Más artículos

"O sos madre o sos profesional": una campaña muestra las caras reales detrás de la brecha de género

"O sos madre o sos profesional": una campaña muestra las caras reales detrás de la brecha de género
Una mujer que trabaja full time dedica más tiempo a tareas de cuidado que un hombre desempleado. Criar hijos equivale a 2,5 trabajos de tiempo completo
Por Paula Krizanovic
08.03.2019 16.35hs Management

"Soy investigadora y surgió la posibilidad de un importante ascenso. No podía dormir de la emoción, todo el mundo me señalaba como la gran candidata. Pero finalmente el dictamen fue el siguiente: 'A pesar de que la profesional excede el puntaje requerido, no cumple con la condición de tener 8 años ininterrumpidos de investigación, ya que presenta una interrupción en el año 2015'. Fue el año que tuve a mi segundo hijo y la 'interrupción' fueron los tres meses de licencia".

Es la historia de "Bárbara" y lo cuenta en un video que este 8 de marzo circuló a través de la red en la ocasión del Día Internacional de la Mujer.

Es parte de la campaña sin fines de lucro que decidió lanzar la consultora especializada en temas de género, Bridge the Gap. La misma está destinada a visibilizar a través de casos de mujeres reales cuáles son las trabas para avanzar en sus carreras que encuentran las profesionales al ser madres.

"Son dramatizaciones hechas por actrices de historias reales que nos llegaron a través de nuestra comunidad en Instagram. Le pedimos a los usuarios que nos enviaran historias reales donde se manifestara la brecha de género, y sin proponérnoslo la mayoría de las que recibimos eran sobre maternidad", le dijo a este medio Cintia González Oviedo, directora de Bridge the Gap.

La campaña lleva el hastag #soyel27% porque es la diferencia que calcula la consultora entre la cantidad de horas que las mujeres y los hombres dedican a tareas domésticas y de cuidado de terceros (hijos, mayores, etc.) Ellas pasan 6,4 horas diarias en esas actividades y ellos 3,4 horas en promedio.

La brecha no se refiere solamente a cobrar menos que un varón en el mismo puesto, sino que toma en cuenta las horas de trabajo que las mujeres no ejercen en el sistema productivo por cuidar niños o gestar. Esto impacta en la cantidad de tiempo que una mujer puede trabajar en el mercado laboral formal y la calidad de este trabajo.

La diferencia fue patente en la historia de "María", una periodista que una vez que volvió a trabajar tras tener a su primer hijo, decidió pedir una reducción de horario para atender al bebé, que aún amamantaba, en lugar de quedarse de madrugada en los cierres del medio donde trabajaba. 'O sos madre o sos profesional' le dijo su jefa en esa instancia, aclarando que ella –madre de dos hijas- también había tenido que elegir entre ambos roles.

De acuerdo con mediciones relevadas por Bridge the Gap, una mujer que trabaja full time dedica más tiempo en tareas de cuidado que un hombre desempleado. Se estima que cuidar a los hijos a equivale a tener 2,5 trabajos a tiempo completo.

Además, a pesar de que se considera que las mujeres son menos productivas por el embarazo y las licencias por maternidad, se ignora que el trabajo reproductivo también es trabajo, argumentan desde la consultora.

"Es ilegal despedir a una persona porque queda embarazada y sin embargo todas conocemos a alguna amiga o compañera a la que le pasó, o que tuvo que negociar su salida cuando volvió de la licencia. Es tan común que lo naturalizamos, incluso cuando es una mujer que despide a otra por temas de cuidado de terceros", prosiguió González Oviedo.

Campaña

La idea de esta campaña fue enfatizar que, detrás de los números, los porcentajes y las estimaciones que reflejan el problema, existen personas reales y vidas que se ven afectadas por la brecha de género. Por eso se la identificó en redes sociales con dos hastag #mujeresreales #soyel27%.

"Creemos que, escuchando relatos concretos y poniéndole cara a ese 27% será más fácil comprender la gravedad del problema y tomar la iniciativa para cambiar la situación. Buscamos generar un impacto para contribuir a la igualdad de género en el mundo laboral", indicaron las fundadoras de Bridge the Gap en un comunicado.

Según González Oviedo, los mensajes de la campaña fueron todos casos reales de mujeres que fueron despedidas o perjudicadas en sus trabajos por haber sido madres. "No damos nombres ni datos de ninguna empresa o marca, pero muchas son compañías grandes –algunas de las más grandes del país- con políticas de género y de diversidad", dijo la fundadora. Para ella, esa es la prueba más patente de que no basta con escribir lindas políticas en una declaración de misión corporativa para que esto se traslade realmente a la gente que integra la organización.

"Tiene que haber un cambio de mentalidad. Algo que promulga el feminismo es que justamente los años en los que somos más productivas es cuando somos madres, porque eso es trabajo reproductivo. Hay que cambiar la forma de ver qué es y qué no lo es en una sociedad", prosiguió la consultora.

También señaló que hay organizaciones multinacionales, como el Banco Interamericano de Desarrollo que están inyectando dinero en iniciativas que tienen que ver con cerrar la brecha de género, porque eso tiene una relación directamente proporcional con el desarrollo económico de los países. "No es una cuestión de altruismo e igualdad sino de que sin esto no nos vamos a desarrollar porque no alcanza con las políticas, hay que cambiar la mentalidad", insistió.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter:
Más sobre Management
Te puede interesar
Zoom Recomendadas