¿Nuevo criptocorralito? FTX anuncia su bancarrota: mitos y verdades del colapso

Ante el retiro masivo de activos, la empresa no tuvo mas remedio que declara su quiebra. Los usuarios acusan malversación de fondos
Por Alejandro Golob (Grispo Abogados - Dpto. de Derecho Comercial)
16/11/2022 - 14,42hs
¿Nuevo criptocorralito? FTX anuncia su bancarrota: mitos y verdades del colapso

FXT supo ser uno de los exchanges más importante del mercado, integrando el podio dentro de su actividad. La fortuna de su dueño Sam Bankman-Fried, alcanzó los u$s22.500 millones. Apoyado en el crecimiento del mercado cripto parecía que el éxito no tendría fin. Lamentablemente esta historia no tuvo un final feliz.

El viernes 11 de noviembre del 2022, luego de que Binance, su rival más importante declinara de una oferta de adquisición de aproximadamente u$s9.400 millones y ante el retiro masivo de activos, la empresa no tuvo mas remedio que declara su quiebra. Se habría visto asediada por una crisis de liquidez. Los usuarios acusan malversación de fondos.

El impacto económico de la desesperada situación, no estuvo exento de todo tipo de noticias fundadas en hipótesis y escándalos: desde que su fundador se habría hecho con $600 millones que no le eran propios, hasta que el mismo se había fugado a Argentina (luego desmentido).

No faltaron las voces que volvieron a vaticinar el fin del mercado cripto. Nuevamente se habla en redes sobre la hipótesis de la estafa piramidal sobre estos activos.

Desde ya no podemos aseverar, ni negar ninguna de las ideas, todas ellas son validas y desde ya respetables, pero si es posible intentar brindar un marco coherente al debate.

En primer lugar, volvemos a ratificar que las criptomonedas son solo esa "capa visible" de algo realmente trascendental: la tecnología blockchain. Quedarse solo con la fluctuación del valor del Bitcoin o Etherium, no tiene ya ningún sentido.

En segundo término, claramente toda inversión financiera es riesgosa. Mas aun aquellas que se fundan en cuestiones de "fe" en el mercado, es decir que no poseen un sustento mayor a aquel que sus usuarios creen. Si se persigue colocar inversiones más "seguras", si es que las mismas existen, este mercado no es el adecuado.

En tercer orden, el "caos" que presupone esta quiebra no tiene el mismo impacto que la bancarrota de, por ejemplo, una empresa multinacional que genera una gran cadena de valor agregado, con miles de puestos de trabajo comprometidos y cientos de empresas prestadores de servicios afectadas.

El ambiente de los criptoactivos, empresas tecnológicas, fintechs y demás deberán sortear varios escollos para recuperar la confianza perdida. Comenzar a mostrar resultados más allá del éxito de las rondas de inversión.

Para cerrar y como dato de "color", El exchange nacional Quantia, (con U$D 500 millones en activos) ha suspendido los retiros de fondos para sus usuarios desde el día 15 del corriente mes. Asimismo, ha recomendado no hacer depósitos.  Vale recordar que FTX le proveía servicios. ¿Ya tenemos nuestro nuevo criptocorralito?

Temas relacionados