Más artículos

La agroindustria, el sector que sufre la mayor carga impositiva

La agroindustria, el sector que sufre la mayor carga impositiva
En un contexto donde los precios de las commodities no paran de batir récords, el Gobierno presiona cada vez más al campo para aumentar la recaudación
Por iProfesional
10.02.2008 12.11hs Impuestos

La presión impositiva cae con más fuerza sobre la producción de granos y carnes. Así­, de cada 10 pesos que ingresan a las arcas en concepto de impuestos, 4,4 los aporta la agroindustria. 

Así­, se estima que este año ingresarán unos 7.000 M de dólares por los derechos de exportación que pesan sobre el campo. Esto se lograrí­a con la fuerte presión directa e indirecta que sufren ciertos productos, cifra que en algunos casos llega hasta el 60%. Desde hace algunos años, el agro es una de las actividades económicas más vigiladas mediante imágenes satelitales, cruces informáticos y otras herramientas, según informó La Nación.

Sucede que, debido a los altos precios de las commodities agrí­colas y las necesidades de recaudación, el Gobierno mira una y otra vez hacia ese sector.

De acuerdo al matutino, la estructura impositiva que pesa sobre el campo y su industria derivada es sumamente compleja: ganancias (35%); ganancia mí­nima presunta (1%); IVA (para productores primarios 10,5%); bienes personales (entre el 0,5% y el 1,25%); participación societaria (0,5%); retenciones (hasta el 35%); ingresos brutos (entre el 1% y el 1,5% según la provincia); inmobiliario rural (en Buenos Aires aumentó hasta 150% en 2005); automotor; a los combustibles lí­quidos; de sellos (1% en la mayorí­a de los distritos); y tasas de servicios (red vial, Senasa, Oncca, etc) y tasas municipales (como la polémica tasa de abasto).

Para los productores, las mayores complicaciones fiscales se dan en los siguientes casos:

  • El impuesto al cheque produce una importante distorsión en los costos agropecuarios, ya que sólo una parte se puede tomar a cuenta de otros impuestos.
  • Como el IVA para los productos primarios es del 10,5%, pero muchos insumos y servicios tributan el 21%, se generan saldos a favor difí­ciles de aprovechar.
  • También existen casos de doble imposición. "Por ejemplo, la tierra se encuentra gravada a nivel nacional por el impuesto sobre los bienes personales o el gravamen a las participaciones societarias (según el caso) y ganancia mí­nima presunta (de corresponder); a nivel provincial por el impuesto inmobiliario rural, y a nivel municipal, por la tasa de red vial y contribuciones especiales", explicó a La Nación Claudia Chiaradí­a, especialista en legislación impositiva rural de la Universidad de Belgrano.

"Los costos se van incrementando para poder cumplir con todas las obligaciones de presentaciones de liquidación de impuestos, declaraciones informativas, tanto para la AFIP como para las diferentes direcciones de rentas", explicó Santiago Sáenz Valiente, del estudio Santiago A. Sáenz Valiente y Asociados.

En este sentido, los especialistas señalan que el pequeño productor es el que menos posibilidades tiene, ya que no posee asesoramiento técnico.

Como contrapartida, esquemas más sofisticados, como los fideicomisos, tienen un sistema pensado para pagar la menor cantidad de impuestos posible.

Impuestos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído