iProfesionaliProfesional

Los negocios de un fondo social de Grabois complican judicialmente a Alberto Fernández

La Justicia determinó que el Fondo de Integración Socio Urbana solo terminó 400 obras de las 6.517 planificadas por un monto total de u$s1.000 millones
27/06/2024 - 19:54hs
Los negocios de un fondo social de Grabois complican judicialmente a Alberto Fernández

En las últimas horas, el dirigente social, Juan Grabois, recibió dos fallos judiciales adversos. Uno de ellos, tiene que ver con la disputa personal que tiene con la titular del Ministerio de Capital Humano, Sandra Pettovello, por la entrega y distribución de alimentos a comedores populares.

Desde el gobierno, presentaron un plan en el que se deja de lado a los movimientos sociales y optaron por la distribución a través de la Fundación Conin. Esa decisión fue avalada por la justicia federal. Pero la subsecretaria de Legales del Ministerio de Capital Humano, Leila Gianni, insistió con el reclamo contra la decisión del juez Sebastián Casanello de inmiscuirse en la gestión del gobierno y obtuvo la concesión del recurso de casación por parte de la Sala 2 de la Cámara Federal. En esos despachos se produjo el altercado entre el amigo del Papa y la funcionaria de Javier Milei en el que Grabois la terminó tratando de "kuka corrupta" entre otros insultos, gritos y amenazas.

Mientras tanto, el juzgado federal Nº12, subrogado por el juez Ariel Lijo, recibió el fallo de sus colegas en Comodoro Py -juzgado federal Nº8- por la investigación sobre el Fondo de Integración Socio Urbana -FISU-. La justicia resolvió la conectividad de diversas denuncias contra Grabois y centralizó la investigación en el juzgado que subroga el juez propuesto, por el Poder Ejecutivo, para la Corte Suprema de Justicia. Lijo deberá impulsar la investigación contra Fernanda Miño, Grabois y el intendente de Luján, Leo Boto, lugar en el que no se realizaron las obras del FISU a pesar de haber recibido los fondos. Luján es solo un ejemplo del descontrol en el FISU. Hay mucho más.

Por qué el FISU de Juan Grabois complica a Alberto Fernández

La Justicia puso el foco en la responsabilidad penal del ex presidente, Alberto Fernández, ya que, según el escrito que accedió iProfesional, nada dijo de los informes internos de la SIGEN sobre el FISU. La causa nace por una denuncia del fiscal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani basado en el informe periodístico de este cronista.

La justicia investiga los presuntos delitos de administración fraudulenta, malversación de caudales públicos y abuso de la autoridad. Concluye que solo se terminaron 400 obras de las 6.517 planificadas por un monto total de 1.000 millones de dólares. La pregunta más inquietante para Alberto Fernández es: ¿por qué razón no les prestó atención a los informes internos de la SIGEN sobre el manejo de los fondos públicos en el FISU? ¿Cuánto poder llegó a manejar Juan Grabois?

Qué es el FISU y qué hará el Gobierno con este fondo

El FISU es una enorme caja política que hoy controla el funcionario Sebastián Pareja de La Libertad Avanza, uno de los armadores territoriales en la provincia de Buenos Aires de la última elección. En la estructura gubernamental, Pareja depende de Luis "Toto" Caputo quien, les confesó a sus pares, que "lo del FISU es escandaloso". Sin embargo, Pareja resiste en su cargo y se fotografía, en redes sociales, con la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei.

En las últimas horas, el dirigente social, Juan Grabois, recibió dos fallos judiciales adversos

El Presidente de la Nación dio la orden de investigar a fondo todo lo ocurrido en el FISU. En esa línea, Sandra Pettovello envió, semanas atrás, a un grupo de abogados a revisar las cuentas y convenios del millonario programa que controlaba la funcionaria Fernanda Miño. No pudieron entrar a las oficinas del Ministerio de Economía. Pareja desmintió haber dado la orden de evitar la inspección de los abogados del área de Gianni.

Esta semana, en un barrio popular de Quilmes llamado La Lapi, se juntaron el ex funcionario macrista, Mario Quintana, Juan Maqueira -PRO-, el obispo del escándalo de la misma militante -Gustavo Carrara-, Oscar Ojea, autoridades de Caritas y la imputada Fernanda Miño. El título de la charla era "Estado o Narcotráfico". Todos coincidieron en la importancia del FISU en las villas para evitar el aumento de la venta de estupefacientes en los barrios populares. Pablo de la Torre mantenía buen diálogo con los movimientos sociales y, según recuerda el equipo de Leila Gianni, no quería firmar las denuncias en contra de Grabois, Emilio Pérsico y Eduardo Belliboni, entre otros.

Mientras que el gobierno decide qué hará con el FISU y con los funcionarios que tienen buena sintonía con la gestión anterior, la Justicia parece avanzar, lenta pero sigilosamente. Los resultados en el FISU de Miño y Grabois no aparecen en el territorio. Las deudas se acumulan. Las obras no se terminaron en su gran mayoría, como confirmó el informe de la SIGEN publicado en iProfesional, la semana pasada. En Capital Humano, preparan otra batería de denuncias contra lo que se conoce como "los gerentes de la pobreza".

A Alberto Fernández se le abrió otro conflicto judicial, en este caso, inesperado.

Temas relacionados