Milei rearma su gabinete y Caputo se queda con el control de las privatizaciones

El abogado Diego Chaher manejará las empresas públicas junto con el ministro de Economía, mientras que las de Comunicación son para Manuel Adorni
10/07/2024 - 20:04hs
Milei rearma su gabinete y Caputo se queda con el control de las privatizaciones

En el gabinete del Javier Milei se respira un clima de fragilidad e incertidumbre. El Presidente dispuso este miércoles la renuncia de Fernando Vilella como secretario de Bioeconomía, pero hay al menos cuatro altísimos funcionarios en la cuerda floja, que podrían renunciar en los próximos días, y el ministro de Economía, Luis Caputo, pasará a controlar las empresas públicas y las privatizaciones con el abogado Diego Martín Chaher, que viene del Grupo América de Daniel Vila y José Luis Manzano.

"Chaher es un abogado de Vila Manzano y es parte de un acuerdo entre Milei, Santiago Caputo y ese grupo empresario de medios muy cercano a Sergio Massa", dijo a iProfesional un alto funcionario del gobierno de Milei.

Según pudo saber iProfesional, tras la expulsión de Vilella, también están en la cuerda floja la canciller, Diana Mondino, los ministros de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, y de Salud, Mario Russo, y el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo. Todos están apuntados por distintos motivos por el poderoso asesor presidencial, Santiago Caputo.

Por supuesto, Caputo opera por cuenta y orden de la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, hermana del Presidente, y del propio jefe del Estado.

El 1° de julio último, mediante el decreto 549, Chaher fue designado secretario de Empresas y Sociedades del Estado dentro de la órbita del jefe del Gabinete, Guillermo Francos. Reemplazó así a Mauricio González Botto, que había sido nombrado por el defenestrado Nicolás Posse, que fue jefe de Gabinete hasta el 27 de mayo último.

"Pero ahora Chaher pasará al ministerio de Economía, bajo el ala de Luis 'Toto’ Caputo y va a manejar todas las empresas públicas y las privatizaciones previstas en la Ley Bases, será el nuevo hombre fuerte del Gobierno", señalaron a iProfesonal altas fuentes de la Casa Rosada.

El ministro de Economía, Luis Caputo, pasará a controlar las empresas públicas y las privatizaciones

Luis Caputo controlará las empresas del Estado y las privatizaciones

Como interventor transitorio, Chaher comenzó desde diciembre la reestructuración en la agencia de noticias del Estado Telam, en Radio y Televisión Argentina y en Educ.ar, pero ahora controlará todas las empresas del Estado, muchas de las cuales se privatizarán según dispone la Ley Bases, sancionada hace dos semanas por el Congreso.

La agencia Telam, la Televisión Pública y Radio Nacional quedaron bajo control del vocero presidencial Manuel Adorni, pero el verdadero poder lo tendrán la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei, y el asesor presidencial todoterreno Santiago Caputo, que les puso la mira a cuatro funcionarios.

Con la venia del propio Milei y Karina, se le atribuye a Santiago Caputo la remoción del secretario de Bioeconomía, Fernando Vilella y su reemplazo por su segundo Sergio Iraeta, pero ahora con el nombre de Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, como en épocas de Felipe Sola, en los años 90 durante el gobierno del ex presidente Carlos Menem.

También se le atribuye a Santiago Caputo el traslado de Diego Chaher a Economía, por cuanto el asesor es primo segundo y hermano de alma de Luis "Toto" Caputo, el ministro, hoy involucrado en la mesa chica del Presidente.

Con esta movida, los Caputo le quitaron una competencia fundamental al nuevo ministro de Desregulación y Transformación del Estado, Federico Sturzenegger, que se encargará de poner en marcha la nueva Ley Hojarasca, que buscará desregular el mercado aerocomercial, fijar un examen para nuevos agentes públicos, un examen para los alumnos secundarios y desregular el mercado de medicamentos, entre otras decenas de reformas hoy difusas.

Según consultó iProfesional a cuatro fuentes de primer nivel de la Casa Rosada, el verdadero detalle de la Ley Hojarasca permanece bajo siete llaves.

Aún no se dio a conocer el verdadero detalle de la Ley Hojarasca que presentará el ministro Federico Sturzenegger

Mientras tanto, el possista Botto fue sucedido por el vila-manzanista Chaher para dirigir las privatizaciones que fija la Ley Bases: Aysa, Nucleoléctrica, Corredores Viales, Belgrano Cargas, SOFSE (trenes argentinos), YCRT (Yacimientos Carboníferos de Río Turbio), Energía Argentina (Enarsa) e Intercargo. Quedaron afuera, por ahora, las de Aerolíneas Argentinas, Correo Argentino y Radio y Televisión.

Pero si bien no serán privatizadas, quedarán bajo la órbita de Chaher, como otras empresas públicas de alto poder como YPF, Arsat, Fabricaciones Militares, Fadea, Tandanor y Administración General de Puertos (AGP), entre otras.

Empresas estatales de medios de comunicación, en manos de Adorni

"Chaher viene a Economía y va a manejar las empresas, salvo las de medios de comunicación que quedan para Adorni", dijo a iProfesional un allegado a Caputo. Cerca del jefe del Gabinete, Guillermo Francos, confirmaron a este medio que "todo eso pasa a Economía y Francos se junta con Chaher el lunes próximo para conversar sobre todo".

Milei rearma su gabinete y Caputo se queda con el control de las privatizaciones

En la intimidad del poder, señalan que la entronización de Chaher, hombre de Daniel Vila y de José Luis Manzano, responde a Caputo, Karina Milei, y también al tándem de influyentes dirigentes del poder Guillermo Scarcella, viejo amigo del ministro de Turismo, Daniel Scioli, y Santiago Viola, hijo de la abogada Claudia Balbín y ex defensor de Leandro Báez, hijo de Lázaro Báez.

Ese mismo grupo terminó por echar del Gobierno a Fernando Vilella de la Secretaria de Bioeconomía y ahora se denominará Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, y en su lugar designó a Sergio Iraeta.

Vilella era partidario de bajar las retenciones al campo para reactivar al sector agropecuario y a la cadena productiva, pero los Milei y los Caputo lo desplazaron para cuidar el superávit fiscal. Entre sus allegados, Vilella aseguró que como hombre académico le resultó difícil adaptarse a la poca prolijidad política y a las peleas internas entre funcionarios.

La canciller Diana Mondino está bajo fuego y su posición es endeble

Javier Milei rediseña su gabinete

En base a esa situación de incertidumbre y fragilidad, un alto funcionario de la Casa Rosada confió a iProfesional que existe una sensación en la administración de que podría haber más corrimientos en el gabinete de Milei.

"Hay mucha presión contra el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, porque básicamente quiere eliminar Cammesa, la empresa mayorista estatal que transfiere la energía de los generadores a los distribuidores", dijo una alta fuente a iProfesional. Pero los Caputo también lo pusieron en la mira al nombrar al ex YPF Daniel González, como secretario coordinador en Energía y Minería, como viceministro.

Daniel González conoce a Caputo desde el Colegio Cardenal Newman, pero además pasó por altos cargos en Merrill Lynch y Bank of America. La movida contra Chirillo es un emprendimiento familiar de Luis, Santiago y Nicolás Caputo.

También señalaron las fuentes de la Casa Rosada que la canciller Diana Mondino está bajo fuego y su posición es endeble. Quedó apuntada por los problemas que el propio Milei generó en las relaciones bilaterales con China, España, Brasil, Bolivia y Alemania, entre otros. En el entorno del Presidente aseguran que ella quiere diferenciarse de esas posturas extremas.

Por ejemplo, no cayó bien que ella posara en una foto en la última Cumbre del Mercosur junto al canciller de Brasil, Mauro Vieira, y al propio presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, con quien Milei se enfrentó en diversas declaraciones públicas, mientras que el Presidente visitaba al antecesor Jair Bolsonaro, que le regaló una medalla con ironías machistas.

En el entorno presidencial también miran de reojo las tensiones en el Ministerio de Salud, donde Mario Russo, el ministro, está extremadamente controlado por el empresario Mario Lugones, ex presidente de la Fundación Sanatorio Güemes y es padre de Rodrígo Lugones, mano derecha de Santiago Caputo en la consultora Move de comunicación política.

Por otro lado, también trascendió que Santiago Caputo tiene en la mira telescópica al ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, cuyo viceministro Sebastián Amerio responde al encumbrado asesor presidencial. "Amerio es de Santiago Caputo y lo puso a precalentar desde el origen, mientras que a Cúneo Libarona lo puso Nicolás Posse", dicen en la Casa Rosada. Además, Dentro del Gobierno tienen críticas a Cúneo por no avanzar en la eliminación del Registro de la Propiedad Automotor ni de varios formularios de la burocracia estatal. Lo único que sostiene a Cúneo es su buena relacion con Milei.

Temas relacionados