Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

La nueva "camiseta": cómo diseñar una cultura empresaria compartida por los empleados

La nueva "camiseta": cómo diseñar una cultura empresaria compartida por los empleados
Las promesas de carrera que antes eran garantía de permanencia de los empleados, hoy no están necesariamente en el horizonte profesional de las personas
Por Jorge San Martín *
06.06.2019 10.39hs Management

La empresa es una caja de resonancias donde conviven distintos intereses en juego: los de los accionistas, que pretenden maximizar su inversión; los de directivos y gerentes, quienes se encargan de plasmar estrategias y planes enfrentando altos niveles de exigencia en sus resultados; y los de los colaboradores, que presentan un amplio abanico de expectativas y demandas, con diversos grados de satisfacción.

Las promesas de carrera que antes eran garantía de permanencia de los empleados, hoy no están necesariamente en el horizonte profesional de las personas.

Incluso, para una gran mayoría, lo que antes representaba seguridad y estabilidad, hoy es sinónimo de estancamiento.

Desde el joven profesional, que busca un rápido desarrollo y bienestar económico, hasta el recurso con mayor potencial, que habitualmente recibe oportunidades por fuera de la empresa, por todo, el mercado laboral se ha vuelto más volátil.

Este crisol de comportamientos, en el cual cada parte persigue su propio objetivo, puede resultar incompatible con una empresa que busca ser sustentable a mediano y largo plazo.

Los accionistas venderán sus participaciones si los resultados no llegan a lo esperado, los gerentes resignarán resultados como forma de salvar sus vidas y su salud, los empleados rotarán buscando mejores espacios de crecimiento. La empresa, en suma, se volverá algo inestable e imprevisible.

Ante esta realidad, diseñar una nueva cultura que sea mayoritariamente compartida por los colaboradores, empieza a ser el camino para encontrar un vector de convergencia entre los distintos intereses y objetivos.

Una cultura implica un "modo" de vivir ciertos valores corporativos que pueden, y deben también, anidar y aunar los valores personales de los colaboradores. Cuando las empresas, encarnadas en sus líderes, inspiran y representan los valores personales de los colaboradores se empieza a generar un círculo virtuoso de adhesión e identificación.

Si los valores que hoy encabezan las demandas son la solidaridad, el respeto y cuidado por el medio ambiente, la transparencia, la responsabilidad por las comunidades donde la empresa opera, una mirada preocupada por la diversidad, la igualdad de género, un balance adecuado de trabajo y familia y el debate abierto de ideas, resulta imprescindible plantear estos temas como estratégicos en la agenda de las compañías.

Serán estos temas los que constituyan la "nueva camiseta" de la empresa. No la promesa de futuro, sino el compromiso con y desde el presente.

Y deben ser los líderes, entendiendo por líder a aquellos directivos que marcan el camino, quienes asuman esta construcción y la lleven delante de manera colectiva.

Con el correr de los años valoro más y más la frase "la diferencia la hacen las personas". Y esos líderes abiertos y receptivos a dichas demandas pueden encontrar caminos para encauzar esta energía y comenzar a construir una nueva cultura corporativa.

El trabajo colaborativo entre empresas es una modalidad, una posibilidad concreta de subirse a una visión colectiva que habilite a las personas canalizar sus deseos, aspiraciones y ganas de poner "las manos en acción".

Más allá de la tarea que cada empresa deba realizar y las iniciativas que pueda emprender, compartir experiencias para capitalizar aprendizajes, así como articular con el sector público y organizaciones sociales expertas, puede ser una potente herramienta para acelerar los tiempos, evitar errores repetidos y ganar en eficiencia e impacto.

El trabajo colectivo quiebra la tendencia -bien argentina- de buscar la excelencia de manera individual. La mirada de mediano y largo plazo de lo colectivo se verá fortalecida por sobre la aventura individual de corto plazo, y dará lugar a una nueva cultura corporativa en comunión con las comunidades.

* Jorge San Martín, es actualmente Director Ejecutivo Fundación Caminando Juntos-UnitedWay Argentina. Además es exsocio de la consultora PwC Argentina.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management
Te puede interesar