Más artículos
Cambio de residencia fiscal: ¿cuál es el atractivo de Uruguay?

Cambio de residencia fiscal: ¿cuál es el atractivo de Uruguay?

Cambio de residencia fiscal: ¿cuál es el atractivo de Uruguay?
Las averiguaciones llegaron a inmobiliarias, estudios contables, estudios de abogados y hasta a colegios de Uruguay. Cuáles son las claves
Por iProfesional
01.07.2020 06.23hs Impuestos

La percepción de falta de seguridad jurídica, la exposición financiera por haber blanqueado, el proyecto de impuesto a la riqueza, el efecto Vicentin y la ley de alquileres fueron la combinación perfecta para que aumentaran las consultas de argentinos que analizan venir a vivir a Uruguay. A esto se suma, las ventajas impositivas que encuentra un sector de alto poder adquisitivo, señala El País de Uruguay.

Las averiguaciones llegaron a inmobiliarias, estudios contables, estudios de abogados y hasta a colegios de Uruguay.  "Se incrementaron las consultas de argentinos que poseen una parte importante de su patrimonio afuera y que averiguan sobre la posibilidad de cambiar de residencia por la presión fiscal y la última reforma tributaria", señaló César Litvin, CEO del estudio Lisicki Litvin y Asociados.

La principal preocupación pasa por la elevación de 0,25% a 2,25% la alícuota máxima de gravamen sobre los bienes en el exterior abarcados por el Impuesto sobre los Bienes Personales.

Uruguay: ventajas de la mudanza

Gustavo Pereira, director de la inmobiliaria Amarras y residente de Punta del Este, señaló que "las consultas se empezaron a acelerar desde las PASO, más que nada para la compra de inmuebles. Durante el verano se hicieron charlas que resultaron multitudinarias en hoteles y en la municipalidad de Maldonado. Pero a partir de la cuarentena, que la gente tenía tiempo, empezamos a recibir muchas consultas de residencia fiscal. Todo esto surge porque el presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou dijo que quería atraer 100.000 extranjeros de buen poder adquisitivo para mover al país", agrega.

"Desde diciembre aumentaron un 70% las consultas de argentinos tanto para invertir como para mudar su residencia fiscal, pero desde la expropiación de Vicentin subieron un 20% más", agrega Teófilo Banchero, presidente de la desarrolladora Banchero Real Estate.

"Desde el decreto de Lacalle Pou, las consultas aumentaron aún más. Lo inédito es la cantidad de permutas que nos ofrecen por propiedades en Argentina. Desde un barco a una casa en San Fernando. No me había pasado en la crisis de 1989 ni en 2002. Y ofrecen permuta porque allá no hay operaciones de compra venta, y la gente tiene el valor pre-COVID, pero no hay precio cierto hoy", señala al País de uruguay Juan Carlos Sorhobigarat, fundador y presidente de Terramar,.

Asimismo, el confinamiento voluntario y exitoso que realizó Uruguay fue otro de los factores que alentó este fenómeno. "Nunca vi este movimiento en Punta del Este. Esta es una ciudad oscura porque la mayoría de las casas está vacía en invierno y ahora hay luz", describe el consultor hotelero Arturo García Rosa, quien también afirma que los uruguayos emigraron, pandemia por medio, a la costa esteña en busca de calidad de vida.

La corta distancia con la capital porteña es otra de las tantas fortalezas del destino. "Un vuelo en jet privado cuesta u$s3500. Siguen llegando vuelos privados desde Argentina, cada uno con entre cinco y seis pasajeros", afirma Weiss.

"En la oficina, las consultas llueven: tenés a los uruguayos a la caza de argentinos en aprietos con propiedades en Punta del Este y a los argentinos que quieren poner un pie en el país", comenta Aldana Blizniuk Salaya, arquitecta argentina con más de 15 años viviendo en Uruguay.

Cambio de residencia fiscal: ¿cuál es el atractivo de Uruguay?
Cambio de residencia fiscal: ¿cuál es el atractivo de Uruguay?

Mudanza: claves al comprar una casa en Uruguay

Más allá de las facilidades que fomenta el gobierno uruguayo, obtener la residencia fiscal no es tan sencillo. Para empezar, hay que tener en cuenta para quienes deseen hacerlo que obtener la baja en Argentina lleva su tiempo. Respecto a la inversión, las opciones para llegar al valor requerido para la residencia fiscal se puede alcanzar comprando varias unidades chicas o una grande.

El decreto del gobierno uruguayo estima una inversión que al dólar actual equivaldría a unos u$s380.000. "Habla del valor de compra, es decir que no importa si el valor fiscal de la propiedad es inferior", explica Federico Fischer, managing partner de Andersen Tax & Legal.

Asegura que en los últimos días recibió una "ola de consultas". Muchas desde Argentina, pero también de Brasil y otros países. Fisher apunta que la inversión en inmuebles debe ser realizada desde el 1 de julio de 2020, junto con la permanencia de 60 días al año.

Ignacio Camps, director de la inmobiliaria argentina Evoluer, reconoce que si bien en Uruguay es más caro construir que en Argentina, es una buena apuesta. "En pozo, un proyecto top te cuesta lo mismo que en Palermo (Buenos Aires). Podés entrar en un pozo a u$s3500 el m2 para terminar saliendo, una vez finalizado, en u$s500 el m2", asegura. El broker afirma que hay opciones de u$s170.000 por un dos ambientes en un proyecto, por ejemplo, al lado de World Trade Center en Montevideo u otras por u$s200.000 en Carrasco. "Son unidades que te pueden dejar una renta de alquiler anual en dólares de entre 4 y 5% anual", calcula. En preventa, los argentinos pueden "entrar" al emprendimiento invirtiendo 20% y financiar el 80% hasta la posesión.

Federico Gagliardo, presidente de la desarrolladora Vitrium Capital, señala al matutino uruguayo que en plena pandemia hubo un incremento del 25% en las consultas y adelanta que junio lo cerrará con récord de ventas en ese país.

Por último, en los próximos días se aprobará la ley que quita la obligatoriedad de bancarización de todas las operaciones en Uruguay. "Antes, arriba de u$s4000 estabas obligado a bancarizar cualquier operación que hicieras. Con esta ley, tendrás la libertad de elegir el medio de pago en operaciones de hasta US$105.000. Esto va a ayudar a mucha gente que era reticente a abrir cuentas en los bancos, sobre todo los argentinos, a elegir otros medios de pago", comenta Banchero.

Residencia fiscal: el proyecto uruguayo

Ya se dio a conocer el proyecto de ley del Poder Ejecutivo Uruguayo que amplía las vacaciones fiscales de 5 a 10 años.

A continuación el texto completo de la norma:

Diego Fraga, socio del estudio RCTZZ señaló a iProfesional que "es un gran incentivo particularmente para los contribuyentes locales titulares de grandes patrimonios en el exterior que tenían en mente una posible mudanza fiscal por cuestiones de seguridad jurídica".

"Las últimas reformas fiscales han aumentado sensiblemente algunos tributos sobre estos sujetos y el proyecto de impuesto a las grandes fortunas -blandeado por el ala más radical del gobierno- ha generado mucha desconfianza en esta clase de contribuyente", agregó Fraga.

"Donde algunos países generan dificultades otros ven una oportunidad y el Gobierno de Lacalle Pou ha hecho jugadas inteligentes, no sólo en lo legal, sino también en lo simbólico. Este tipo de medidas no sólo generará radicación de personas de altos patrimonios de la Argentina, sino también de otros países de latinoamérica y, por qué no, de otros continentes", indicó Fraga.

Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados señaló que "la vacación fiscal es un mecanismo válido para atraer inversiones. De esta manera, la competencia para mantener contribuyentes queda claramente en evidencia".

"Este tipo de incentivos apuestan a futuro, promocionan la baja de impuestos que de por si no existen en el país en post de recaudar impuestos futuros y obtener inversiones de extranjeros", destacó Sasovsky.

"Sin dudas se interpela a las autoridades a cuidar a sus contribuyentes. Es obvio que en momentos de escasez el pago de impuestos es un costo ineludible de una planificación de costos vida y flujos de fondos", agregó el tributarista.

"Sin dudas Uruguay tiene una impronta pro inversión y la Argentina anti inversión, siendo esto un dato de la realidad, no una opinión", concluyó Sasovsky.

Residencia fiscal uruguaya

El Poder Ejecutivo uruguayo anunció cambios vinculados a los requisitos para obtener la residencia fiscal uruguaya, así como una ampliación de los beneficios para los ciudadanos extranjeros que se radiquen en Uruguay.

Por un lado, a través de un decreto, el gobierno modifica los requisitos para obtener la residencia fiscal a raíz del patrimonio que se tenga en Uruguay.

La legislación actual plantea que podrán hacerlo quienes tengan un patrimonio en el país de aproximadamente u$s1,7 millones y se bajará a unos u$s380.000.

Como condición para este beneficio, se establece que la persona debe registrar una presencia física en el país durante el año civil de al menos 60 días.

Los tributaristas consideran que muchos argentinos buscarán obtener la residencia fiscal en Uruguay para anticiparse a una mayor presión tributaria en el país, ante un nuevo impuesto a las grandes riquezas.

Acceda al texto completo del decreto:

También habrá una reducción de los requisitos para aquellos extranjeros que posean empresas en Uruguay y generen a partir de julio de 2020 al menos 15 puestos de trabajo directos en relación de dependencia.

Hoy día pueden acceder a la residencia fiscal los ciudadanos de otros países con empresas con un valor superior a u$s5,3 millones y el decreto baja ese requisito a u$s1,6 millones.

Residencia fiscal uruguaya: claves del proyecto

Mientras que a través de un proyecto de ley que envió al Parlamento, el gobierno se apresta a ampliar la llamada "vacación fiscal" que rige para los ciudadanos extranjeros que llegan al país.

Decreto facilita la residencia fiscal en Uruguay: qué establece
Decreto facilita la residencia fiscal en Uruguay: qué establece

Hoy día por cinco años están exonerados del pago de Impuesto a la Renta por los rendimientos mobiliarios —intereses por depósitos bancarios, dividendos de acciones, bonos, obligaciones o títulos de renta fija, entre otros— y se ampliará el beneficio a diez años.

A esto se suma que Uruguay no cobra tributos a las rentas generadas en el exterior por rendimientos inmobiliarios y por incrementos de patrimonio.

En enero, cuando aún era presidente electo, Luis Lacalle Pou había anunciado su intención de de flexibilizar algunas regulaciones sobre la residencia legal y fiscal en Uruguay para posibilitar la llegada de extranjeros que inviertan en el país.

El decreto dice que "la política del Poder Ejecutivo en materia de inversiones se basa, fundamentalmente, en ofrecer al mundo un país de oportunidades".

Por esto, "se impulsa una política de estímulo a la inversión como instrumento idóneo para la generación de empleo y mejora del bienestar general, para que puedan instalarse en el Uruguay todos los extranjeros que deseen elegir al país como destino de sus proyectos personales y económicos".

El vecino país otorga dos tipos de residencia. La legal, que es la que reciben los extranjeros que pretenden quedarse en el país, ya sea para trabajar o por razones personales, mientras que la residencia fiscal es un concepto que establece que a la persona física residente fiscal uruguaya, a la que se le aplica el régimen impositivo local y tributará el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), señala El País de Uruguay.

La voz de los expertos

César Litvin, tributarista y CEO de Lisiki, Litvin & Asociados advirtió que perder la residencia fiscal argentina implica una mudanza efectiva. "Lo que hay que trasladar a Uruguay en este caso es el centro de intereses vitales. Implica trasladar a la familia y la actividad económica personal", detalló.

"De no ser trasladado en centro de interés vital, por más que Uruguay me de la residencia permanente, para la ley Argentina puedo ser doble residente y tributar en ambos países", remarcó.

Para Litvin, el interés de estas medidas es que todos aquellos contribuyentes que tengan parte importante de su patrimonio en el exterior tendrían una ventaja importante dado que la carga es Argentina es muy alta.

"Siendo residente tributario uruguayo no pagas por bienes en el extranjero",detalló el tributarista. Y añadió: "Muchos empresarios argentinos están consultando por la residencia. Están buscando que país los recibe con más mimos".

En tanto, Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios señaló que "teniendo en cuenta la presión fiscal en Argentina y el impuesto las grandes fortunas que se está estudiando, se abre la posibilidad de que muchos argentinos se puedan ir a Uruguay a obtener la residencia".

En ese sentido, remarcó que el cambio de residencia fiscal va a ocurrir "por la idea de irse de Argentina y evitar el aumento de la presión tributaria que va a venir teniendo en cuenta el contexto económico que atraviesa el país".

"El beneficio es que más personas de clase media van a poder invertir estos 377.000 dólares y obtener rápidamente la residencia fiscal en el país vecino", puntualizó.

Ezequiel Passarelli, Asociado de SCI Group, señaló que Uruguay está aprovechando el contexto económico en la región. "Al tener una economía estable desde hace muchos años, al no haberse visto afectada -en comparación con otros países de la región- por el coronavirus, es muy inteligente de su parte tratar de captar capitales e inversión, para crecer, reduciendo requisitos para obtener la residencia fiscal y aumentando beneficios fiscales a los extranjeros que decidan radicarse en el país vecino".

Asimismo, sostuvo que Uruguay siempre fue un país con grandes incentivos fiscales y regímenes tributarios bastante buenos. "Teniendo en cuenta que Uruguay es un país chico que necesita inversiones, al dar este tipo de facilidades, le es beneficioso".

En ese sentido, describió que "Argentina está en default y Brasil tiene problemas mucho más importante con el coronavirus que el resto de la región". Y agregó que en Uruguay la economía no va a sufrir tanto como está pasando en Argentina.

Temas relacionados