El vino tinto y los dientes: ¿qué efectos tiene esta bebida en la salud bucodental?

El vino tinto y los dientes: ¿qué efectos tiene esta bebida en la salud bucodental?
Un estudio publicado recientemente pone de manifiesto un beneficio que tendría el consumo de vino tinto en la salud de los dientes
Por iProfesional
29.06.2021 16.04hs Health & Tech

Los fanáticos del vino tienen que estar atentos a esta nueva información porque seguramente les va a interesar. Según un trabajo publicado recientemente, el consumo de vino tinto podría tener beneficios para la salud bucodental. 

Un estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry que estuvo a cargo de investigadores de la Universidad de Pavia (Italia), pone de manifiesto que el consumo regular de vino previene la aparición de caries.

Uno de los expertos que llevó adelante el estudio señaló que esta bebida tiene propiedades antibacterianas que evita la acción de las bacterias responsables de las lesiones cariosas. Sin embargo, es importante que el consumo sea moderado para evitar los problemas que una bebida alcohólica implica para la salud bucodental y general.

Además, asegura que no hay que olvidar que la forma más eficaz para prevenir las caries y otras enfermedades bucales, es mantener a diario unas rutinas adecuadas de higiene en casa.

El vino cuenta con un alto nivel de coloración, especialmente el tinto, por lo que si se bebe con frecuencia es probable que se produzca una merma estética en la sonrisa, es decir, que los dientes se manchen, como sucede con otras bebidas (café, té, mate).

El consumo moderado de vino podría ser beneficioso para la salud bucodental
El consumo moderado de vino podría ser beneficioso para la salud bucodental

Esto puede suponer un problema para personas muy exigentes con su imagen, por lo que son muchas las que deciden comenzar un tratamiento para blanquear sus dientes y volver a lucir una sonrisa blanca.

Además, el experto indica que, al igual que sucede con todas las bebidas alcohólicas, el vino reseca la mucosa de la boca, favorece la sequedad bucal o xerostomía. Tener la boca seca de forma habitual implica también otra serie de inconvenientes, como mayor propensión a la aparición de caries (ya que no hay saliva suficiente que equilibre los ácidos de la boca) y problemas de halitosis, por lo que se aconseja que el consumo sea moderado. 

Estos son los 6 alimentos que más caries provocan

Algunos alimentos son más perjudiciales que otros, pero también es cierto que algunas personas son más propensas a desarrollar caries que otras. No importa la edad que tengas, evita o reduce los alimentos que contribuyen con la formación de caries. Estos son seis de los alimentos que pueden provocar caries:

1. Dulces

Los dulces con alto contenido de azúcar producen caries.

Son el primer grupo de alimentos que deberíamos evitar o por lo menos reducir su ingesta. Las golosinas son azúcares que de alguna manera se fijan en los dientes, lo que facilita que las bacterias actúen. Entre los dulces más comunes se encuentran el chocolate, los chicles y los caramelos.

El consumo de chocolate u otro dulces podría predisponer al desarrollo de caries
El consumo de chocolate u otro dulces podría predisponer al desarrollo de caries

Algunos estudios recientes destacan que es más importante la buena higiene bucal que el hecho de restringir la ingesta de azúcares como tal.

2. Refrescos

Los refrescos que tendemos a consumir a diario tienen una gran cantidad de azúcar. Por ser líquidos no quedan restos en los dientes, sin embargo, sus partículas pueden pasar entre estos y causar enfermedades en el esmalte dental. Además de causar caries, los refrescos pueden provocar manchas en los dientes.

3. Harinas

Los hidratos de carbono refinados son uno de los principales enemigos de los dientes, sobre todo en el caso de aquellos que tienen almidón o son salados. En este grupo podemos incluir las pastas, el pan, la pizza, las patatas fritas y las galletas saladas. Aunque no lo parezca, las harinas pueden causar más caries que los dulces y son muy nocivas para la salud en general.

4. Jugos envasados

Los padres suelen ofrecer este tipo de bebidas a sus hijos pensando que son mejores que los refrescos, sin embargo, ello constituye un completo error. Los zumos envasados contienen una gran cantidad de azúcar y a pesar de no ser carbonatados, están elaborados con múltiples ingredientes artificiales y químicos.

En el caso de los zumos de fruta natural, también debemos tener cuidado si son preparados con cítricos. Por ejemplo, la naranja o el pomelo son bastante ácidos y pueden erosionar el esmalte de los dientes. Cuando esto sucede, las piezas dentales son más vulnerables a las enfermedades dentales y a la proliferación de bacterias.

Muchos jugos envasados tienan grandes cantidades de azúcar
Muchos jugos envasados tienen grandes cantidades de azúcar

5. Alimentos ácidos

Además de los cítricos, en este grupo de alimentos que producen caries se pueden mencionar el vino y el tomate, por ejemplo. Si se consumen con cierta regularidad, pueden debilitar la salud dental y propiciar la aparición de caries.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Molecular Oral Microbiology, el consumo frecuente de alimentos con carácter ácido puede estar relacionado con una mayor incidencia de caries en sujetos genéticamente predispuestos.

6. Café

El café es una de las bebidas más consumidas del mundo. Si bien para algunas personas aporta beneficios a la salud, para otras puede traducirse en problemas bucales. Claro que todo depende de la cantidad que se beba al día, además de lo que se le añada sea azúcar, leche o crema.

Por otra parte, el té también puede provocar caries y manchas, además de dañar el esmalte de los dientes. 

¿Cómo se forman las caries?

Una de las principales causas de la formación de caries es no tener buenos hábitos de higiene bucal, tales como no cepillarse correctamente, no utilizar el hilo dental, olvidarse de cepillarse después de cada comida, entre otros. 

Cuando el esmalte se destruye, lo siguiente es la afectación de la dentina. Luego, se produce una inflamación de la pulpa dentaria, para después presentarse una necrosis o muerte pulpar.

¿Cómo se tratan las caries?

El tratamiento de caries consta de dos partes. En la primera, se elimina el agente infeccioso y los tejidos dentales infectados; en la segunda, se restaura o rehabilita el diente. Los materiales empleados tapan el agujero causado por las bacterias.

En casos más graves, cuando el paciente no se ha tratado por mucho tiempo es necesario extraer la raíz o el diente completo y colocar una prótesis.

Recomendaciones para evitar la aparición de caries

Además de evitar o reducir la ingesta de los alimentos que producen caries, te sugerimos lo siguiente:

  • Utilizar dentífricos de calidad.
  • Usar hilo dental y enjuague bucal.
  • Beber té verde. Es la única infusión que inhibe la acción de las bacterias.
  • Cepillar los dientes después de cada comida, al menos 3 veces al día.
  • Comer una manzana cruda o un puñado de frutillas por día. Estas frutas limpian los dientes.
  • Beber un vaso de agua fría después de las comidas, para así despegar los restos de alimentos.
  • Consumir alimentos que regulen el pH bucal como la zanahoria, el brócoli, el repollo y la espinaca.
  • Ir al odontólogo cada 6 meses o 1 año, para así poder tratar a tiempo las caries que aparezcan.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído