Más artículos

La herencia tributaria K: más allá de Ganancias, también hay otros impuestos que hay que modificar
Mauricio Macri tendrá la difícil tarea de ajustar parámetros impositivos de los gravámenes más importantes sin provocar un colapso en las cuentas públicas
Por Gonzalo Chicote
10.12.2015 10.10hs Impuestos

Durante la campaña electoral, los dos candidatos que se disputaron el Sillón de Rivadavia tenían en claro dos cosas: que había que disminuir las retenciones que recaen sobre los productos del agro y que había que ajustar el Impuesto a las Ganancias para el caso de los empleados.

Ocurre que ambos sectores fueron castigados duramente por la mano impositiva del gobierno de Cristina Kirchner. Ahora, Mauricio Macri deberá cumplir con sus promesas para evitar que se potencie el malestar que se había generado.

Sin embargo, los derechos de exportación y Ganancias no son los únicos desbarajustes tributarios que deja la era "k". Por el contrario, la lista se extiende al Monotributo, Bienes Personales y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El verdadero desafío no será tanto lograr consensos en el Congreso (no hay que olvidar que todas las reformas requieren una ley), sino introducir cambios que, en definitiva, impactarán en la caja del próximo gobierno. Monotributo para pocosEl régimen simplificado es uno de los que sufren los embates de la inflación ya que, pese a que poseen parámetros fijos, no se indexan por la prohibición vigente desde la época de la Convertibilidad.

La última reforma fue introducida en 2013, cuando se duplicaron los montos de facturación que determinan cada categoría, al igual que los valores máximos de los alquileres pagados. Sin embargo, el alza de precios no se detuvo y, por ende, los monotributistas tuvieron que elevar sus tarifas, subiendo su facturación nominal.

Las consecuencias son que los pequeños contribuyentes terminan saltando peldaños que conlleva un incremento del valor de la cuota y, en el caso de los que están en las más altas, puedan verse obligados a abandonar el Monotributo.Los nuevos ricos virtualesEl Impuesto sobre los Bienes Personales tiene un mínimo exento que no se modifica desde el año 2007 y cuyo valor asciende a $305.000. Es decir que hace unos ocho años que, pese al avance de la inflación, no se ajusta.

Si se tiene en cuenta que originalmente el gravamen alcanzaba al patrimonio que superaba los u$s100.000, ese valor tendría que estar en $969.000 si se tiene en cuenta el dólar oficial o $1.496.000 si se considera la cotización del blue.

Hoy en día, ese importe se supera con la posesión de una cochera (que si se tiene en cuenta un valor de u$s20.000 al tipo de cambio estará valuada en $193.800) y del auto más barato del mercado (que es el Chery QQ de 5 puertas que, según el listado de ACARA asciende a $112.100).Los autos y el IVAMuchas son las empresas que requieren del uso de automóviles para desarrollar su actividad o para llevar adelante parte importante de ella, como por ejemplo, las compañías de seguridad privada.

Sin embargo, comprar un vehículo termina siendo un mal negocio. ¿Por qué? Porque en la actualidad existe un tope de $4.200 a la hora de computar los créditos fiscales en las liquidaciones del IVA.

De esta manera, si una firma adquiere un Chery QQ tendría un costo adicional de casi $15.300 ya que no podrá tener en cuenta el total del IVA Crédito de la factura y, por ende, terminará pagando más por el gravamen. Coparticipación

El reciente fallo de la Corte Suprema -que fija devolverles a Santa Fe, Córdoba y San Luis los fondos de la precoparticipación que estaba destinado a financiar a la ANSES- desempolvó una deuda pendiente: una nueva coparticipación.

Ocurre que, con la reforma en la Constitución Nacional de 1994, se estableció un plazo máximo de dos años para que se elabore un nuevo reparto de fondos. Sin siquiera la intención de llevar adelante una reforma de ese índole, los años pasaron y dejaron firmes los porcentajes establecidos en 1988.

En la actualidad, no son pocos los que encuentran culpable a la coparticipación del aumento de la presión tributaria por parte de las provincias. Es que, dado que los gobernadores no reciben lo que consideran que les corresponde, terminaron recurriendo al aumento de impuestos locales para cubrir sus gastos.La cuota de autónomosMás allá de la discriminación que sufren respecto de las deducciones que pueden computar en Ganancias, los trabajadores independientes también se ven perjudicados a la hora de pagar su cuota de autónomos.

La misma, que es obligatoria, es el aporte que hacen para la jubilación. El problema que tienen es que el monto que deben abonar todos los meses se incrementa dos veces al año, por la Ley de Movilidad jubilatoria.

Sin embargo, los parámetros que definen cada una de las categorías (que son cinco en total) no se modifican desde el 2006. Esto hace que ya al menos tres de ellas hayan quedado totalmente obsoletas y que cada vez sea más pesada la carga previsional que deban soportar. (Lea más: Grandes olvidados: los autónomos sufren falta de actualización y varias categorías quedaron obsoletas).Declaraciones para importar y OMCTraer productos del exterior se convirtió en una verdadera pesadilla para muchos. Producto de la escasez de dólares, a las denegaciones directas se le sumaron la implementación de muchos trámites que complicaron las importaciones.

Uno de ellos fue la Declaración Jurada Anticipada de Importación (DJAI) que fue implementada por al AFIP y que, según explicó el socio y director de impuesto en S&A Fernando Schettini, deberá ser eliminada.

Al respecto, señalaron que "el gobierno se comprometió con la Unión Europea a aplicar el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra el régimen de DJAI no más allá del próximo 31 de diciembre".Cambios por el nuevo CódigoEl nuevo Código Civil y Comercial no sólo introdujo cambios relacionados con la vida diaria de las personas y del día a día de los comercios y empresas, sino que también trae consigo la consigna de revisar varios aspectos tributarios.

Por caso, la creación de nuevas figuras (como el consorcio de propietarios o las sociedades unipersonales) requerirá de una adecuación tanto en el Impuesto a las Ganancias como en Bienes Personales.

También en esos gravámenes habrá que analizar el tratamiento que surge respecto del régimen patrimonial del matrimonio, ya que el cuerpo normativo vigente incorpora la posibilidad de establecer dos modalidades: comunidad de bienes o separación de los mismos.

De esta manera, queda claro que los equipos de trabajo de Macri tendrán que analizar cómo resuelven otros conflictos impositivos, más allá de los derechos de exportación que recaen sobre los productos del agro y del mínimo no imponible y las escalas de Ganancias.

Impuestos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído