Cuándo se cobra el aguinaldo y cómo se calcula

Cuándo se cobra el aguinaldo y cómo se calcula
Qué componentes de la compensación variable se tienen en cuenta para calcular el salario complementario. Cuáles son las fechas límite para el pago
Por iProfesional
10.04.2020 12.33hs Management

El aguinaldo en la Argentina es un sueldo anual complementario que los trabajadores registrados, en el sector público y privado, cobran en dos cuotas.

Es el famoso salario número 13 que se determina en base al mejor haber percibido en los últimos seis meses, y tradicionalmente llega a los bolsillos en los meses de junio y diciembre.

El sueldo anual complementario fue establecido por primera vez en la legislación laboral argentina a través del decreto 33302 de 1945. Éste dispuso que todos los empleadores están obligados a pagar a sus dependientes, el 31 de diciembre de cada año, un sueldo anual complementario entendiéndose por tal "la doceava parte del total de sueldos o salarios percibidos por cada empleado u obrero en el respectivo año calendario".

La norma citada fue receptada en 1974 por la Ley de Contrato de Trabajo, en cuyo artículo 121 se establece la misma forma de determinación que la del decreto antes mencionado.

No obstante, por la alta inflación que sufrió la economía argentina en los años 80, en 1984 se determinó finalmente que el cálculo se hiciera de forma de contemplar el mejor ingreso del semestre anterior al pago, para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores. Se sancionó entonces que el sueldo anual complementario "será pagado sobre el cálculo del 50% de la mayor remuneración mensual devengada por todo concepto dentro de los semestres que culminan en junio y diciembre de cada año".

Así es que el Sueldo Anual Complementario (SAC) debe pagarse antes del 30 de junio y antes del 18 de diciembre. Sin embargo, existe un período de tolerancia y esas fechas pueden correrse hasta cuatro días hábiles.

Lo que sucede es que hay sueldos variables que deben ser tenidos en cuenta para el cálculo del aguinaldo, por lo que las empresas tienen que esperar a que cierre definitivamente el mes de cobro de manera de determinar el mejor sueldo del período y abonar el SAC.

Sucede por ejemplo en empresas y organismos estatales en los cuales para determinar la compensación se tienen en cuenta componentes volátiles como horas extra, comisiones o jornales. Todas impactan en el salario complementario.

Por ejemplo, para calcular el medio aguinaldo de junio debe tomarse la remuneración mensual más alta de los primeros seis meses del año y dividirla por dos. Para ese cálculo deben incluirse, además del sueldo básico, las horas extra y otros compensatorios que se hayan percibido.

Esto lo dispone la ley 23.041, sancionada en enero de 1984, donde se detalla que el aguinaldo "será pagado sobre el cálculo del 50% de la mayor remuneración mensual devengada por todo concepto dentro de los semestres que culminan en junio y diciembre de cada año".

Respecto de la fecha del 18 de diciembre para el pago del salario variable de fin de año, ese límite fue establecido en en 2015, cuando se sancionó la Ley 27.073, impulsada por el entonces senador Eugenio "Nito" Artaza. Hasta ese momento, la Ley de Contrato de Trabajo preveía que el pago se podía hacer efectivo hasta el 31 de diciembre, por lo cual muchos trabajadores pasaban la Navidad y Fin de año sin el dinero extra.

Además de estos componentes variables, vale la pena recordar que la suba de 4.000 pesos mensuales determinada a principio de año por el decreto 14/2020 del Poder Ejecutivo, llamada "aumento solidario", tiene que ser incluida en el cálculo del aguinaldo que se percibirá el próximo junio. 

Las excepciones para el cálculo del aguinaldo

La licencia por maternidad, entre las excepciones para el cálculo del aguinaldo
La licencia por maternidad, entre las excepciones para el cálculo del aguinaldo

En el caso de los trabajadores que tienen menos de un año de antigüedad, el SAC se liquida de manera proporcional al tiempo trabajado en cada semestre.

Se puede tomar la mitad del mejor sueldo dividido por seis, y multiplicarlo por la cantidad de meses trabajados. O también multiplicar el tiempo trabajado en el semestre por la mitad de la mayor remuneración mensual y dividir el resultado por seis.

En el caso de liquidar el SAC para trabajadoras que se encuentran con licencia por maternidad, como no están en este caso percibiendo una remuneración –sus haberes los paga como subsidio la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y no el empleador, durante el período de licencia- ese pago no se computa para el cálculo del aguinaldo. 

Si la trabajadora estuvo de licencia durante dos meses del período correspondiente, cobrará el medio aguinaldo de acuerdo a los salarios que percibió mientras se mantuvo en actividad.

Lo mismo ocurre con otro tipo de licencias sin goce de sueldo y con las asignaciones familiares, que no se tienen en cuenta para determinar el monto del medio aguinaldo.

Y en el caso de que el trabajador reciba pagos retroactivos, al realizar el cálculo no se suman al mes en el que se cobraron, sino que se prorratean entre los meses anteriores correspondientes.

También puede ocurrir que, de común acuerdo, el empleado y el empleador modifiquen el horario en el curso del semestre comprendido en el cálculo, y que se convenga una jornada inferior a la normal. Corresponderá en ese caso computar el mes en que se devengó la mayor remuneración sin proporcionar el tiempo de trabajo ya que la reducción de la jornada se ha operado por acuerdo mutuo de las partes.

Estas son las excepciones que rigen en la mayoría de los casos de empleados registrados en el sector público o privado de la Argentina. Pero hay convenios colectivos de trabajo o regímenes especiales que se manejan de otra forma respecto del pago del aguinaldo.

En el caso del personal de casas particulares, por ejemplo, los empleadores deben abonar el SAC durante diciembre y también se calcula tomando el 50% del mejor sueldo del último semestre. Si la prestación de servicios es inferior a los seis meses, deberá liquidarse en forma proporcional a los meses trabajados.

El impacto del aguinaldo en Ganancias

El impacto del aguinaldo en el Impuesto a las Ganancias
El impacto del aguinaldo en el Impuesto a las Ganancias

Hasta hace unos años, el Impuesto a las Ganancias tenía un gran impacto sobre el aguinaldo, especialmente en diciembre, cuando el tributo se podía llevar una buena proporción del SAC.

Pero actualmente las empresas lo prorratean durante todo el año para aminorar este efecto, como consecuencia de la reforma que se hizo en 2016.

La obligatoriedad del pago del "aguinaldo" en la Argentina se estableció a partir de 1945 durante el Gobierno de facto de Edelmiro Farrell. En ese momento, se estableció un décimo tercer sueldo (de carácter complementario) que se hizo efectivo por primera vez a partir del 31 de diciembre de ese año.

En 1983, durante la presidencia de Raúl Alfonsín y con el objetivo de atenuar el impacto inflacionario de esa época, se comenzó a calcular el aguinaldo como el 50% de la mayor remuneración cobrada en cada uno de los semestres. Por eso, desde 2017 la reforma en la ley del Impuesto a las Ganancias prevé que las empresas prorrateen a lo largo del año, cada mes, las sumas correspondientes al medio aguinaldo.

Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído