30.11.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

Son amigas y emprendedoras: juntas crearon una inédita app de asesoramiento legal

Son amigas y emprendedoras: juntas crearon una inédita app de asesoramiento legal
En la actualidad, más del 70% de consultas que reciben en la aplicación tienen que ver con violencia de género, conflictos de familia y divorcios
Por iProfesional
29.04.2021 17.27hs Legales

La plataforma ya cuenta con más de 300 abogadas y abogados de distintas especialidades, brinda asistencia inmediata y apuesta a transformarse en referencia del mercado legal 4.0. En la actualidad, más del 70% de consultas que reciben tienen que ver con violencia de género, conflictos de familia y divorcios.

Silvana Stochetti vive en Argentina. Karina Rasic, en Francia. Se conocen hace mucho tiempo, pero volvieron a encontrarse de manera virtual durante el confinamiento y apostaron a trabajar juntas, a la distancia, de manera remota, para llevar adelante el proyecto, poniendo el foco en el fin social del mismo, y romper barreras económicas y geográficas. Según las fundadoras del proyecto, "todos los ciudadanos deben saber que tienen el derecho a tener un profesional a su alcance. Las estadísticas nos reflejan que hay situaciones que no pueden ni deben esperar".

Son amigas y emprendedoras: juntas crearon una inédita app de asesoramiento legal

"Hace un tiempo, en el 2018, estando de viaje, empecé a soñar con la idea de desarrollar una aplicación que conecte abogados con clientes", narra Silvana. "La idea fue muy clara y, sobre todo, ambiciosa en ese momento, porque originalmente consistía en poder consultar mediante un chat virtual a un abogado en el instante". Aplicaciones como esas existen en Estados Unidos y Europa con éxito, cuenta la emprendedora, "y empecé a investigar el tema en distintos mercados".

"Cuando volví de ese viaje –sigue- me contacté con desarrolladores de aplicaciones y empezamos a bajar a la tierra esa idea, la que empezó a concretarse mediante el lanzamiento de nuestro MVP de Legalify hace un mes y medio".

La plataforma aplica una tecnología con el fin de detectar el problema que tenga una persona y recomendar al profesional indicado para esa situación (teniendo en cuenta la temática, ubicación y necesidad de la persona). "Buscamos ser un puente entre las personas que necesitan ayuda y profesionales dispuestos a brindar asesoramiento gratuito. En la actualidad, más del 70% de consultas que recibimos tienen que ver con violencia de género, conflictos de familia y divorcios", explica Stochetti.

Las socias tienen la intención de incorporar próximamente nuevas funcionalidades como certificaciones y capacitaciones on line para profesionales, expandirse y poder brindar servicios en otros países tanto de Latinoamérica como de Europa. Además, quieren que la plataforma se convierta en una herramienta de conexión que exceda al derecho como eje y que reúna diferentes especialidades al alcance de cualquier persona en distintas partes del mundo.

El camino de emprender

"El camino empieza con un sueño, una idea, y consiste en hacer realidad ese sueño", expresa Silvana. "Y eso implica trabajar 24/7 en esa dirección, con la adrenalina de enfrentarte a lo desconocido".

En ese trayecto, "te topás con obstáculos financieros, los mismos que enfrenta cualquier startup, pero también con las barreras que surgen al tratar de introducir al mercado un proyecto absolutamente disruptivo", comenta Silvana. Y sigue: "Pero estamos convencidas de que justamente estos obstáculos se enfrentan con ideas también disruptivas. Se trata de no tener miedo a tomar decisiones grandes y pequeñas y, lo que es aún más importante, se trata de la capacidad de diagnosticar a tiempo los errores, incluso si esto significa retroceder unos pasos, pero nunca darnos por vencidas".

"Emprender es poder enfrentarse con el miedo al fracaso", plantea Karina. Hay personas brillantes que tienen aversión al riesgo, y a pesar de tener ideas que cambiarían el mundo, no las llevan a cabo como emprendedores por temor o comodidad. Por eso muchos prefieren mantener su trabajo corporativo y apuestan a crecer dentro de ese ámbito. En cambio, el emprendedor arriesga todo, a veces hasta sus bienes, en pos de su idea. Nosotras no tenemos miedo al fracaso y sabemos que vamos a llegar muy lejos".

"Ser emprendedor es un desafío en todos los países del mundo" complementa Rasic. "Pero para gente como nosotras, nacidas en la Argentina, es un plus conocer la idiosincrasia y el sistema legal de nuestro país, lo que facilita las habilidades para crear una startup de tecnología. De hecho, crear una empresa tecnológica en Argentina tiene ventajas claves como los recursos humanos y los costos. Tenemos mucho talento y creatividad en nuestro país".

Por otro lado, la emprendedora hace hincapié en la cuestión de género. "Las empresas fundadas por mujeres son las menos financiadas en el mundo", sentencia. "Los fondos recién estos últimos años crearon departamentos específicos para financiar empresas lideradas por mujeres. Hay mucho para hacer en ese ámbito. No es lo mismo entrar a negociar con una mujer que con un hombre ya que casi todas nosotras ponemos en nuestros proyectos un fin social, como en Legalify, donde abordamos la problemática de violencia de género y capacitamos a nuestros abogados en ese sentido. Es una tendencia que de a poco va cambiando globalmente".

Silvana
Silvana Stochetti y Karina Rasic crearon una aplicación para conectar clientes con abogados y funciona de forma gratuita

Creatividad en pandemia

Para ambas emprender en tiempos de pandemia fue un desafío muy divertido. "Nos la pasamos frente a una pantalla", cuenta Karina. "Yo desde Francia y Silvana desde Pilar. Nunca pensé emprender a los 50 y menos en pandemia. Además, ambas seguimos con nuestros trabajos, ella con la representación legal de sus clientes y yo con mi empresa de consultoría y logística en Francia".

"Para nosotras la crisis era una oportunidad y no nos la íbamos a perder", sigue. "Desde donde estuviéramos sabíamos que nuestra empresa debía nacer para eliminar el conflicto. La pandemia ha acrecentado los casos de violencia, de despidos, de mala praxis médica, de discriminación, de imposibilidad de acceder a la justicia, pero también, por otro lado, ha impulsado necesariamente cambios tecnológicos que llegaron para quedarse y potenciarse. Para eso trabajamos a toda máquina en pleno caos, para ayudar a la gente para que pueda acceder a la justicia", concluye.