En el suba y baja: cambios de Ganancias que no alcanzan y vuelven a afectar a trabajadores

Cada pocos meses, Massa anuncia una suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias para 200.000 empleados que una y otra vez quedan alcanzados
11/09/2023 - 19:00hs
En el suba y baja: cambios de Ganancias que no alcanzan y vuelven a afectar a trabajadores

Con una inflación que ya pasó la barrera de los dos dígitos, el Gobierno corre siempre por detrás de los aumentos de salarios por paritarias, con subas periódicas de $200.000 o $300.000 del mínimo del Impuesto a las Ganancias. En tanto, los trabajadores de salarios medios viven en una trampa entre la AFIP y los precios.

La suba del mínimo de Impuesto a las Ganancias a través del aumento de la deducción especial que anuncia el ministro de Economía, Sergio Massa, y que llevará el piso para que los empleados sufran retenciones a $1,77 millones brutos mensuales, será la cuarta del año.

En enero 2023, dejaron de pagar las remuneraciones brutas mensuales que no superaban los $404.062; en mayo, se subió el mínimo de Impuesto a las Ganancias a $506.230 y en agosto llegó a los $700.875

Además, en agosto anunciaron que se incrementaban las escalas para el pago del Impuesto a las Ganancias por tramos en un 35%, retroactivo a enero de 2023. Pero Ariel Bassanetti, jefe de Payroll del Banco Supervielle, opinó que esa suba debió ser del 70% para que los que tienen sueldos superiores no paguen menos de bolsillo.

César Litvin, del estudio Lisicki, Litvin & Asoc, afirmó que es "un círculo vicioso, porque lo que se deja de recaudar se financia con más emisión, y así el tener menos descuento de Impuesto a las Ganancias es un canto de sirena, porque se acompaña con más necesidades para mantener el nivel de subsistencia con la inflación".

Cómo recaen una y otra vez los empleados en el pago de Ganancias

El Gobierno dejó de confesar cuánto es en números la gente que recae una y otra vez en el Impuesto a las Ganancias por el cobro de un salario o una jubilación a raíz de la inflación, ya sea por paritarias o por la fórmula de movilidad previsional que está impactada por lo que pasa con los precios, pero hay datos.

Con esta última medida, dejó trascender que la cifra de $700.000 ya hubiera quedado desactualizada con las paritarias en curso, con un 7% más de salarios alcanzados.

El 7% de los salarios beneficiados con la última suba del mínimo de Ganancias hubieran vuelto atrás
El 7% de los salarios beneficiados con la última suba del mínimo de Ganancias hubieran vuelto atrás

Y, en mayo, cuando anunció la suba de 25,3% del mínimo del Impuesto a las Ganancias, para que no pagaran el tributo las remuneraciones brutas mensuales que no superaran los $506.230, informó que estimaba que la medida beneficiaba a 250.000 empleados.

Ya en noviembre 2022, cuando Massa anunció una suba del mínimo del Impuesto a las Ganancias de $280.792 a $330.000, el Gobierno confesó que en octubre del año pasado tributaron 1 millón de trabajadores y jubilados. Pero, en caso de no actualizarse el mínimo no imponible, en diciembre habría cerca de 1,3 millones de trabajadores alcanzados por el tributo. Calcularon eximir con la suba a 200.000 ciudadanos.

Por qué la suba de la deducción especial siempre queda corta

El Impuesto a las Ganancias admite que, de la remuneración percibida por los empleados, se puedan deducir ciertas sumas en concepto de "Ganancia no Imponible", "Cargas de Familia" y "Deducción Especial". Y el tributo se paga según una escala progresiva de alícuotas de entre el 5% y el 35%, aplicándose la más altas para las ganancias imponibles mayores.

Si bien la Ley de Impuesto a las Ganancias prevé que las deducciones y las sumas sobre las que se aplican las alícuotas se actualizarán anualmente conforme a la Remuneración Promedio Imponible de los Trabajadores (RIPTE), esa actualización deviene insuficiente en un contexto de alta inflación, consideró Sergio Vergara, del estudio Marval, O’Farrell & Marval.

"A partir de la actualización efectuada a comienzos de 2023, los trabajadores tributarán cada mes subsiguiente en exceso de su capacidad de contribuir", enfatizó.

Las principales críticas al mecanismo de suba de la deducción especial

Los expertos piden que se fije una actualización automática del Impuesto a las Ganancias
Los expertos piden que se fije una actualización automática del Impuesto a las Ganancias

"En lugar de establecer una actualización periódica por inflación, el Gobierno establece un tope de remuneraciones hasta el cual se paga el Impuesto a las Ganancias, sin actualización mensual de las deducciones ni ajuste alguno de la escala de alícuotas", afirmó Vergara, y aseguró que "este mecanismo es distorsivo por cuanto":

1. En un contexto inflacionario, es una medida que favorece a empleados con ese nivel de remuneración hoy, pero que, frente a aumentos por paritarias, probablemente vuelvan a exceder ese tope y a quedar alcanzados a la brevedad, requiriéndose una nueva medida.

 2. Se afecta el principio de igualdad, en cuanto no se establece actualización alguna para remuneraciones que exceden ese tope. Esas remuneraciones, aun con mayor poder adquisitivo que las más bajas, están sujetas a los efectos de inflación y han perdido su valor porque siguen tributando del mismo modo en que lo hacían a enero de 2023.

3. Los trabajadores que superan el tope no comienzan a tributar con la alícuota del 5% sino con una cercana al 35%, por lo que se pasa de no tributar a tributar a la alícuota máxima.

4. Se genera una carga administrativa para todos los actores involucrados en la actualización, implementación y liquidación de tributos.

"Con el propósito de evitar este efecto distorsivo sería necesaria una medida por la cual las deducciones y los montos de la escala de alícuotas se actualicen todos los meses por inflación. Esta es la única forma en que los trabajadores podrán tributar conforme a la capacidad de contribuir que tenían al inicio del ejercicio", remarcó Vergara.

La vuelta que encontraron los gremios al Impuesto a las Ganancias

Los gremios aumentaron el porcentaje del salario que es horas extras y bono por productividad
Los gremios aumentaron el porcentaje del salario que es horas extras y bono por productividad

Ante la pelea perdida entre el mínimo de Impuesto a las Ganancias y el salario, los sindicatos comenzaron a tomar medidas y a pactar la liberación del gravamen a través de convenios colectivos, a través de una rendija que dejan las normas sobre horas extras y bono por productividad.

"Nos encontramos con sistemas de pago del Impuesto a las Ganancias especiales para los bancarios, los docentes, los metalúrgicos y los petroleros, entre otros gremios con convenios propios, que hacen que tributen por algo parecido al 50% de su sueldo", precisó Fernanda Laiún, socia de Laiún, Fernández Sabella & Smudt.

En la Ley de Impuesto a las Ganancias, el camino inició con el logro de los sindicatos de que no pague Impuesto a las Ganancias el diferencial entre las horas extras de fines de semana y feriados y la hora normal, igual que el bono por productividad.

"Aprovechando una discusión acerca de qué conceptos conformaban las horas extras o el bono por productividad exento, porque cada gremio o industria lo llama de una manera diferente y había conceptos que eran parecidos, pero no iguales, se le plantearon las preguntas fueron a la Dirección Nacional de Impuestos", relató.

Esa repartición definió que "hay que ser generoso en la interpretación de ese concepto y dejó librado a la negociación entre gremios y empresas el porcentaje del sueldo que debería estar exento del Impuesto a las Ganancias. Así se llegó a que, en promedio, el 50% del sueldo no tributa", subrayó.

"Esto no brinda ninguna certeza para las empresas, porque la ley no fue modificada y habla con precisión de las horas extras, y no de cosas parecidas ni similares, igual que define con toda precisión el concepto de bono por productividad", enfatizó.

"La ley igual que la AFIP no dan cálculos estimativos globales aplicables a todas las personas o todas las situaciones solo amparadas por que estén en el mismo gremio o industria o porque se sientan, como dice la Dirección Nacional de Impuestos, que sus afirmaciones le resultan aplicables", remarcó.

"Los grandes perjudicados son los empleados que no pertenecen a los gremios beneficiados y las empresas que van a recibir reclamos de AFIP en el futuro por no liquidar el impuesto conforme a la ley", concluyó Laiún.

Temas relacionados