05.12.2021

Cada cuánto se puede tomar paracetamol y qué precauciones hay que tener

Cada cuánto se puede tomar paracetamol y qué precauciones hay que tener
El paracetamol es una de las drogas que se suele indicar cuando una persona tiene fiebre, entre otros síntomas, pero es necesario conocer la dosis adecuada
Por iProfesional
12.07.2021 15.40hs Health & Tech

Cuando aparecen síntomas como la fiebre o el dolor de cabeza lo primero que se piensa es en tomar "algo" para disminuir las molestias y el malestar. Ese "algo" pueden ser diversos fármacos, entre los que se encuentra el paracetamol.

Pero, ¿sabemos qué es el paracetamol?

En la población en general, el paracetamol es de los medicamentos analgésicos y antipiréticos de uso más extendido. Se trata de un fármaco que pertenece a la familia de los AINES (Antiinflamatorios No Esteroides), pero escapa a algunas de las características centrales de este conjunto de medicamentos. A diferencia de las demás y del propio nombre del grupo de medicamentos, tiene poca acción antiinflamatoria. Es precisamente esa cualidad la que lo hace ineficaz para el tratamiento del dolor de origen inflamatorio, como la artritis, por ejemplo. Aquí radica la importancia de saber cuál es el origen del dolor para que la medicación sea la correcta y evitar cualquier tipo de efecto adverso que pueda tener. También aquí se puede ver la relevancia de consultar con un especialista antes de tomar cualquier medicamento, ya que el médico será la persona indicada para determinar la causa del síntoma y, consecuentemente, para medicar al paciente. 

Es importante saber qué dosis de paracetamol tomar para que no resulte perjudicial para la salud
Es importante saber qué dosis de paracetamol tomar para que no resulte perjudicial para la salud

Qué consecuencias puede traer el consumo excesivo de paracetamol

El paracetamol, cuando se toma en dosis recomendadas, no causa problemas en el estómago y tampoco en los riñones. En general, es una buena alternativa para controlar el dolor o la fiebre en pacientes que no pueden tomar drogas antiinflamatorias.

Sin embargo, como cualquier otro fármaco, no es inocuo y puede tener consecuencias en la salud en quienes lo toman si no lo hacen adecuadamente. Aunque no todas las personas lo saben, la consecuencia más conocida del paracetamol es la toxicidad hepática -lesión aguda del hígado-. Esta consecuencia puede ocurrir cuando el consumo diario frecuente de esta droga supera los 6000/7000 mg, es decir, 6/7 gramos, en adultos. En niños, la proporción de toxicidad se mide en miligramos por kilo de peso del menor, dado que es mucho más probable se debe tener más cuidado. El paracetamol se vende en varias presentaciones, pero las más frecuentes son de 500 miligramos y de 1 gramo. Habitualmente se aconseja tomar un comprimido cada 8 horas, aunque esto puede variar según varios factores: el síntoma que se busque tratar, qué dosis haya indicado el médico y las características del paciente. Una vez más cabe destacar la necesidad de consultar siempre con un especialista antes de tomar cualquier tipo de medicación. 

Si bien la consecuencia más conocida es la intoxicación hepática, el consumo agudo de dosis excesivas de paracetamol también puede causar insuficiencia renal aguda.

El paracetamol es un medicamento de uso frecuente para tratar síntomas como la fiebre
El paracetamol es un medicamento de uso frecuente para tratar síntomas como la fiebre

Una de las formas de evitar los excesos de esta droga es tomarla en las circunstancias correctas. Este punto es importante, dado que hay muchas confusiones alrededor de los efectos que tiene, para qué síntomas sirve y para cuáles no. En primer lugar, es importante aclarar que no tienen efecto alguno contra el cansancio. Cuando uno se siente cansado, ya sea por el trabajo, por haber hecho ejercicio o por algún otro factor, tomar paracetamol -y cualquier otro AINE- no hará que la fatiga mejore porque se trata de una droga que tiene efecto analgésico o antiinflamatorio.

Otro de los mitos alrededor de estos fármacos es que se pueden usar como descongestivo. La congestión nasal se produce cuando los tejidos que recubren la nariz internamente se hinchan, lo cual se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos. El problema también puede incluir rinorrea o secreción nasal. Es necesario tener en cuenta que las drogas mencionadas no funcionan para contrarrestar este síntoma, cuyo origen puede estar en diversas patologías, como alergia o un resfrío.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído