Más artículos

El Gobierno autorizó el nuevo sindicato de empleados de Flybondi

El Gobierno autorizó el nuevo sindicato de empleados de Flybondi
El guiño oficial representa un fuerte golpe al poder de los sindicatos tradicionales que conforman el sector. Empieza la guerra por los convenios laborales
Por Juan Manuel Barca
07.01.2019 10.33hs Legales

El Gobierno autorizó la creación del primer sindicato low cost que tendrá representación en todo el país, salvo en la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de la Asociación Sindical de Trabajadores de Flybondi, la primera empresa de aeronavegación de bajo costo que emplea a 550 personas en Argentina.

A través del Boletín Oficial, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aprobó el pedido de inscripción gremial que ya había presentado la entidad el año pasado y que es fuertemente resistida por los sindicatos de la actividad. 

"Inscríbese en el Registro de Asociaciones Sindicales de Trabajadores a la ASOCIACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES DE FLYBONDI -F.B. LÍNEAS AÉREAS S.A.-, con domicilio en Montevideo N° 550, 1° “A”, de la Ciudad de Córdoba, Provincia de CÓRDOBA, con carácter de Asociación Gremial de primer grado, para agrupar a la totalidad de los trabajadores que presten servicios bajo relación de dependencia con la empresa de transporte aéreo denominada F.B. LÍNEAS AÉREAS S.A., con zona de actuación en todo el territorio de la REPÚBLICA ARGENTINA a excepción del territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires", indica la resolución 4/2019 publicada hoy.

La autorización representa un fuerte golpe para los gremios aeronáuticos que de ahora en más convivirán con una nueva organización en la actividad. Si bien la entidad no podrá discutir paritarias, su mera existencia es un primer antecedente para la creación de otros sindicatos similares, por ejemplo, en Norwegian de capitales noruegos.

La asociación de primer grado podrá afiliar a trabajadores de todas las categorías: pilotos, tripulantes de cabina, técnicos aeronáuticos, personal de rampa y administración. Según fuentes cercanas a la empresa, ya hay varios empleados afiliados a la nueva entidad, entre ellos quienes formaron el sindicato. 

La aspiración del nuevo sindicato es la de avanzar en la negociación colectiva para firmar un convenio laboral de empresa, el principal temor de los gremios aeronáuticos que ven detrás de esa iniciativa una maniobra respaldada por el Gobierno para modificar el resto de las convenciones colectivas, con una eventual pérdida de beneficios.

Flybondi es una de las principales interesadas en la creación de un nuevo convenio de trabajo. Durante un año intentó llegar a un acuerdo con los sindicatos tradicionales, como pilotos (APLA), Técnicos (APTA), Aeronavegantes (AAA) y Personal de tierra (APA), pero la propuesta fue sistemáticamente rechazada.

Los gremios aeronáuticos se oponen al sistema de retribución planteado por las low cost, a partir de las ganancias o la productividad, y prefieren que el salario esté compuesto por los adicionales por antiguedad o permanencia, entre otros conceptos, como ocurre en la actualidad.

Los pilotos, por otra parte, propusieron un mecanismo similar al que existe en Aerolíneas Argentinas, Austral, Latam, Andres y Avianca, por el cual un porcentaje del sueldo se abona a través de un fondo en control del sindicato, para de ese modo no abonar el Impuesto a las Ganancias, algo que Flybondi rechazó.

Los aeronavegantes protagonizaron el jueves 27 de diciembre una protesta a Plaza de Mayo frente al Ministerio de Transporte, que encabeza Guillermo Dietrich, contra la "precarización laboral" y la creación de un sindicato en Flybondi.

El gremio liderado por Juan Pablo Brey denunció que la empresa incumple la Ley de Contrato de Trabajo, entre otras causas, al no garantizar el acceso a la comida durante la jornada laboral.

Los sindicatos de la actividad, por otra parte, también cuestionan la seguridad de los aviones de la empresa, que opera en el aeropuerto de El Palomar. La falta de medidas y controles, aseguran, deriva en incidentes, accidentes y despresurizaciones, que afectan de manera directa en muchos casos sobre la salud de los tripulantes.

Aeronavegantes presentó denuncias ante la secretaría de Trabajo por supuestas "prácticas antisindicales" de la compañía aérea, alegando "viola de forma constante la ley de asociaciones sindicales obstruyendo, dificultando e impidiendo la afiliación de sus trabajadores al único gremio de la actividad". Hoy, hay solo 15 afiliados a sindicatos tradicionales.

Mientras tanto, la empresa ya acapara un 8% del mercado aéreo nacional. En diciembre pasado celebró los 800.000 pasajeros transportados desde que inició sus operaciones hace 10 meses, y destacó que del total de transportados más de 150.000 personas viajaron en avión por primera vez en su vida, según informó en un comunicado.

La firma ya cuenta con 18 rutas operativas, mientras continúa con su objetivo de sumar rutas interprovinciales y regionales que tienen poca o ninguna competencia.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Legales
Te puede interesar
Zoom Recomendadas