iProfesional

Alois Alzheimer: el médico visionario que descubrió la enfermedad del olvido

A lo largo de un extenso seguimiento, el psiquiatra llegó a un diagnóstico inédito en ese momento, pero que hoy afecta a millones de personas en el mundo
Por iProfesional
25/07/2023 - 12:03hs
Alois Alzheimer: el médico visionario que descubrió la enfermedad del olvido

Corría el año 1901 cuando la vida del eminente neuropsiquiatra, Alois Alzheimer, se cruzó con la de una paciente que años más tarde lo convertiría en una figura célebre: Auguste Deter. Frente a sus ojos, el médico se encontró con un caso desconocido y extraño que despertó su curiosidad y determinación.

Auguste Deter, una ama de casa alemana de 51 años, presentaba síntomas inquietantes como pérdida de memoria y comprensión, afasia, desorientación, comportamiento impredecible, paranoia y una marcada incapacidad psicosocial. A lo largo de un extenso seguimiento, el psiquiatra llegó a un diagnóstico inédito en ese momento, pero que hoy afecta a millones de personas en el mundo: la "enfermedad del olvido", que más tarde sería conocida como la enfermedad de Alzheimer.

Alois Alzheimer nació el 14 de junio de 1864 en un pequeño pueblo de Baviera, Alemania. Inició sus estudios de medicina en Berlín debido a la insistencia de su padre, un notario. Sin embargo, regresó a su ciudad natal y finalizó sus estudios en la Universidad de Würzburg en 1887. Desde entonces, se dedicó a la psiquiatría, la neuropatología y el estudio de las enfermedades mentales.

A los 23 años, fue contratado como médico particular de una mujer con trastornos mentales, lo que lo llevó a un viaje de cinco meses para observar de cerca el desarrollo de la enfermedad. Posteriormente, trabajó en el Asilo Municipal para Dementes y Epilépticos en Frankfurt, donde se especializó en investigar los tejidos del cuerpo humano y la corteza cerebral. Durante esta etapa, entabló una sólida amistad con el renombrado neuropatólogo Franz Nissl y juntos llevaron a cabo varios estudios neuropatológicos en pacientes con alteraciones mentales.

En 1894, contrajo matrimonio con Nathalie Geisenheimer, con quien tuvo tres hijos. Desafortunadamente, su esposa falleció en 1902.

El encuentro crucial de Alzheimer con Auguste Deter ocurrió a principios de 1900. El médico estaba obsesionado con la idea de que las enfermedades mentales debían tratarse como cualquier otra enfermedad física, y buscaba un caso para demostrar su teoría. Cuando conoció a Auguste y observó sus síntomas, supo que había encontrado el caso que tanto buscaba. Tomó un minucioso historial médico de la paciente, detallando sus observaciones y preguntas sobre su estado.

s
Alzheimer estaba obsesionado con la idea de que las enfermedades mentales debían tratarse como las físicas

El análisis del cerebro y el legado de Alzheimer 

Tras la muerte de Auguste en 1906, Alzheimer realizó un análisis minucioso de su cerebro y encontró evidencias reveladoras. Descubrió que la corteza cerebral estaba atrofiada, más estrecha de lo normal, y observó la acumulación de placas y neurofilamentos que explicaban la enfermedad. Aproximadamente seis meses después de la muerte de Auguste, Alzheimer presentó su caso en la 37 Conferencia de Psiquiatría del Sur de Alemania, donde describió los síntomas neurológicos y el deterioro cognitivo que había observado en la paciente, así como sus delirios y alucinaciones. En esta charla, el término "enfermedad de Alzheimer" fue sugerido por otro especialista y desde entonces ha sido utilizado para describir esta forma de demencia.

Lamentablemente, Alois Alzheimer falleció en 1915 a los 51 años, sin llegar a imaginar el impacto que tendría su descubrimiento en la vida de millones de personas y la magnitud del esfuerzo de investigación que se desencadenaría a nivel internacional.

Los científicos reconocen su contribución no solo por el descubrimiento de esta enfermedad neurodegenerativa, sino también por su enfoque innovador en el estudio y diagnóstico patológico de la demencia, que continúa siendo relevante y vigente en la actualidad.

El legado de Alois Alzheimer perdura, y su incansable búsqueda de comprender y tratar las enfermedades mentales ha dejado una huella imborrable en la historia de la medicina. A través de su nombre, la enfermedad del olvido sigue siendo estudiada y combatida por científicos de todo el mundo, en un esfuerzo constante por mejorar la calidad de vida de aquellos que la padecen.

Temas relacionados