Proyecto "alcohol cero al volante" en Argentina: el sector del vino busca aplicar la ley solo a menores de 25 años

Productores opinaron que la medida no acabará con los siniestros viales e impactará en el turismo y gastronomía. "No va a solucionar nada", expresaron
Por José Calero
30/08/2022 - 16,00hs
Proyecto "alcohol cero al volante" en Argentina: el sector del vino busca aplicar la ley solo a menores de 25 años

Mientras la Cámara de Diputados avanza con el proyecto de "alcohol cero" al volante, el sector vitivinícola, que emplea a unas 400 mil personas en la Argentina, advirtió que esa iniciativa no reducirá los siniestros viales, y presentó una propuesta alternativa. El proyecto empresarial propone mantener el límite de 0,5 gramos de alcohol en sangre como límite para los conductores, pero aplicar la tolerancia cero sólo hasta los 25 años.

Así lo explicó a IProfesional el director ejecutivo del Fondo Vitivinícola y miembro del directorio de la Corporación Vitivinícola (COVIAR), Sergio Villanueva, quien alertó sobre el impacto que esa ley tendría en la actividad del sector. Las alarmas sonaron entre los bodegueros cuando la Comisión de Transporte de Diputados, a cargo del radical Jorge Rizzotti, firmó el dictamen, tras escuchar a los representantes del sector empresarial.

Villanueva consideró que aplicar tolerancia cero "no va a solucionar nada", y en cambio propuso mayor educación vial, controles y sanciones. "El problema de los siniestros viales está muy concentrado en jóvenes a la salida de los boliches, y es del 0,5 para arriba, según un estudio realizado en la Ciudad de Buenos Aires", explicó. Alertó, además, que aplicar la tolerancia cero tendría un fuerte impacto no sólo sobre el sector vitivinícola, sino en numerosos emprendimientos ligados a la gastronomía y el turismo.

En el Congreso, el ingeniero del Observatorio Vial Latinoamericano, Fabián Pons, consideró un error "mezclar alcohol cero con alcoholemia cero", y explicó: "Leyes de alcohol cero hay en todo el mundo; por el contrario, leyes de alcoholemia cero hay muy pocas, son excepciones y, en general, más por motivos políticos que por otra cuestión".

Dijo que el alcohol cero es "lo deseable, que nadie maneje bajo los efectos del alcohol. La alcoholemia cero es una aberración técnica, es ir en contra del sistema métrico legal argentino", sostuvo Pons. Dio que "estipular una medida sin margen de tolerancia no es correcto, técnicamente no es viable. Toda medida debe tener un margen de tolerancia, porque hay una suma de errores".

Según estadísticas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, entre 2015 y 2016 el 21,6% de la cantidad de siniestros viales mortales estuvieron protagonizados por gente alcoholizada, incluyendo peatones y ciclistas. Desde el punto de vista de los viñateros, los países que tenían este problema "lo resolvieron educando, concientizando, controlaron y sancionaron. En la Argentina hay 7 controles cada mil habitantes, se necesita voluntad política de control".

Desde el sector vitivinícola insisiten en aplicar la medida solo a menores de 25 años.
Desde el sector vitivinícola insisten en aplicar la medida solo a menores de 25 años.

El alcohol no es la principal causa de los accidentes

Fernando Campagnini, abogado Perito en Transporte, dijo que "en 30 años que trabajo, el alcohol no es la principal causa de siniestros. Si nos fundamentamos en datos del Estado se puede ver". Recordó que un informe del 2019 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial señaló que no más del 28% de las personas que ingresaron por un siniestro a un hospital manifestaron que habían consumido alcohol en las últimas seis horas. Dijo que el 75% de los accidentes viales son generados por otras causas, como el Estado de las rutas, la falta de demarcación, gente usando celulares y aplicaciones.También señaló que "nadie dice nada respecto de los autos nuevos, que traen las pantallas táctiles", y consideró erróneo que el alcohol sea el factor principal de generar todas las muertes en Argentina.

Campagnini dijo que "el alcohol no figura como un elemento determinante en los siniestros ni de muertes", pero resaltó la importancia de no consumir alcohol si se va a manejar."Someternos a un control que no es fehaciente, no estoy de acuerdo. No puedo permitir, como abogado, que se fije el alcohol cero como normativa, pero que se baje de 0,5 a 0,2, estoy de acuerdo. Lo único que sirve es el control, no sirve poner estrictamente alcohol cero y las muertes van a empezar a disminuir", indicó.

Por su parte, Carlos Fiochetta, gerente general de la COVIAR, dijo que el sector pretende "ser parte de la solución y de discutir este problema y poniendo la cara. Somos una actividad que decidimos estar presente y proponer soluciones. Estamos convencidos de que este problema se aborda con soluciones concretas, consensos, con discusión y no con soluciones facilitas como las que se proponen".

"La Tolerancia 0 no sólo es ilegal y técnicamente impracticable, sino que además no es la solución frente al problema creciente de los accidentes de tránsito en la Argentina. E insistir en medidas aisladas tiene un fuerte impacto sobre los hábitos culturales de los argentinos, su salud, y atenta no sólo contra la industria vitivinícola sino también contra el sector gastronómico y el enoturismo de una actividad productiva hoy presente en 18 provincias argentinas", advirtió la COVIAR.

Beatriz Barbera, presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de Mendoza (AEHGA), reafirmó la preocupación del sector y agregó: "Estamos dispuestos a trabajar junto al sector público y privado, como lo venimos haciendo, para acordar acciones conjuntas que brinden una alternativa complementaria a esta problemática, que no sea tan determinante y en detrimento del sector gastronómico como lo sería la Tolerancia 0, tal como está planteada", señaló.

Debate: la relación entre el consumo de alcohol y los accidentes

Para COVIAR, la compleja relación entre el consumo de alcohol y la siniestralidad vial debe ser abordada desde una perspectiva que considere todos los factores que forman parte de dicha problemática. Es por esto que, desde el sector, sostienen la necesidad de una política pública integral y por consenso que esté acompañada de acciones como controles policiales viales eficientes y constantes; involucramiento del Estado en la formación de los conductores; campañas integrales y constantes de prevención y concientización; generación de leyes que apunten a la prevención; y acciones especialmente dirigidas a los jóvenes, que son quienes están involucrados en el mayor porcentaje de accidentes de tránsito.

Según el estudio sobre "Expectativas del consumidor" (datos a julio de 2022) realizado por la consultora Trendsity, en el que se incorporó un módulo de preguntas sobre seguridad vial y consumo excesivo de alcohol sobre una base de casi mil encuestados representativos de todo el país, los consumidores reconocen que para prevenir accidentes viales no hay una solución única. Así, según los resultados de opinión pública, se revela la necesidad de medidas integradas de corto, mediano y largo plazo, entre las que se incluyen campañas de educación, concientización y formación; controles de tránsito y mantenimiento de la infraestructura y la seguridad vial.

Otro punto a resaltar en este estudio es la valoración sobre los controles policiales relacionados con la prevención de incidentes viales. Ocho de cada diez encuestados los valora y se verifica mayor aprobación y sensibilidad entre las madres y quienes tienen hijos. La afirmación "Los controles policiales deberían ser más efectivos de lo que actualmente son" tiene 83% de aprobación, porcentaje que sube a 86% entre mujeres y personas con hijos y alcanza 87% en el Gran Buenos Aires. Junto a esto, la sentencia "Debería haber mayor cantidad de controles policiales en la calle, de noche, en zonas de alta concentración de jóvenes" tiene 82% de aprobación, valoración que llega al 86% entre quienes tienen hijos y alcanza 94% de aprobación entre conductores de camionetas y utilitarios.

Por otra parte, según la Organización Mundial de la Salud, solo el 23,8% de los siniestros viales en los países de la región son provocados por presencia de alcohol en conductores. Además, en los lugares en donde rige la Tolerancia Cero, estas cifras no han disminuido. Por ejemplo, en el caso Argentina y de provincias con Alcoholemia Cero como Córdoba, se registraron 335 muertes en siniestros de tránsito en 2012 (año en el que comenzó a aplicarse la medida), cifra que fue aumentando hasta llegar a 564 en 2018, según los últimos datos oficiales disponibles.

En efecto, de los cinco países del mundo con mejores índices de seguridad vial en función de la menor siniestralidad, en ninguno de ellos hay Tolerancia Cero. En Dinamarca, Suiza y Países Bajos su límite de alcohol es de 0.5 gramos por litro de sangre; en Reino Unido: la tolerancia es de 0.8 gramos y en Suecia -el país más avanzado del mundo en materia de seguridad vial- se determinó una tolerancia de 0,2 gr para todo tipo de conductor, incluyendo a principiantes y profesionales, porque el margen de error de la medición no depende de la calidad del conductor, sino de las inevitables imperfecciones del sistema.

Los números del sector vitivinícola

Durante julio los despachos totales de vino al mercado doméstico crecieron 0,7% interanual, de la mano de los varietales y espumosos. Esto contribuye a que se mantenga la tendencia de crecimiento en los 7 primeros meses del 2022, según el Gobierno.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, busca aminorar el impacto de la ley en sectores productivos.
El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, busca aminorar el impacto de la ley en sectores productivos.

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa, indicó que "ya son casi 465 millones de litros de vinos los despachados al mercado interno durante los primeros siete meses de 2022. Sostuvo que se registran "aumentos de volumen en vinos blancos, y una muy buena performance de crecimiento en vinos varietales y espumosos, que no paran de crecer desde la salida de la pandemia". No ocurre lo mismo con las exportaciones. Según Villanueva, las ventas al exterior cayeron un 6% interanual en lo que va del año (el sector representa unos 1.000 millones de dólares anuales en ventas al exterior). Un 20 por ciento de la producción del sector se consume en el circuito gastronómico. El 80% de la producción está concentrada en Mendoza y San Juan, pero ya hay viñedos en una decena de provincias.

Según supo IProfesional, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, realizará gestiones ante el ministro de Economía, Sergio Massa, para subir a 25 años la edad de los conductores que deberán tener "alcohol cero". Además, el senador sanjuanino por el Frente de Todos, José Luis Gioja, prevé presentar en las próximas horas una iniciativa alternativa al dictamen de comisión, que contemplaría la propuesta empresarial.

El gobernador Suárez se reunió con el presidente de la COVIAR, José Zuccardi. Coincidieron en la importancia de lograr un consenso que sea "beneficioso para bajar el número de accidentes y no afecte las costumbres de la gente y la actividad vitivinícola en general". Estuvieron el presidente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), Eduardo Sancho; el gerente de la Unión Vitivinícola y director del Fondo Vitivinícola, Sergio Villanueva; el gerente de la COVIAR, Carlos Fiochetta; y el subgerente de ACOVI, Nicolás Vicchi.

"Le hemos transmitido nuestra preocupación ante el tratamiento de la Ley de Tolerancia Cero en la Cámara de Diputados. Entendemos que la iniciativa perjudica a toda la población argentina y en particular a las regiones productoras. El vino es parte de la cultura y de la alimentación de los argentinos. Sacarlo de la dieta deja el lugar para las bebidas azucaradas, que causan severos problemas en la salud de la población", explicó Zuccardi. Alertó que de avanzar este proyecto, "el turismo y la actividad vitivinícola, como así también nuestros enólogos, no podrían trabajar si una ley de esta naturaleza fuera sancionada. Nos preocupa muchísimo, porque no hay pruebas de que con 0,5 de tolerancia, que es lo que contempla actualmente la ley, haya accidentes. Los accidentes se producen con mucha más ingesta de alcohol".

Zuccardi advirtió que el proyecto de ley "ataca a la vitivinicultura en general y a la población argentina, proponiéndole un cambio en sus costumbres y alimentación. Entendemos que es muchísimo más dañino que el problema que se está tratando". Dijo que el gobernador "comparte nuestra preocupación y hemos quedado en hacer una serie de gestiones para evitar que una ley de esta naturaleza se sancione".

Dijo que con el gobierno mendocino acordaron apoyar una "ley de consenso, con endurecimiento de medidas o quizás con un aumento en la edad para la tolerancia cero, que pueda lograr algo que realmente sea beneficioso para bajar el número de accidentes y que no afecte las costumbres de la gente y la actividad vitivinícola en general. Trabajaremos en un proyecto alternativo, junto a los legisladores de las provincias vitivinícolas, que permita lograr este consenso en las distintas cámaras".

cxzczxc
Cuadro: Consumo de vino en la Argentina.