Impacto de la adopción por El Salvador del Bitcoin como moneda de curso legal

Impacto de la adopción por El Salvador del Bitcoin como moneda de curso legal
La aprobación de la ley en virtud de la cual se adopta al Bitcoin como moneda de curso legal en esa jurisdicción, presenta aspectos significativos
Por Lisicki, Litvin & Asociados
11.06.2021 12.36hs Impuestos

La aprobación por parte de la Asamblea Legislativa de El Salvador, de la ley en virtud de la cual se adopta al Bitcoin como moneda de curso legal en esa jurisdicción, presenta una serie de aspectos significativos que consideramos importante analizar.

Para América Latina y el Caribe esta decisión resulta de interés debido a que El Salvador, el país continental con la menor superficie de América, hoy en manos de un gobierno que significó una ruptura profunda con el pasado y que ha despertado enormes expectativas que ya veremos si logra cumplir, se convierte en la primera jurisdicción del mundo en adoptar al Bitcoin como moneda de curso legal.

Impacto de la adopción por El Salvador del Bitcoin

Y es que esta decisión supone en si misma la asunción de importantes desafíos por parte del gobierno salvadoreño que fue su impulsor, ¿por qué?, porque representa un quiebre en la estructura de pensamiento que viene imponiéndose hasta ahora en el ámbito gubernamental internacional, más proclive a la implementación de criptoactivos centralizados controlados estatalmente.

Impacto de la adopción por El Salvador del Bitcoin
Impacto de la adopción por El Salvador del Bitcoin

Asimismo, para una jurisdicción que como El Salvador usa el Dólar de Estados Unidos de América como su principal moneda, sumar al Bitcoin como una moneda de curso legal, implica en nuestra opinión, sin que tengamos forma de probar que ese aspecto fue considerado por la administración salvadoreña, que estarían usando al Bitcoin como cobertura dada las esperadas externalidades negativas que podrían resultar de la decisiones de política monetaria que ha venido tomando la reserva federal de los EE.UU.

Así, el Bitcoin se sumará como la tercera moneda de curso legal de esa jurisdicción, luego de una vacación legal de 90 días contados desde que esta ley sea publicada en el Diario Oficial, al poco útil Colón Salvadoreño y a la verdadera moneda legal desde hace 20 años de ese país, el Dólar de los Estados Unidos de América.

Ahora bien, el aspecto clave que no podemos dejar de considerar aquí, tiene que ver con la esperable compleja interacción en el ordenamiento jurídico y financiero salvadoreño, entre la descentralización que es base del Bitcoin y las otras dos monedas de curso legal, esto es, al El Salvador adoptar el Bitcoin como moneda de curso legal, está incorporando a un activo descentralizado, que en buen momento no está regulado por ninguna institución centralizada, dentro de un grupo de activos centralizados, el Colón Salvadoreño y el Dólar de los Estados Unidos de América, que si están sometidos a un control institucional de carácter estatal.

Consideramos que las consecuencias que supone la incorporación del Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, aún están por experimentarse, siendo que ya resulta posible pensar en algunos casos, por ejemplo, el impacto que tendrá el hecho que el Estado Salvadoreño se comprometa a garantizar la libre convertibilidad del Bitcoin al Dólar de los Estados Unidos de América, cuando la oferta y demanda de esta última moneda, no es controlada por ese Estado sino por la Reserva Federal de los EE. UU.

Ahora bien, ¿es el Bitcoin dinero según las funcionalidades básicas que debería presentar?, la verdad es que no, pues cumple hoy con dificultad, en el futuro pensamos que ya eso no será un problema, la función de medio de pago e intercambio dado su suministro limitado, siendo importante considerar además sus limitaciones para cumplir otra función clave del dinero, la de reserva de valor, dada la volatilidad de su precio, de allí que a la fecha hayan surgido alternativas al Bitcoin como las denominadas monedas estables para tratar de atender esta situación

¿Cuál será el impacto de esta medida gubernamental en el precio del Bitcoin, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), El Salvador es una economía que presentará un Producto Interno Bruto (PIB) estimado para el 2021 de aproximadamente 26.277 millones de Dólares de los Estados Unidos de América, ello supone que según la data del propio FMI y considerando el PIB proyectado para 2021, El Salvador es la economía número 16 de las 33 economías de América Latina y El Caribe que compila esta institución,

Esto es importante, porque muestra que desde una perspectiva macroeconómica, se trata de una economía relativamente pequeña para que la adopción del Bitcoin como moneda de curso legal impacte de manera importante la economía inherente a este criptoactivo, esto es, el precio de mercado del Bitcoin así como su capitalización.

Ello aun cuando equivocadamente ya algunas agencias de noticias indican que el precio del Bitcoin creció 12% desde la aprobación de esta ley, como si fuese posible establecer una relación de causa efecto entre un aspecto y otro, dada la volatilidad histórica de su precio y dado el pequeño PIB que presenta El Salvador.

Finalmente, es relevante que el gobierno salvadoreño se haya decidido por el Bitcoin y no por una cripoactivo estable, ya que esa es una decisión también disruptiva dado que ratifica el liderazgo del Bitcoin en el mercado de criptoactivos.

Alfredo J. Martínez G. 

Director de Impuestos Internacionales en Lisicki Litvin & Asociados

Temas relacionados
Impuestos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído