Fin de año, "temporada alta" de voluntariado en las empresas

Qué acciones llevaron a cabo en 2019 algunas de las principales empresas del país con programas de voluntariado para sus colaboradores
30/12/2019 - 14:22hs
Fin de año, "temporada alta" de voluntariado en las empresas

Mientras en las empresas se cerraron los balances financieros y se hicieron reportes de las distintas áreas con los logros del año, en los departamentos de Responsabilidad Social, Personas o Sustentabilidad y Medioambiente, es cada vez más frecuente terminar el año con una cuenta. Es un apartado muy particular que figura en estos "resúmenes" de cambio de ciclo: los recursos y tiempo dedicado a "horas de voluntariado".

En la aseguradora Zurich, por ejemplo, todos los años se realiza la Zurich Community Week, un período en el que los empleados salen a colaborar con su comunidad. En 2019 tuvo como eje la sustentabilidad y se acreditaron casi mil horas de voluntariado en total.

Los cinco grupos que conforman "voluntarioZ" reunieron a 235 personas que impulsaron las 13 actividades realizadas en la semana: desde la construcción de viviendas semilla con material reutilizado junto a Techo, pasando por acciones de recaudación de fondos, hasta el censo y limpieza de playas en Mar del Plata junto a Fundación Vida Silvestre. Todo ello sumó 953 horas de trabajo voluntario junto a 12 organizaciones.

 

"Estamos orgullosos de los resultados de nuestra Zurich Community Week. Potenciamos nuestro accionar habitual con foco en la educación, la protección del medio ambiente y el desarrollo comunitario, conectándolo con la sustentabilidad", expresó Patricia Pacheco, Gerente de Responsabilidad Corporativa. 

Este tipo de acciones que se desarrollan en las empresas, suelen ser preparadas durante todo el año, y su punto culmine llega hacia el final de ese ciclo. Es el caso de la Caravana Solidaria de Bridgestone, que en 2019 logró asistir a escuelas rurales de Salta.

Comenzó con el diagnóstico de las zonas más necesitadas del país, en base a eso la elección de las escuelas y el contacto con sus autoridades para conocer sus realidades. Esta vez se definió una donación de luces LED y pintura, además de alimentos, ropa y juguetes. Los voluntarios y empresas aliadas colaboran con las donaciones y su tiempo para hacer una selección y clasificación de toda la ayuda. Finalmente, se hace llegar a destino la asistencia en camionetas 4x4 con neumáticos todo terreno de la compañía (en foto principal). 

En 10 años la iniciativa reunió 95 toneladas de donaciones en ocho provincias del país, junto a más de 350 voluntarios. "Todos los voluntarios que pasan por esta experiencia vuelven transformados, siempre dicen que traen mucho más de lo que llevan. Sin duda, el tiempo compartido con los chicos, el cariño que ellos les dejan, y conocer de primera mano los sacrificios que hacen esos maestros que va mucho más allá de la enseñanza tradicional, supera todo", explicó Natalia Romero, Gerente Ejecutiva de Recursos Humanos para Bridgestone Argentina y Chile.

Así como a veces la elección de los programas de voluntariado que se ponen a disposición de los colaboradores están ligados al negocio "core" de la empresa, en otras oportunidades se vinculan con la comunidad de inserción directa o se ofrece un abanico de opciones dentro de las cuales los empleados puedan canalizar su aporte, de acuerdo a sus habilidades y posibilidades.

Es lo que ocurre, por ejemplo, en la automotriz Ford, que coordina a nivel mundial su mes de voluntariado. En la Argentina este año participaron 120 personas junto a 7 ONG. Se realizaron donaciones de alimentos y libros junto a la Fundación Banco de Alimentos; interpretación de cuentos para fomentar la lectura; construcción de viviendas con Fundación Hábitat y acondicionamiento de hogares junto a Vivienda Dignados; y fabricación de juguetes para niños con la Fundación San Genaro, entre otras actividades.

Compartir conocimiento

El valor de este tipo de actividades para las empresas va más allá del marketing políticamente correcto. Es además un poderoso elemento para trabajar la marca empleadora.

Para reforzar los vínculos y el trabajo en equipo, borrar las fronteras entre las jerarquías y hacer un aporte a la comunidad en la que se insertan, las firmas eligen distintos programas y causas para convocar a sus colaboradores a sumarse y ofrecer su aporte, generalmente, durante horas de trabajo.

En IBM por ejemplo, uno de los casos más emblemáticos de este año fue el vínculo formado con Minkai, entidad que busca promover la igualdad de oportunidades y evitar la deserción escolar en escuelas rurales de Tucumán. Allí más de 25 voluntarios de IBM Argentina trabajaron activamente para optimizar la transparencia, agilizar la comunicación con donantes, "padrinos" y "madrinas" de los chicos, ofrecer más talleres para docentes y expandirse para llegar a más provincias del país.

"Para nosotros el aporte de los voluntarios de IBM fue muy importante porque reflexionamos juntos sobre nuestros procesos actuales y cómo podíamos optimizarlos, y de esta manera impactar positivamente en la vida de más chicos. Formamos un equipo interdisciplinario espectacular donde cada uno aportó lo suyo para lograr verdaderos cambios", dijo al respecto Guadalupe Ayerza, co-fundadora y miembro del directorio de Minkai.

En concreto, a través de sesiones de Design Thinking en la organización, se analizaron los procesos para mejoras. En particular, en el contacto con empresas y recaudación de fondos. También se implementó una plataforma CRM para el trabajo con voluntarios y gestión de los donantes. "Además estamos realizando traducciones en inglés para amplificar la llegada de la organización, entre otros proyectos", añadió Ayerza.

Las actividades de voluntariado en IBM se realizan en horario laboral y el foco está en que cada empleado pueda ofrecer a las organizaciones con las que trabaja su conocimiento y experiencia.

 

Algo similar ocurre con la iniciativa que desde este año puso en marcha en la Argentina la cadena de hostels y hospitalidad, Selina. Se trata de un programa de formación gratuito, para el que no se requiere nivel de educación o experiencia laboral previa, destinado a mayores de 18 años sin empleo o fuente de ingresos fija.

A nivel global, la compañía tiene un programa de voluntariado llamado Selina Gives Back que tiene como objetivo abordar los desafíos socioeconómicos y medioambientales de cada región en la que se inserta y para el que compromete el 2% del horario laboral de sus colaboradores. "El objetivo de este programa es ayudar a personas en situación de desempleo, a través de capacitación y apoyo para ingresar al mercado laboral. En agosto de este año realizamos la primera edición del Programa de Hospitalidad en Argentina y el 75% de los egresados ya consiguió su primer empleo en la industria", mencionó Gabriel Maiquez, gerente general de Selina Palermo Soho.

 

Y empleados de la compañía de seguridad en Internet, ESET, tuvieron la chance de sumarse al programa Empujar de Fundación Pléroma, que capacita a jóvenes de 18 a 24 años, de condiciones económicas y sociales vulnerables. Apunta a desarrollar competencias y habilidades con el objetivo principal de acercar oportunidades de empleo formal y lograr su inserción laboral.

Este proyecto tiene lugar dos veces por año durante 3 meses, en los que los jóvenes asisten diariamente a diferentes actividades. En este marco, ESET participó del "Intercambio con Voluntarios", donde 4 colaboradores de la compañía se acercaron a la sede de Don Torcuato en Texcom, y compartieron con el grupo de 22 jóvenes sus experiencias de vida en cuanto a lo laboral y a sus estudios realizados. En otra instancia de visita de los chicos a la compañía, también dos colaboradores dieron clases sobre temas relacionados a la seguridad informática y al diseño gráfico, y desde RRHH se participará de simulacros de entrevistas que los jóvenes realizan en el marco del proyecto.

"Estamos orgullosos de participar junto a otros profesionales, empresas, voluntarios y voluntarias para confirmar un sistema de ayuda y enriquecimiento, que se potencia cada vez que un joven logra su primer trabajo formal. Desde ESET queremos hacer nuestra parte para que tanto a nivel corporativo como con el involucramiento de nuestros colaboradores y colaboradoras apostemos a la igualdad de oportunidades", mencionó Carolina Kaplan, Responsable de Sustentabilidad de ESET Latinoamerica.

También en MetLife los empleados ponen a disposición sus habilidades profesionales para ayudar gratuitamente a personas de bajos recursos. Un equipo del departamento de Legales de la compañía dedica 20 horas mensuales al asesoramiento civil y comercial gratuito, como parte de la red de abogados voluntarios promovida por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Las propuestas de casos son recibidas a través del Colegio y de los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ). Rectificaciones de partidas e inscripciones tardías de nacimiento, son algunos de los casos atendidos por el equipo de profesionales de MetLife especializado en asesoramiento civil y comercial. Una vez que recibe los casos, el área Legal evalúa en cuáles puede aportar su asesoramiento, analiza cada situación particular, recopila información y realiza las citaciones correspondientes para definir la demanda a presentar y darle inicio.

"Es un orgullo formar parte de esta iniciativa que beneficia a la sociedad, expande la conciencia sobre la importancia del trabajo Pro Bono en el mundo corporativo y, al mismo tiempo, contribuye al desarrollo de nuestros profesionales", comentó Federico Bravo, Director de Legales de MetLife Argentina & Uruguay.

Salir a jugar

No siempre la ayuda pasa por las donaciones de tiempo profesional o donaciones. Muchas otras tienen que ver con compartir tiempo de calidad, conocer a las personas y trabajar valores.

Así lo ven, por ejemplo, en la filial local de Mercedes Benz. Daimler es una de las fundadoras de la Fundación Laureus, y este año se comenzó a trabajar en conjunto en el Colegio Madre Teresa (Virreyes, Provincia de Buenos Aires) con el objetivo de brindar herramientas para la incorporación de conocimiento, valores y habilidades socioemocionales en escuelas primarias de contextos vulnerables, a través del juego y la actividad física.

 

Manuel Mantilla, Presidente y CEO de Mercedes-Benz Argentina y Managing Director de Vans, señaló: "El juego en el deporte nos une a través de todas las diferencias. Y poder aportar a las escuelas de nuestra comunidad herramientas de Laureus, nos genera mucho orgullo. DinámicaMente es el programa de la Fundación con el que apoyamos a la educación en la comunidad en la que desarrollamos nuestro negocio".

En la misma línea, empleados de Honda Motors de Argentina también concretaron, de la mano del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), una jornada de integración dirigida a más de 65 chicos de entre 2 y 13 años, como parte del programa de la compañía "Por un Futuro Mejor".

La jornada tuvo lugar en el comedor "Jesús es Vida", del Bario Visa, ubicado en el partido de Zárate y constó de diferentes actividades recreativas, lúdicas y pedagógicas, comenzando por un desayuno especial realizado por jóvenes y adultos con discapacidad, de la Fundación Somos Cedemil. Luego, los asistentes del comedor se sorprendieron con una recepción musical y colorida junto a voluntarios y personajes encantados, y una obra de teatro que abordó conceptos estratégicos como respeto, valores y el trabajo en equipo, intensificada con una rutina lúdico-pedagógica de juegos y animación.