Tormenta perfecta: Massa hace buena letra en el FMI, pero la emergencia agropecuaria baja impuestos

Cuál es el ABC para obtener los beneficios impositivos por la emergencia o desastre agropecuario en forma automática en la AFIP
19/05/2023 - 09:58hs
Tormenta perfecta: Massa hace buena letra en el FMI, pero la emergencia agropecuaria baja impuestos

Ante la crisis del agro, la AFIP se ató las manos y el otorgamiento de beneficios impositivos para la emergencia y el desastre agropecuarios es automático. ¿Qué impuestos a la soja dejará de recaudar así el Estado por la sequía, en plena pulseada con el FMI para bajar el déficit y obtener fondos frescos?

Diversas regiones del país, y en especial la zona núcleo, sufrieron factores climáticos adversos que afectaron la producción agrícola y ganadera. Ante esto, se dictó la ley de "Emergencias y Desastres Agropecuarios", con el objetivo de paliar los efectos de esta crisis en el sector, indicó Mariano Echegaray Ferrer, titular del estudio Echegaray Ferrer & Asoc.

Cómo funciona la declaración de emergencia agropecuaria para un campo

Echegaray Ferrer enumeró como sigue los pasos que se deben seguir para que un campo pueda obtener los beneficios fiscales que permitan disminuir algo los problemas económicos que provocó el clima en las cosechas:

  1. Los estados de emergencia agropecuaria o zona de desastre deberán ser declarados previamente por la provincia afectada.
  2. El dictado de decretos provinciales se complementa con tareas de verificación y emisión de los certificados de emergencia.
  3. La provincia deberá solicitar ante la Comisión Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, la adopción de igual decisión en el orden nacional.
  4. Desde Nación, se incorporan a los productores damnificados a los beneficios de orden nacional a través de la homologación de los decretos provinciales.
La provincia declara la emergencia y pide a la Nación que lo valide
La provincia declara la emergencia y pide a la Nación que lo valide

Cuáles son los parámetros para obtener la declaración de emergencia

La emergencia se dicta cuando la provincia comprueba que se vio afectado el 50% de la producción o capacidad, y el desastre agropecuario, cuando esa cifra sube al 80%, precisó el especialista.

Y es condición excluyente para obtener los beneficios de orden nacional que la explotación afectada constituya la "principal actividad" del productor, de tal modo que haya generado más de 50% de los ingresos del último ejercicio anual cerrado con anterioridad al período de emergencia o desastre, sostuvo Echegaray Ferrer

En definitiva, se debe dar la condición de pérdidas superiores al 50% en lo productivo y ser dicha actividad la que genera más del 50% de los ingresos en el ejercicio anterior, resumió.

Cuáles son los beneficios impositivos por la emergencia agropecuaria

Los siguientes son los beneficios de la AFIP para los productores agropecuarios que sufrieron emergencia o desastre en sus campos, consideró Echegaray Ferrer:

  • Diferimiento del vencimiento para pagar los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales de las explotaciones afectadas. El diferimiento será hasta el ejercicio siguiente a la finalización de la emergencia.
  • Suspensión del ingreso de anticipos correspondientes a los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales, cuyos vencimientos hubieran sido fijados dentro de la fecha de inicio de emergencia y la fecha de finalización.
  • Los productores monotributistas tendrán una prórroga en el pago de impuestos y una reducción del 50% si están alcanzados por el estado de emergencia o del 75% si se trata de una zona de desastre.
  • No se iniciarán juicios de ejecución fiscal para cobrar impuestos adeudados durante la emergencia o desastre hasta el periodo siguiente a la finalización del periodo de emergencia o desastre.
La emergencia frena los juicios de ejecución fiscal por parte de AFIP
La emergencia frena los juicios de ejecución fiscal por parte de AFIP
  • Los productores que realicen "venta forzada" de su ganado, podrán deducir el 100% de los beneficios derivados de esas ventas en su declaración de impuestos.

La venta forzada se produce cuando se vende más cantidad de ganado que el promedio de las ventas realizadas en los dos años previos a la declaración del estado de emergencia o desastre agropecuario.

En este caso, existe la condición de reponer como mínimo el 50% de la cantidad de cabezas vendidas forzosamente con anterioridad al cierre del cuarto ejercicio a partir de aquel en que finalice el periodo de emergencia y mantenerla por lo menos durante dos ejercicios posteriores.

  • Las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas, concurrirán en ayuda de los productores agropecuarios afectados.

Para esto, tomarán medidas especiales como espera y renovaciones, a pedido de los interesados, de las obligaciones pendientes a la fecha en que fije como iniciación de la emergencia o desastre agropecuario y hasta el próximo ciclo productivo, en las condiciones que establezca cada institución bancaria.

  • Plan especial de facilidades de pago de hasta 48 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, aplicable para la cancelación, de las obligaciones vencidas al 31 de marzo de 2023, impositivas y de los recursos de la seguridad socia.

Este incluye intereses, multas y las multas impuestas, cargos suplementarios por tributos a la importación o exportación y liquidaciones de los citados tributos comprendidas en el procedimiento para las infracciones.

El acceso a la emergencia o desastre agropecuarios estará abierto hasta el 30 de marzo de 2024
El acceso a la emergencia o desastre agropecuarios estará abierto hasta el 31 de marzo de 2024

El acceso al plan para el agro se encuentra habilitado a partir de 12 de mayo de 2023 y hasta el 31 de marzo de 2024 inclusive.

Cómo se accede a los beneficios y el plan de pago para la emergencia

Si bien en un primer momento se estableció el procedimiento de solicitud por parte del contribuyente para poder gozar de los beneficios, luego un decreto determinó que los beneficios para el sector agropecuario se obtienen de manera automática sin necesidad de realizar un trámite adicional, contó Echegaray Ferrer.

A través del mecanismo automático establecido, los contribuyentes acceden a los beneficios ya mencionados y se suma el acceso a un plan especial de pagos, afirmó.

El mecanismo automático para acceder a los beneficios de la emergencia o desastre agropecuarios es el que sigue, describió Echegaray Ferrer:

  1. Las provincias remitirán el listado de productores con estado de emergencia/desastre.
  2. La AFIP verificará que la actividad principal declarada en el "Sistema Registral" vigente al 9 de abril de 2023 este incluida en el listado de actividades agrícola y ganaderas que establecen las normas sobre emergencia y desastre agropecuarios.
  3. Una vez validado, serán caracterizados de manera automática en el "Sistema Registral" con los códigos de AFIP según la provincia en la que se encuentre el inmueble afectado.
  4. Los sujetos que no hayan sido caracterizados luego de los 7 días hábiles de vencido el plazo en el que la provincia debiera remitir la información (día martes de la semana siguiente a la emisión del certificado u homologación ministerial), podrán solicitar la caracterización a fin de acceder a los beneficios.
  5. Zona de emergencia - Acreditación: para este trámite deberán aportar el correspondiente certificado de emergencia y un informe extendido por contador público, con su firma certificada, de donde surja que al 9 de abril de 2023 la actividad principal corresponde a alguna de las agropecuarias.
La AFIP comprobará que la actividad principal figure en el listado de agropecuarias y ganaderas
La AFIP comprobará que la actividad principal figure en el listado de agropecuarias y ganaderas

Granos vs ganadería, por qué el beneficio no es lo mismo

"En el mercado agrícola, el productor buscará hacer valer su producción y la premisa será la de mantener los stocks", sostuvo Echegaray Ferrer, y advirtió que "hablar de un diferimiento de pago de impuestos se convierte en un crédito a tasa cero".

"Si además consideramos que el Impuesto a las Ganancias venía con un incremento importante, originado por variaciones de precios, tipo de cambio y el efecto del ajuste por inflación, hace que los beneficios de diferir impuestos se valoren mucho más que en otras oportunidades", remarcó.

"Hay que sumar la posibilidad de diferir también el pago de cuotas de créditos en bancos nacionales o provinciales durante el periodo de emergencia y eso mantiene la estrategia de stocks y la posibilidad de aprovechar el financiero al máximo", subrayó.

"Por el contrario, el escenario ganadero es tétrico, el premio de diferir impuestos tiene gusto a poco y el diferimiento de créditos y las asistencias no alcanzan", aseguró.

"Las liquidaciones de los vientres por la falta de los recursos forrajeros hacen que el instituto de la venta forzosa de la emergencia agropecuaria sea el único beneficio que rendirá en el futuro, porque a los pésimos resultados del negocio, se deberá sumar el resultado de la venta del capital y consigo un impuesto muy importante", enfatizó.

"Lamentablemente es tomar un beneficio para evitar fundirse por los impuestos que se cobraran el próximo año", manifestó.

"Estamos transitando un 2023 con todos los elementos que se necesita para no dormir tranquilos. Ante un escenario de alta inflación, tenemos que cambiar la forma de realizar los análisis, priorizando el financiero de los impuestos a pagar y también de los créditos que se mantienen inmovilizados, mejorar nuestra gestión desde lo fiscal nos ayudara a sumar algunos kilos que se llevó la sequía", concluyó.