Más artículos

Nueva era: cómo se ubica el contribuyente ante la inteligencia artificial y los avances tecnológicos

Nueva era: cómo se ubica el contribuyente ante la inteligencia artificial y los avances tecnológicos
Las Administraciones Tributarias modernas están utilizando tecnologías de avanzada, entre ellas, la Inteligencia Artificial, Blockchain y Big Data,
Por Lisicki, Litvin & Asociados
23.06.2019 14.04hs Impuestos

Las Administraciones Tributarias modernas están utilizando tecnologías de avanzada, entre ellas, la Inteligencia Artificial, Blockchain y Big Data, que permiten procesar altísimos volúmenes de información económica, las categoriza en forma mucho más rápida, con mayor objetividad y precisión que el ser humano, con el objetivo de identificar situaciones de incumplimientos, mejorar el control y prevenir el fraude fiscal, señala en su columna para Infobae, César Litvin, CEO de Lisicki, Litvin y Asociados.

En estos momentos, la AFIP cuenta con la mayor base de datos de la intimidad económica del contribuyente, con la cual tiene el insumo más importante que necesitan, para incorporarla en los procesos de Inteligencia Artificial y Big Data entre otros, por ejemplo para detectar gastos no deducibles, operaciones simuladas, incrementos patrimoniales no justificados, consumos relevantes, omisión de ventas, conductas atípicas de los sujetos tributarios, entre otros aspectos.

La Inteligencia Artificial, es la inteligencia llevada a cabo por máquinas que imitan las funciones cognitivas de las mentes humanas, capaz de realizar actividades propias de los seres humanos en base al razonamiento y la conducta.

Es importante advertir que el uso de Inteligencia Artificial está en una etapa de experimentación con lo cual, un mal uso puede ser peligroso para la vida de los ciudadanos incluidos en la base de datos. Por ejemplo, si los objetivos indicados a la máquina no son claros y precisos puede terminar en conclusiones "artificiales" desacertadas.

La tecnología no tienen ética, pero la humanidad dispone de ella. Es deber del Estado rellenar los huecos legales, manejar los riesgos y asignar los beneficios de la tecnología que son claros, pero no tanto las consecuencias.

Los estudiosos del tema piensan el caso de mandar una orden a la Inteligencia Artificial de llevarnos a un lugar lo más rápido posible, pero sin especificar que tiene que respetar las reglas de transito para no hacer peligrar las vidas humanas, obviamente puede terminar en un desastre.

También la Inteligencia Artificial puede utilizar mucha información, invadiendo privacidad de modo que se convierta en un "panoptismo" fiscal, lo más parecido a la opresión social.

En la utilización de Inteligencia Artificial por parte de las Administraciones Tributarias, el riesgo latente es la manipulación de bases de datos personales, la fuga de información para fines inescrupulosos y el uso arbitrario que pueden realizar quienes utilicen esa información confidencial y sensible de los ciudadanos.

En la relación Fisco/Contribuyente, éste último es la parte más "débil" de la misma, con lo cual, el Estado debe garantizarle el Secreto Fiscal extendiendo la cadena de custodia no sólo a funcionarios fiscales, sino también a magistrados, empleados judiciales competentes y terceros.

La relación Fisco/Contribuyente es una relación de derechos, no de poder, es decir una relación de igualdad y no de sujeción. En un Estado republicano los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) deben garantizarle al contribuyente la protección de datos personalísimos que hacen a la dignidad, seguridad y libertad.

La tecnología no tienen ética, pero la humanidad dispone de ella. Es deber del Estado rellenar los huecos legales, manejar los riesgos y asignar los beneficios de la tecnología que son claros, pero no tanto las consecuencias, concluye Litvin en su columna para Infobae.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas