Más artículos

Emprendimiento argentino de Inteligencia Artificial recibió u$s2 millones de fondo de Silicon Valley

Emprendimiento argentino de Inteligencia Artificial recibió u$s2 millones de fondo de Silicon Valley
Mateo Cavassoto, fundador de Emi Labs, relató su experiencia con Y Combinator, aceleradora norteamericana que el mes que viene vuelve a Buenos Aires
Por Paula Krizanovic
27.08.2019 13.49hs Management

Históricamente, los emprendedores argentinos han tenido que salir al exterior a buscar financiamiento para escalar sus compañías.

La aceleradora Y Combinator es una de las pocas excepcionesque, literalmente, se pueden contar con los dedos de una manoen las que una entidad que apoya startups activamente busca impulsar talento argentino.

Desde 2005 selecciona, dos veces al año, una camada de firmas de todo el mundo en las cuales invierte capital semilla y lleva a sus titulares a Silicon Valley. Allí atraviesan un programa de tres meses en los que reciben asesoramiento de las principales empresas del sector en el desarrollo de su negocio y de sus soluciones. Finalmente, participan de un Demo Day, en el que se presentan su "pitch" a una audiencia de importantes inversores.

Menos de una decena de firmas argentinas fueron seleccionadas para atravesar esa experiencia en todos estos años. En marzo de 2018, Emi Labscreadora de un "bot" de Recursos Humanos- fue una de las elegidas para este programa de aceleración, entre más de 12.000 postulantes.

Mateo Cavasotto, CEO de Emi Labs, y su socio y CTO, Andrés Arslanian (en foto), se conocieron trabajando para la company builder Quasar. Años después, se reencontraron colaborando con una ONG en la que tomaron conciencia de que muchas personas en un contexto socioeconómico vulnerable tenían dificultades al tener que armar un CV. Pensaron entonces en crear un "chat bot" que les permitiera hacerlo chateando, mejorando esa experiencia. Fue el origen de la startup que desarrolló un "bot" que entrevista candidatos a puestos de trabajo y les agenda distintos pasos durante el proceso de selección.

Emi Labs comenzó a trabajar en 2018 con varios clientes. "Fue un año espectacular en el que crecimos un montón, aprendimos, y empezamos a mejorar la versión inicial del producto", relató el CEO en entrevista con iProfesional.

Ese mismo año se postularon al programa de aceleración de Y Combinator y fueron seleccionados para la primera camada de 2019. "Es particular que una empresa de Latinoamérica pase por este proceso en una etapa tan temprana. Creo que el factor más importante por el cual quedamos seleccionados fue el ritmo al que veníamos creciendo", dijo Cavasotto.

A diferencia de lo que suele suceder cuando una firma "del fin del mundo" viaja a Silicon Valley, Emi Labs decidió llevar a gran parte de su equipo en lugar de enviar solo una persona.

"Creemos que el gran diferencial que tienen las empresas exitosas es su equipo y la cultura que construyen. Fue un esfuerzo grande llevar a todos, alquilar una casa gigante en San Francisco, pero se generó una cultura común y se valorizó todo el equipo, porque allá tuvimos la chance de juntarnos con gente que hizo lo que nosotros estamos haciendo pero a otra escala. Así que valió totalmente la inversión y, además, fue muy divertido", recordó el CEO.

"Ideas más claras"

Al ser consultado sobre la experiencia que el equipo atravesó entre enero y abril de este año, Cavasotto destacó que la aceleradora americana fuerza a las empresas a repensar constantemente si están solucionando realmente un problema, y por otra parte, a evaluar semana a semana su crecimiento.

"Te hace dudar todo el tiempo de lo que estás haciendo. Puede ser muy fuerte pero salís con las ideas más claras. En nuestro caso, ya teníamos trabajado muchísimo el tema del problema, sabíamos cómo le aportamos valor tanto a los clientes como al candidato, por eso nos enfocamos en el crecimiento. Y la verdad es que con mucho esfuerzo de todo el equipo, crecimos a un nivel que nos pasa por arriba", relató el CEO.

Como broche de oro de ese recorrido, tras el Demo Day Emi Labs recibió una inyección de u$s2 millones de parte de Khosla Ventures, uno de los fondos de Venture Capital más importantes de Silicon Valley, a cambio de una participación minoritaria en la empresa a través de notas convertibles.

"Ya cuando lanzamos la ronda, éramos totalmente rentables y no necesitábamos la plata para subsistir. Tomamos el capital para poder sumar gente increíble al equipo y tomar riesgos", dijo Cavassoto. El emprendedor detalló que el dinero será invertido en afianzar las operaciones en México y Argentina, invertir en tecnología de IA y Machine Learning, y explorar otras regiones como Brasil.

"Lo que aprendimos en Y Combinator es que realmente la plata es un commodity y lo más importante es a quién sumás a tu equipo, tanto empleados como inversores. El dinero será la excusa número uno para trabajar con estos cracks de Khosla y los otros inversores que tuvimos", añadió.

Khosla Ventures fue fundada en 2004 por Vinod Khosla, cofundador de Sun Microsystems. Su fondo maneja u$s5.000 millones distribuidos en proyectos alrededor del mundo. Es la primera vez que invierte en una startup argentina.

"Estamos orgullos de poder apoyar al equipo formado por Emi en su misión de eficientizar los procesos de selección utilizando Inteligencia Artificial. Con esta propuesta están ahorrando millones de dólares en reclutamiento y ayudando a los candidatos a encontrar más y mejores oportunidades", afirmó en un comunicado Evan Moore, socio de Khosla Ventures.

Cavassoto asegura que ser la primera empresa argentina invertida por este fondo es, por un lado, un importante privilegio, pero por otro es también una gran responsabilidad: "Si nosotros fuéramos una bolsa de humo y esa inversión se va a la basura, un inversor como Khosla se haría una imagen negativa de los latinoamericanos y no vuelve más. Somos conscientes de que tenemos este privilegio de trabajar con ellos".

"Hoy en día, ser latinoamericano es un gran valor en Silicon Valley. Para ellos, es una región que está en auge. Los inversores antes no veían la oportunidad que había, pero empresas como Rappi y Grim abrieron los ojos de los inversores de San Francisco. Siempre nos van a ver con precaución, o no van a entender algunos problemas específicos que tienen las empresas aquí, pero es mejor momento que hace algunos años para ser un emprendedor latinoamericano", sentenció.

Un "bot" que humaniza la experiencia

Emi Labs, que desarrolla herramientas de Inteligencia Artificial (IA) para procesos de Recursos Humanos. Ya tiene oficinas en Argentina y México, además de clientes en Chile y Uruguay. Se enfoca en ofrecer soluciones para búsquedas masivas de personal en grandes industrias como la bancaria, el retail, los call centers, etc.

 

La ventaja reside en que, en una búsqueda a la que se postulan miles de personas, en lugar de revisar CV y realizar tareas repetitivas de de ingreso de datos, el "bot" contacta a todos los candidatos y arma un perfil de acuerdo a las respuestas de esas personas, no de su currículum.

Esas entrevistas por chat se concretan en un promedio de entre 5 y 7 minutos, y se pueden realizar en cualquier momento del día. En base a eso, los reenvía al siguiente paso, que puede ser generar una entrevista con un reclutador, responder una encuesta, realizar un test de aptitudes, etc.

Empresas como Burger King, Farmacity, PwC y Banco Galicia ya utilizan este bot para sus procesos de reclutamiento, indicó Emi Labs. En el primer año de operaciones, su "bot", llamado Emi, procesó a más de 300.000 candidatos para búsquedas de personal.

"El tiempo que le ahorramos a los reclutadores, ellos lo invierten a estar más en contacto con los candidatos. Además, todos los postulantes reciben una respuesta, sean seleccionados o no. Por eso decimos que Emi, paradójicamente, hace más