Espionaje ilegal: Marcelo D’Alessio fue condenado a cuatro años de prisión

Espionaje ilegal: Marcelo D’Alessio fue condenado a cuatro años de prisión
El falso abogado apuntó con todo contra los medios en su exposición. Junto con él, fueron condenados dos agentes de inteligencia
Por iProfesional
23.08.2021 14.08hs Legales

El falso abogado Marcelo D’Alessio fue condenado a cuatro años de prisión junto a los exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Claudio Álvarez y Rolando Barreiro por la causa penal que investigó un supuesto intento de extorsión al despachante de Aduanas Gabriel Traficante. Así, quien estuvo en el centro de las investigaciones por espionaje ilegal, apuntó con todo contra los medios en su exposición.

"Desde el día cero han mencionado la causa de Dolores. El modus operandi. Quiero compatir algunas reflexiones. Parece ser hoy en día que la condena mediática parece superar el principio de inocencia. Ustedes me conocieron por los medios antes de conocerme cuando ya estaba acá sentado. Tal vez como un agente anti K, un espía de potencias imperialistas, y no sé cuantas barbaridades más", sostuvo D’Alessio ante los jueces del Tribunal Oral Federal 2.

En ese sentido, indicó que "también me dolió la canallada de quienes corrieron en estado de pánico a usar los medios para decir que era un loquito, y llegaron a sostener que hablaba de narcotráfico". Así, fue contundente en su descargo al sostener que, "si es que existe esta trillada grieta, evidentemente me dejaron bien en el medio".

"No solo desarrollé emprendimientos que siguen en pie, y que le han dado trabajo solo en Canning a más de 150 familias, sino que hace mucho que estudio en profundidad la matriz del narcotráfico y el terrorismo. Sí capacité en forma gratuita a diputados, ministras, funcionarios, periodistas. Las presentaciones que realicé incomodaron a funcionarios que optaron por silenciarme, tendiéndome una trampa", manifestó.

Por último, D’Alessio indicó que "yo estaba siendo torturado, señor Presidente. Fui torturado por el Estado nacional". El falso abogado había planteado la nulidad de la causa, y debió escuchar la respuesta del fiscal Diego Luciani. De esta manera, éstas fueron sus últimas palabras antes de conocerse el veredicto de su condena a cuatro años de prisión.

La Justicia condenó al falso abogado Marcelo D´alessio a la pena de cuatro años de prisión por extorsión
La Justicia condenó al falso abogado Marcelo D´alessio a la pena de cuatro años de prisión por intento de extorsión

La extorsión

D’Alessio le hizo saber a un amigo de Traficante que tenía un "problema grave" y lo citó en su casa del country. Allí le dijo que estaba involucrado en la causa de la mafia de los contenedores y que tenía que borrar los registros de llamados entrantes y salientes a su celular para no terminar preso. Para eso, nada mejor que él: se presentó como el director de Observaciones Judiciales de la AFI. La OJ u Ojota era como se conocía a la oficina de escuchas de la exSecretaría de Inteligencia (SI). Para entonces, ya no era más una dependencia de los servicios, sino que estaba bajo control de la Corte Suprema, pero, a los efectos de la extorsión, servía.

En ese momento, empezó el alarde de D’Alessio. Sacó su computadora y comenzó a mostrarle a Traficante información que no tendría una persona normal, según declaró el denunciante ante los integrantes del TOF 2. En ese momento, le pidió 80.000 dólares para el borrado de las llamadas que supuestamente lo incriminaban.

Las comunicaciones siguieron. Según dijo Traficante, al día siguiente lo convocó a una reunión frente al Departamento Central de Policía. La defensa de D’Alessio niega ese encuentro.

De acuerdo al expediente, D’Alessio se comunicó con los amigos de Traficante para usarlos como "interlocutores válidos". A uno de ellos lo recibió en el edificio Las Toscas, en la oficina 320, a la que llamaba "el búnker". Gabriel Garcés salió de ese encuentro con pánico: D’Alessio le dijo que Traficante no iba a tener que pagar 80.000 dólares, sino diez veces más, o terminaban presos él y su esposa. En la oficina estaban Barreiro con otros hombres y un escritorio lleno de armas.

Traficante grabó la última comunicación con D’Alessio. Allí, el falso abogado trató, por un lado, de minimizar la amenaza que le había lanzado a Garcés y, por otro, hizo el reclamo de dinero para supuestamente maniobrar en la justicia. "Seis gambas", le pidió a su interlocutor. Estaba hablando de 600.000 dólares. Como Traficante le decía que no tenía el dinero, que iba a tener que vender alguna propiedad, D’Alessio se apuró a cerrar el trámite: le dijo que él ponía 200.000 dólares como "préstamo a tasa cero".

Temas relacionados
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído