Monóxido de carbono: qué es y cómo evitar una intoxicación

Monóxido de carbono: qué es y cómo evitar una intoxicación
El monóxido de carbono es un gas que se propaga muy rápidamente por el ambiente y que puede producir intoxicaciones con mucha facilidad
Por iProfesional
01.08.2021 19.32hs Health & Tech

El monóxido de carbono es un gas con un gran poder de intoxicación que se propaga rápidamente en el aire de cualquier ambiente, más aún si este está cerrado, como suele suceder en la mayoría de los hogares durante el invierno.

Además, es un gas que tiene un mayor poder de adherencia que el oxígeno, por lo que se propaga muy rápido dentro del organismo. Estos son los dos elementos de los cuales deriva la alta peligrosidad del monóxido de carbono y de las pérdidas que puedan tener los dispositivos a gas de una casa. 

Monóxido de carbono: qué es y cómo evitar una intoxicación

¿Cómo se genera el monóxido de carbono?

El monóxido de carbono se genera por combustiones deficientes y es imposible percibirlo porque no tiene color, no tiene olor ni sabor y no irrita las mucosas.

Una vez que la persona inhala el monóxido de carbono, se combina con la hemoglobina de la sangre a través de los pulmones e impide que el oxígeno llegue a los órganos vitales. 

Si bien este gas venenoso no puede percibirse, hay claros indicios que señalan la presencia de monóxido de carbono en el ambiente, tal como indican desde la web oficial del ENARGAS (Ente Nacional Regulador del Gas):

  • Coloración amarilla o anaranjada de la llama, en lugar de color azul.
  • Aparición de manchas o tiznado en las paredes; decoloración de los artefactos, de sus conductos de evacuación de gases o alrededor de ellos.
  • Una de las principales causas de la aparición de monóxido de carbono está en el mal estado de los artefactos de gas o en sus instalaciones, por ejemplo:
  • Insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión.
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados.
  • Mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión: desacoplados, deteriorados o mal instalados.
  • Quemador de gas con la entrada de aire primario reducida.
  • Acumulación de hollín u otro material en el quemador.

Es por eso que, para evitar accidentes, desde la entidad nacional recomiendan que toda instalación de artefactos a gas cumpla con las condiciones de ubicación, ventilación y evacuación de gases producto de la combustión, conforme a Reglamentaciones Técnicas Vigentes (ver capítulos VI y VII de la NAG-200).

A su vez, tanto las instalaciones como las revisiones deben siempre ser realizadas y controladas por un gasista matriculado.

Para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono, se aconseja que un gasista matriculado instale y revise los artefactos
Para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono, se aconseja que un gasista matriculado instale y revise los artefactos

¿Qué artefactos pueden producir monóxido de carbono?

En la web oficial de Metrogas, la compañía proveedora de gas en gran parte del conurbano y CABA, detallan cuáles son los artefactos que podrían producir monóxido de carbono.

Conocer cuáles son y en qué circunstancias los artefactos del hogar pueden comenzar a producir el monóxido de carbono puede contribuir a tomar los recaudos necesarios y, de esta manera, a evitar potenciales intoxicaciones.

Es importante destacar que, si bien el monóxido de carbono es imperceptible y puede fácilmente provocar una intoxicación, este tipo de cuadros son prevenibles a través de las medidas de cuidado y precaución que cada persona pueda tomar en su hogar. 

Todo artefacto usado para quemar algún combustible puede producir monóxido de carbono si no está asegurada la llegada de oxígeno suficiente al quemador.

Las calderas, los calentadores de agua o calefones, las estufas u hornallas de la cocina y hornos que queman gas o kerosén, pueden producirlo si no están funcionando bien. Los hogares o cocina a leña, salamandras, braseros y los vehículos con el motor encendido también lo emiten.

Una de las principales causas de su origen en los artefactos a gas está en el mal estado de las instalaciones, como ser:

  • Insuficiente ventilación del ambiente en donde hay una combustión.
  • Instalación de artefactos en lugares inadecuados.
  • Mal estado de los conductos de evacuación de los gases de la combustión, desacoplados, deteriorados o mal instalados.
  • Acumulación de hollín u otro material en el quemador.
La llama amarilla o naranja es una de las pautas que indica que un artefacto a gas puede estar emitiendo monóxido de carbono
La llama amarilla o naranja es una de las pautas que indica que un artefacto a gas puede estar emitiendo monóxido de carbono

 ¿Cuáles son los síntomas de intoxicación con monóxido de carbono?

Los síntomas más comunes de la intoxicación por monóxido de carbono son dolor de cabeza, mareo, debilidad, náusea, vómitos, dolor de pecho y confusión.

La ingestión de altos niveles de monóxido de carbono puede producir desmayo y hasta la muerte. Salvo que se sospeche la causa, la intoxicación por monóxido de carbono puede ser difícil de diagnosticar debido a que los síntomas son similares a los de otras enfermedades.

Las personas que duermen o están intoxicadas pueden morir de intoxicación por monóxido de carbono antes de llegar a sentir los síntomas.

El dolor de cabeza es uno de los síntomas característicos de la intoxicación por monóxido de carbono, aunque hay otros
El dolor de cabeza es uno de los síntomas característicos de la intoxicación por monóxido de carbono, aunque hay otros

¿Cómo se diagnostica la intoxicación por monóxido de carbono?

Según explican desde la web de los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus inicuales en inglés), la clave para confirmar el diagnóstico es medir el nivel de carboxihemoglobina (COHgb) del paciente.

Se pueden hacer pruebas para medir los niveles de COHgb en sangre completa o con un oxímetro de pulso.

Es importante saber cuánto tiempo ha pasado desde que el paciente dejó el ambiente tóxico porque esto afectará el nivel de COHgb. Si el paciente ha estado respirando aire normal por varias horas, puede que la prueba de COHgb sea menos útil.

Para analizar la sangre, la tecnología más común en los laboratorios de hospitales es el espectrofotómetro de longitud de onda múltiple, también conocido como oxímetro de CO. Para hacer las pruebas se puede usar sangre venosa o arterial.

Para saber con certeza si una persona está intoxicada con monóxido de carbono debe concurrir a una guardia médica
Para saber con certeza si una persona está intoxicada con monóxido de carbono debe concurrir a una guardia médica

Se puede usar un oxímetro de pulso de dedo para medir la frecuencia cardiaca, la saturación de oxígeno y los niveles de COHgb. El oxímetro de pulso de dos longitudes de onda convencional no da resultados precisos cuando hay COHgb presente.

Los niveles de COHgb no se correlacionan bien con la gravedad de la enfermedad ni con los resultados o la respuesta a la terapia; por eso, es importante evaluar los síntomas clínicos y los antecedentes de exposición al determinar el tipo y la intensidad del tratamiento.

Puede que sea necesario hacer otras pruebas —como un pinchazo en el dedo para medir el nivel de azúcar en la sangre, una prueba de alcoholemia, un examen toxicológico, una tomografía computarizada de la cabeza o una punción lumbar— para excluir otras causas del estado mental alterado cuando el diagnóstico de la intoxicación por monóxido de carbono no sea concluyente.

¿Qué hacer cuando se presentan signos de intoxicación con monóxido de carbono?

Si bien muchas veces las intoxicaciones por monóxido de carbono se producen durante el sueño y las personas son incapaces de notarlo, hay algunos consejos que se deben tener en cuenta en caso de percibir que se podría estar atravesando este tipo de cuadro. 

  • Abrir puertas y ventanas para ventilar.
  • Retirarse o retirar a la víctima del lugar contaminado para respirar aire fresco
  • Llevar a la víctima rápidamente al Hospital, o al Centro asistencial más próximo aunque haya recuperado el conocimiento. Allí informar al equipo de salud sobre el antecedente de exposición a gases de combustión.
  • Siempre es conveniente consultar con un Centro de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológico.

¿Dónde contactarse?

En la web oficial de Argentina.gob.ar han publicado una serie de recomendaciones en torno a las posibles intoxicaciones por monóxido de carbono. Además de apuntar a la prevención de este tipo de situaciones tan riesgosas, han puesto a disposición la información necesaria para contactarse y pedir ayuda en caso de que se piense que puede haber una liberación de monóxido de carbono en el hogar. 

Centros de información, asesoramiento y asistencia toxicológica

  • Líneas telefónicas GRATUITAS con Atención 24 horas:
  • 0800 – 333 – 0160 Hospital Posadas – El Palomar, Morón - PBA
  • 0800 – 444 – TOXI (8694) Hospital de Niños R. Gutiérrez – CABA
  • 0800 – 222 – 9911 Hospital Sor María Ludovica - La Plata – PBA
  • A Otros teléfonos de consulta en el Directorio REDARTOX

Si las instalaciones usan gas de red o gas de garrafa, el Entre Nacional Regulador de Gas, puede ampliar la información referida a la Prevención de Intoxicaciones por monóxido de carbono en esta web.

¿Quiénes se pueden intoxicar con monóxido de carbono?

Es importante tener en cuenta que todas las personas pueden sufrir una intoxicación por monóxido de carbono; incluso los animales que viven el los hogares están expuestos a este riesgo.

Sin embargo, hay ciertos grupos poblacionales que son más sensibles y que pueden verse más afectados por una intoxicación por monóxido de carbono. Estos grupos son los bebés recién nacidos, los bebés en general y las personas que padecen alguna enfermedad cardíaca crónica, anemia o problemas respiratorios.

Esto no significa que sean si hay una liberación de monóxido de carbono en una casa estos grupos de personas se van a ver afectadas y el resto no, sino que implica que resultan más sensibles a los efectos de este gas en el organismo.

Los bebés son uno de los grupos poblacionales más susceptibles al monóxido de carbono
Los bebés son uno de los grupos poblacionales más susceptibles al monóxido de carbono

¿Se puede prevenir la intoxicación por monóxido de carbono?

De acuerdo a lo indicado por la web oficial del Sistema Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus inicuales en inglés) es posible prevenir la intoxicación por monóxido de carbono si se adoptan algunas sencillas precauciones para asegurarse de que:

  • todos los artefactos domésticos que consumen combustible estén debidamente instalados y sean debidamente mantenidos y operados;
  • los hornos, calentadores de agua y secadores de gas sean inspeccionados anualmente por un técnico de servicio competente;
  • las chimeneas del hogar y sus tiros sean inspeccionados y se limpien todos los años;
  • los calentadores de ambiente que consumen combustible sin salida de ventilación se usen solamente cuando haya una persona despierta para vigilarlos y las puertas o ventanas de la habitación estén abiertas para que entre aire fresco;
  • los sistemas de escape de los automóviles sean inspeccionados regularmente para detectar defectos; y los caños de escape de los automóviles sean inspeccionados regularmente para detectar bloqueos de nieve durante los meses de invierno.

Por otro lado, en relación al monóxido de carbono y a potenciales intoxicaciones, desde la entidad recuerdan:

  • nunca usar una cocina u horno de gas para calentar una casa;
  • nunca usar una parrilla de carbón, hibachi, lámpara o cocina de campamento portátil dentro de una casa, carpa o cámper;
  • nunca accionar un generador, una máquina de lavado a presión, o un motor de gasolina dentro de un sótano, garaje u otra estructura cerrada, aun cuando las puertas o ventanas estén abiertas, a menos que el equipo haya sido instalado y provisto de salida de ventilación por un profesional;
  • cuando se utilice un generador, usar un detector de monóxido de carbono que funcione con pilas o pilas de reserva.
  • nunca encender un vehículo motorizado, máquina de lavado a presión, o motor de gasolina fuera de una ventana o puerta abierta cuando el escape tiene salida a un área encerrada;
  • nunca dejar encendido el motor de un vehículo estacionado en un lugar cerrado o semicerrado, como un garaje cerrado.

Saber estas cosas es esencial para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono. En la mayoría de los casos de intoxicaciones involuntarias, las víctimas no se dieron cuenta de que se estaba produciendo o acumulando monóxido de carbono en el aire que respiraban.

El monóxido de carbono se puede detectar fácil y económicamente en el hogar. Existen varias alarmas de monóxido de carbono relativamente económicas. 

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído