mundo y puede llegar a ser muy molesto. 

Los dolores de cabeza se pueden clasificar en distintas categorías. Los dolores de cabeza primarios son benignos y no esconden ninguna patología grave detrás; estos representan hasta el 90% de los dolores de cabeza y los más frecuentes son la cefalea tensional (el 70% de las cefaleas) y la migraña (que afecta al 12-15% de la población).

El resto de los dolores de estas características son menos usuales y se asocian a momentos concretos, como la cefalea en racimos, la hípnica, tusígena, de esfuerzo, sexual, entre otros.

Agacharse es un movimiento que puede generar cierta molestia y aunque parezca natural hay causas específicas. 

Causas del dolor de cabeza al agacharse

Dolor de cabeza por sinusitis o sinusal

La sinusitis es un proceso infeccioso, que se puede dar por virus o por bacterias, que provoca la inflamación de los senos nasales y paranasales. Esta inflamación, al igual que la acumulación de mucosidad que produce, puede provocar una presión que favorezca la aparición de dolor de cabeza. Esta molestia, que impacta en la zona de los pómulos y la mitad de la frente, se hace más sensible cuando la persona agacha la cabeza o la mueve de manera brusca.

Cabe mencionar que en general suele estar acompañado de congestión nasal, por lo que es fácil de diagnosticar que esta es la causa.

El dolor a causa de la congestión puede ser muy molesto
El dolor a causa de la congestión puede ser muy molesto

Dolor de cabeza por esfuerzo

Si el dolor de cabeza se produce también cuando la persona se levanta, puede tratarse de un dolor de cabeza por esfuerzo. Este tipo de dolor suele ser pulsativo, y se suele dar en ambos lados de la cabeza, además de aparecer de repente al realzar un esfuerzo físico cuando la persona se agacha o se levanta de manera brusca.

Suele durar entre cinco minutos o varias horas después del esfuerzo, aunque lo normal es que sea leve. 

Cefalea tusígena

La cefalea tusígena es un dolor de cabeza agudo, fuerte y breve que se produce principalmente en la frente y en la parte inferior de la nuca. Suele tener una duración de unos segundos o pocos minutos y después se reduce y desaparece. Se puede producir cuando la persona se agacha y también cuando tose, se suena la nariz o estornuda fuertemente. Se trata de una cefalea benigna que, si no se acompaña de otros síntomas como alternaciones visuales, no es necesario preocuparse.

Tomar agua o relajarse un rato puede ayudar a que el dolor se pase más rápidamente.

Deshidratación

El dolor de cabeza es un síntoma habitual de la deshidratación, incluso si esta es todavía leve. Si la deshidratación avanza, el dolor de cabeza puede tornarse más fuerte y ser aún más molesto.

Además, este dolor aumenta si la persona se agacha, se agita o si mueve bruscamente la cabeza. Si el dolor de cabeza al agacharse es signo de una deshidratación leve, seguramente vaya acompañada de fatiga, sed o boca seca, entre otras manifestaciones. 

El dolor de cabeza puede estar relacionado con la deshidratación
El dolor de cabeza puede estar relacionado con la deshidratación

Ahora bien, ¿cuándo consultar a un médico?

En la mayoría de los casos el dolor de cabeza que aparece o empeora cuando la persona se agacha carece de causas malignas. Sin embargo, es necesario estar atentos, ya que a veces pueden esconderse algunas patologías graves detrás del dolor de cabeza.

En ciertos casos es necesario concurrir al médico:

  • Los dolores son severos y frecuentes
  • El dolor va a comparando de alternaciones visuales que no remiten inmediatamente
  • Hay náuseas y vómitos
  • Hay fiebre
  • Aparecen otros síntomas neurológicos o sin causa clara, como deterioro cognitivo, debilidad muscular, convulsiones, etc.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído