Más artículos

Encuesta industrial pre PASO: hay mejor humor sobre la economía y reclamos de alivio impositivo

Encuesta industrial pre PASO: hay mejor humor sobre la economía y reclamos de alivio impositivo
El sector ve una perspectiva más positiva de la economía, pero pide reducir la presión impositiva y la inflación, así como adaptar los planes de formación
Por Paula Krizanovic
06.08.2019 07.04hs Management

A pocos días de que se celebren en todo el país las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), el sector empresario vinculado a la producción salió a confirmar que el segundo trimestre mostró un repunte en la actividad que les permite pensar en un mejor fin de año que lo anticipado.

De acuerdo al último relevamiento de la Fundación Observatorio Pyme, las pequeñas y medianas empresas industriales "están saliendo efectivamente de la recesión, como lo muestra el fuerte incremento de la cartera de pedidos que estas empresas recibieron durante el segundo trimestre del año y el consiguiente incremento trimestral de la producción".

"También durante el segundo trimestre se observó la consolidación de las Pyme del sector de software y servicios informáticos, el segmento más importante de la llamada economía del conocimiento", indicó el reporte que, de todas formas, advierte que este cambio de tendencia no está aún impactando en el empleo.

Por el contrario, el Observatorio destacó que "la salida de la recesión está basada enteramente en el incremento de la productividad, sin ninguna creación de empleo industrial, que registra una continua caída desde hace más de tres años".

En la misma línea se mostraron optimistas respecto del contexto de negocios los empresarios de firmas nacionales y multinacionales que participaron del último Foro Argentino Industrial. En ese encuentro organizado por la agencia de headhunting especializada en mandos medios y altos para la industria, NUMAN, unos 137 ejecutivos completaron una encuesta que indagó sobre los desafíos que tiene el sector en la Argentina.

El 67% consideró que el contexto económico-político-social empeoró en los últimos 18 meses. Pero 45% estima que en los próximos 12 meses mejorará levemente y el 42% que se mantendrá igual. Se trata de perspectivas moderadas, en relación a lo que opinaban los empresarios años atrás.

Pocos se mantuvieron en los extremos para esta consulta: el 10% opinó que la situación del país empeorará (6% levemente y 4% significativamente) y solo el 3% que mejorará en forma significativa.

"Durante el primer período del gobierno de Cambiemos se observó una inclinación relativamente generalizada a apoyar a la nueva administración nacional. Luego, la sucesión de eventos que comenzaron en 2018 hicieron que la industria disminuya sus niveles de actividad durante los últimos dos años, y ese apoyo fue mermando. Mirando hacia adelante, observamos mucha cautela por parte de los industriales en relación a cómo posicionarse de cara a quiénes puedan ser los posibles ganadores de las próximas elecciones", reflexionó Daniel Urman, director de NUMAN, al conocer los resultados de la encuesta.

"Si bien hay un consenso en relación a que avanzar hacia el aislamiento y cerrar la economía no es de ninguna manera una solución, al mismo tiempo los industriales temen que una apertura indiscriminada y no paulatina de la economía perjudique más de lo que pueda favorecer a la actividad industrial", remarcó a iProfesional.

Al abordar temas más propios al sector, el 69% de los titulares compañías señaló que en su empresa el concepto de competitividad está altamente vinculado a la gestión diaria, mientras que el 18% manifiesta que está medianamente vinculado a ello y el 13% sostiene que existe una leve relación.

Y al ser consultados por las políticas públicas que se espera sean llevadas a cabo para mejorar la competitividad en el corto-mediano plazo, sobre un máximo de 5 opciones, los ejecutivos priorizaron las siguientes:

1. Reducir la presión impositiva (77%)
2. Reducir la inflación (72%)
3. Mejorar el sistema de educación (47%)
4. Incrementar la inversión en infraestructura (37%)
5. Incentivar los acuerdos paritarios en los que se incluya el factor de productividad (36%)
6. Incrementar la seguridad jurídica para Inversores (34%)
7. Incrementar la inversión en Ciencia y Tecnología (25%)
8. Reducir los niveles de conflictividad social (25%)
9. Reducir el déficit fiscal (20%)
10. Brindar herramientas legales para reducir el Ausentismo (15%)
11. Resolver la reciente depreciación del peso argentino (6%)
12. Evitar futuras apreciaciones del peso argentino (3%)
13. Mejorar el sistema de salud (3%)

Reducir la presión impositiva y la inflación fueron dos pedidos que picaron en punta, con más del 70% de las menciones en cada caso. "Interpretamos que son dos de las medidas que mayor impacto positivo tendrían en el corto plazo y, por ende, favorecerían la reactivación del consumo", dijo al respecto Daniel Urman, al ser consultado por esta diferencia respecto de las demás opciones.

"Aún muchos sectores que no están ligados al consumo masivo, siguen siendo muy dependientes de los niveles de consumo doméstico para operar en un contexto favorable. No obstante, consideramos muy rescatable que otras medidas que tienen impacto de largo plazo sean tan bien ponderadas por los ejecutivos encuestados, como por ejemplo, mejorar el sistema de educación, que muestra un claro interés por resolver la brecha actual entre academia y matriz productiva", añadió el headhunter.

También vale la pena remarcar que la concreción de acuerdos paritarios que contemplen directamente medidas vinculadas a la productividad, una de las principales promesas que el gobierno de Cambiemos hizo a los empresarios y que logró concretar en un puñado de casos, solo fue mencionado por poco más de un tercio de los industriales que participaron del Foro.

"Lo que ocurrió es que esa práctica no logró generalizarse en la mayoría de los sectores, y hoy continúa pendiente de implementarse a nivel transversal", respondió Urman al respecto.
Y opinó que para estos casos lo ideal sería implementar esquemas que ya existen en otros países, con paritarias por productividad que surgen de acuerdos entre las partes y con un horizonte común de competitividad y progreso tanto de las compañías como de los trabajadores. "La lógica actual de paritarias se basa en los índices del INDEC, lo que piden los sindicatos y lo que está dispuesto a ceder el empresario, pero tendríamos que evolucionar hacia un modelo más inclusivo, donde se analicen paritarias en función de la producción y el crecimiento", sugirió el headhunter.

Puertas adentro

Por otra parte, entre las medidas que las compañías consultadas por NUMAN junto con la Escuela de Negocios, Supply Chain Management y Logística (IEEC) están tomando internamente para mejorar su competitividad, un 88% aseguró estar enfocado en la mejora de procesos, y solo un 55% dijo estar en etapa de reducción de gastos.

"Consideramos que la mayor inclinación por políticas de mejora de procesos, sin descuidar los programas de reducción de costos -que asumimos seguirán siendo protagonistas el próximo año-, responde a que a partir de esos procesos las empresas industriales logran dar saltos cualitativos y cuantitativos de mayor nivel, implementando metodologías de mejora continua, de lean manufacturing, u otras", explicó Urman a iProfesional. "Tengamos en cuenta que cada vez más las empresas y sus ejecutivos toman consciencia que 'la competencia' puede encontrarse en cualquier sitio del planeta. Por ello, la mejora de procesos en forma continua se torna vital", añadió.

Muy por detrás, con 36% de las respuestas, se ubicaron los ejecutivos cuyas empresas están invirtiendo en maquinaria e inmuebles para incrementar su productividad. La misma cantidad está invirtiendo en capacitar a su personal.

Como demuestran también los resultados de esta encuesta en la consulta sobre medidas a nivel gubernamental, adaptar el sistema educativo para mejorar la brecha entre las necesidades de la industria y las capacidades de los futuros talentos es otro de los pedidos que hicieron los pequeños y medianos industriales.

Para Urman esto redunda en una perspectiva que ya tienen los empresarios del sector sobre cómo la mejora de la productividad no se dará, como en años atrás, por la inversión en maquinaria y reducción de gastos, sino también por un incremento de las capacidades de su "pool" de talento.

De hecho, durante el evento solo el 1% de los consultados por NUMAN opinó que no existe brecha entre los planes de formación académicos y los requerimientos de la matriz productiva. El 62% advirtió que su impacto en la competitividad es alto, el 30% que es moderado y el 7% que es leve.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas