Cada vez son más las compañías, tanto en el mundo como en la Argentina, que otorgan a sus colaboradores beneficios adicionales  
Por iProfesional
11/11/2015 - 12,39hs

Cada vez son más las empresas, tanto en el mundo como en la Argentina, que otorgan a sus empleados beneficios adicionales.

Un estudio de Hidalgo y Asociados previó que este año más de la mitad de las compañías relevadas iba a incorporar distintos tipos de estas prácticas para su plantel.

Entre ellos, se destacan los horarios flexibles, licencias adicionales, días libres, gimnasio, guarderías, obsequios, préstamos, y distintas actividades dentro y fuera de las oficinas.

"Los programas de beneficios, de a poco, están evolucionando a través de estrategias más sistemáticas integrales y en ese sentido se vuelve clave el apoyo y la impulsión de los propios a través de la alta dirección", explica al diario Ambito Financiero Miguel Alfonso Terlizzi, Director General de HuCap.

Y agrega: "Las organizaciones están empezando a darse cuenta de que si toman una visión más holística de los factores de estrés, van a sacar mayor provecho de la inversión realizada en estos programas. Los especialistas destacan que estos beneficios se caracterizan por tener costos relativamente bajos e incrementan la satisfacción, el compromiso, y la productividad de los empleados de forma significativa."

Desde HuCap sostienen que el Work Life Balance o balance entre la vida personal y profesional se considera una herramienta de gestión de recursos humanos para atraer, retener y motivar al talento, entendiéndola como una forma de contribuir y desarrollar al equilibrio entre estos dos aspectos (vida personal y trabajo) desde la 'responsabilidad' (social y familiar) de las empresas, y toma mayor vigencia y fuerza en contextos como los actuales.

"Cuando hablamos de Work Life Balance nos referimos a todas aquellas políticas organizacionales y prácticas, que nivelan la carga laboral con el espacio personal, generando un impacto emocional y de pertenencia en los colaboradores. Es un concepto integral y superador, que cuida desde una perspectiva sistémica el bienestar humano, la satisfacción personal, repercutiendo en la productividad y resultados de la organización", profundiza Terlizzi.

Google fue pionera en aplicar este sistema y no es casualidad que haya sido elegida en reiteradas oportunidades como El mejor lugar para trabajar -tanto a nivel global como en la Argentina- en el ranking de Great Place to Work.

Desde la empresa, señalan que esta forma genera riqueza a partir de empleados motivados que son más productivos porque trabajan más felices en desafíos que realmente les interesan. Laszlo Bock, máximo responsable de RRHH a nivel mundial de la compañía, sintetiza la fórmula en cuestiones que tienen que ver con conceder libertad de acción a los empleados (por ejemplo, dándoles tiempo para desarrollar ideas que no están vinculadas con sus puestos), fomentar la vida familiar, pagar de acuerdo a lo que cada uno aporta, estimular a los googlers a premiarse entre sí, y otorgar distintos tipos de prestaciones (alimentación, pago de cursos de posgrado, clases vinculadas a áreas artísticas, planes de salud, capacitaciones in house, y hasta bicicletas para transportarse de la casa a la oficina, entre otras).

En la Argentina, las oficinas de Google cuentan con metegol, mesas de billar y ping pong, videojuegos, y sala con colchonetas donde también se dan clases de yoga.

Temas relacionados