Más artículos
La justicia la dio la razón a Gas Ban en el litigio con el Ejército: el Gasómetro de Villa Martelli se queda donde está

La justicia la dio la razón a Gas Ban en el litigio con el Ejército: el Gasómetro de Villa Martelli se queda donde está

La justicia la dio la razón a Gas Ban en el litigio con el Ejército: el Gasómetro de Villa Martelli se queda donde está
Un fallo de la Cámara Federal de San Martín le reconoce propiedad al Ejército, pero determina que el traslado del gasómetro es de cumplimiento imposible
Por Karina Poritzker
17.10.2019 06.02hs Legales

La Justicia reconoció al Ejército Argentino la propiedad de los terrenos donde funciona el "Centro San Martín" -conocido como "El Gasómetro" de Villa Martelli- de la empresa Gas NaturalBan SA. Pero, pese a ello, rechazó una demanda de desalojo porque el traslado es de imposible ejecución y afectaría el suministro de gas natural a todos los usuarios -industrias y particulares- en gran parte del conurbano bonaerense. También el rol que tiene como reserva de la ciudad de Buenos Aires.

Los jueces admitieron estar ante un caso donde el sentido común debe imponerse a la letra de la ley. "Desde una perspectiva estrictamente jurídica el desalojo pretendido sería procedente", admitieron Marcelo Fernández y Juan Pablo Salas de la Cámara Federal de San Martín.

Pero en los hechos quedó "demostrada la imposibilidad de ejecutarlo" y por eso es de "cumplimiento imposible".

La planta de gas funciona en ese lugar cercano a Tecnópolis desde la década del '50, antes de la privatización del servicio. El terreno es del Ejército Nacional y no fue cedido a Gas NaturalBan, según determinó la Justicia.

La disputa lleva más de una década. El fallo consideró que: "De las pruebas periciales practicadas se desprende que el "Centro San Martín", no sólo se encuentra ubicado en un punto estratégico y resulta de vital importancia para que la empresa demandada pueda prestar el servicio público de gas natural a una gran parte del territorio del Gran Buenos Aires (inclusive como reserva de la CABA), sino que su traslado –dadas las características operativas y técnicas de las instalaciones que allí funcionan resultaría de muy difícil ejecución y podría afectar el suministro a todos los usuarios".

El Estado Mayor General del Ejército había demandado para obtener la desocupación del predio delimitado por las avenidas General Paz, Constituyentes y las calles Zufriategui y Brasil. El lugar es conocido como "el Gasómetro" en Villa Martelli.

La empresa sostuvo que se trata de un "activo afectado al servicio público" nacional, sin el cual no podría cumplir la prestación y que poseía el inmueble como concesionario.

Trasladar la planta que abastece industrias y viviendas particulares en el Gran Buenos Aires implicaría suspender la distribución de gas natural, se sostuvo.

Un reclamo añejo

La historia comenzó el 3 de mayo de 1950 cuando por decreto se aprobó un convenio de transferencia del predio desde el entonces Ministerio del Ejército a la Dirección General de Gas del Estado, a título precario y por diez años. Eran tierras de la Dirección General de Ingenieros del Ejército. Debían instalarse allí dos gasómetros rígidos en una superficie de unos 15.981 metros cuadrados.

Al vencerse los diez años, la empresa estatal de gas siguió en el inmueble y para principios de los 90 ya funcionaba allí el "Centro San Martín", encargado de la distribución diaria del 60 por ciento del gas natural al Gran Buenos Aires.

El 10 de julio de 1992, se dispuso la privatización de Gas del Estado S.E. y, tras el proceso licitatorio, se le transfirieron a la empresa "Distribuidora de Gas Buenos Aires Norte S.A." los activos y pasivos identificados en el contrato de trasferencia, y se otorgó a Gas Natural Ban S.A. la licencia para la prestación del servicio.

Dos años más tarde la empresa comenzó a pedir la transferencia del predio y se le expresó que ese inmueble y otros linderos estaban bajó la órbita del Ejército Argentino sin que su propiedad se hubiese transferido en la privatización.

La Cámara Federal de San Martín ordenó una pericia para relevar con "exhaustivo detalle" las instalaciones y determinar "cuáles de ellas resultaban esenciales para la prestación del servicio de gas".

"…el Centro San Martín ha sido creado desde sus orígenes y reúne las condiciones estratégicas, geográficas y técnicas que lo convierten en un ícono del gas natural. Sin duda, en aquél tienen lugar actividades cuyo traslado resulta técnica y extremadamente complicada y morosa en el tiempo", concluyó el perito.

Además enfatizó que el predio "…resulta evidentemente necesario para que Gas BAN desarrolle su actividad como distribuidora de gas natural por redes en las zonas norte y oeste del Gran Buenos Aires".

El 10 de mayo último los jueces le pidieron al perito su opinión sobre si era factible un traslado de las instalaciones que funcionan en el lugar como el Centro de Comunicaciones, el de Atención deUrgencias, el Laboratorio de Calidad de Gas, los Talleres de Mantenimiento y el estacionamiento.

También ordenaron un dictamen sobre la posibilidad del vallado de la zona de válvulas "realizando un control por monitoreo remoto".

"El traslado de cualquier instalación fuera del predio dificultaría operativamente el servicio público que debe brindar el Concesionario, las 24 horas de los 365 días del año", fue la respuesta del perito. 

Este panorama llevó a concluir que, si bien el verdadero titular del dominio es el Estado Nacional a través del Ejército, es imposible el desalojo. El Ejército podrá sí exigir un resarcimiento a la empresa a través de un recurso judicial.

Lo más leído
Más sobre Legales