Más países aplicarán impuestos a las grandes compañías tecnológicas

El Reino Unido acaba de definir un gravamen por servicios digitales para las plataformas web cuyas ganancias globales superen los u$s650 millones anuales
Por iProfesional
30/10/2018 - 17,16hs
Más países aplicarán impuestos a las grandes compañías tecnológicas

A partir de abril de 2020, las empresas de internet más grandes a nivel mundial deberán abonar un impuesto, según informó el ministro de Hacienda de Gran Bretaña, Philip Hammond. Con este gravamen esperan recaudar 400 millones de libras (u$s510 millones) al año.

Este “impuesto por servicios digitales” será aplicado a plataformas web cuyas ganancias globales superen los u$s650 millones anuales, para que así solamente paguen “gigantes de la tecnología bien establecidos” y no “pequeñas compañías que no pueden con la carga”.Si bien firmas como Facebook, Google y Amazon pueden absorber el golpe, les podría costar asimilar la avalancha de impuestos más allá del Reino Unido.

Aunque coordinar un sistema tributario global ya no es la prioridad, Europa contempla nuevas políticas fiscales digitales que se aplicarían en las 27 naciones del bloque.

"No existe un consenso global", señaló Paul Miller, socio fiscal del bufete de abogados Ashurst, en Bloomberg. "Varios países están diciendo ’ya es suficiente, no podemos esperar un acuerdo internacional sobre este tema’". La Comisión Europea busca un impuesto intermedio de 3% a los ingresos de áreas como anuncios y datos digitales, que se aplicaría a empresas de tecnología con ventas de al menos 750 millones de euros (u$s852 millones). A diferencia de Gran Bretaña, esto se aplicaría a dichas empresas sean rentables o no.

Las propuestas tributarias requieren aprobación unánime de los miembros de la UE antes de convertirse en ley y algunos países no están de acuerdo con algunos detalles.

Las empresas digitales pagan impuestos solo en las zonas donde están sus bases. Aunque gobiernos locales pueden imponer impuestos en bienes materiales, como tiendas y restaurantes, no ha sido el caso con aquellas empresas que proveen servicios en línea.

Por parte de las empresas tecnológicas, argumentan que estos impuestos perjudicarán a la innovación y la inversión, en especial en lo que respecta a las empresas emergentes.

Temas relacionados