No habrá "regreso total" a la oficina: cómo trabajarán empleados de la mayoría de las empresas en Argentina

No habrá "regreso total" a la oficina: cómo trabajarán empleados de la mayoría de las empresas en Argentina
Cambiará no solo la cantidad de días en los que habrá que ir a la oficina, sino también cómo se abonan los plus de auto corporativo y almuerzo
Por Paula Krizanovic
20.08.2021 07.16hs Management

A medida que los casos registrados de COVID-19 descienden, las empresas empiezan a planificar con más solidez la vuelta a una nueva normalidad.

De acuerdo a una encuesta de Willis Towers Watson (WTW) entre 398 empresas de diferentes rubros que operan en la Argentina, solo un 23% no tiene previsto en qué mes aplicarán el retorno del personal a las oficinas.

Un 18% estima que en enero de 2022 se concretará el "operativo regreso", seguido de un 15% que propone octubre de este año y un 13% que espera tener resuelto este tema un mes antes.

Aunque vale la pena aclarar que en todos los casos, tanto las grandes empresas locales como las multinacionales, en su mayoría descartan que el personal vuelva a trabajar de forma presencial los cinco días a la semana de 9 a 5 de la tarde.

En todas las encuestas se consolida la tendencia a mantener los esquemas de teletrabajo que funcionaron durante la crisis sanitaria y que algunos talentos adoptaron como la modalidad que mejor se ajusta a sus necesidades, con pocas instancias presenciales que son justificadas por la necesidad y los objetivos de trabajo, y no simplemente para "marcar tarjeta".

Por caso, el 63% de los 250 empresarios encuestados en el relevamiento de Expectativas de julio de IDEA dijeron que esperan continuar con un modelo híbrido de teletrabajo, y otro 23% hará lo mismo aunque solo para el personal cuyas tareas puedan realizarse desde el hogar. Un 3% de las compañías planean que nadie en la nómina pueda trabajar de manera remota y el resto no lo han decidido.

También los consultados por WTW mostraron esta tendencia: solo 7% hará un regreso al esquema presencial full time, un 5% aprovechó para adoptar el esquema 100% remoto de manera ya estable y el 88% restante se inclinó por una modalidad híbrida.

Marcela Angeli, Directora de Talent and Rewards de WTW, detalló que dentro del 7% que seguirá con el esquema tradicional de presencialidad full-time hay empresas de todos los sectores y rubros, sin ninguno preponderante. Esto incluye firmas de consumo masivo, construcción, ciencias para la salud, comunicaciones, petróleo, química, entre otras.

Consultada sobre si estos resultados serían iguales en caso de no existir en la Argentina la Ley de Teletrabajo, que generó nuevas responsabilidades para los empleadores de colaboradores a distancia, Angeli opinó que estos esquemas se implementarían de igual forma.

"Es una manera de trabajar que nos trajo la pandemia, que antes de eso los empleados valoraban mucho el hecho de poder trabajar desde su domicilio y que las empresas lo otorgaban mayoritariamente en 1 día a la semana; y unas pocas ya 2 días a la semana. Y por el lado de las empresas en este periodo han podido darse cuenta que el negocio puede seguir funcionando bien", completó la directora.

Cómo se impondrá el teletrabajo en la post-pandemia

Cuatro de cada 10 grandes empresas tomó la decisión sobre el teletrabajo en acuerdo con sus empleados
Cuatro de cada 10 grandes empresas tomó la decisión sobre el teletrabajo en acuerdo con sus empleados

Entre las grandes compañías encuestadas por WTW que adoptarán en alguna medida el trabajo remoto, en un 56% de los casos se trató de una decisión exclusivamente de la empresa. Un 41% optó por llegar a un acuerdo con los empleados, y el resto (3%) dijeron que fue decisión del trabajador cómo se implementa o no el esquema remoto.

En las firmas que seguirán con esquemas híbridos, lo que ocurrió es que el 46% le dará la posibilidad de teletrabajar a todo el personal fuera de convenio. Un 22% brindará la chance también a los agremiados.

Hubo un 14% que lo mantendrán solo para el personal administrativo y el 10% para el jerárquico nada más. Un 9% incluirá a los analistas. Todo esto generará desigualdades que tendrán menos chances de ser toleradas por el personal no incluido que antes de la crisis sanitaria.

Respecto de cómo se determinarán los días de trabajo remoto, el estudio muestra que solo el 26% de las firmas prefijó qué jornadas serán para cada semana, el 74% espera adoptar un modo más flexible, en el que, de acuerdo a las tareas a realizar, se defina cada semana o día desde donde se prestan las tareas.

Cuatro de cada 10 organizaciones relevadas planea ofrecer tres días por semana de teletrabajo, y otro tercio darán dos jornadas semanales. Solo un 4% mantendrá el beneficio para un día a la semana, como ya era costumbre en las grandes firmas antes de la pandemia.

Un 4% dará cuatro días a la semana y un 3% los cinco, de lunes a viernes. Hubo un 18% de las compañías que prefirieron dejar que cada empleado decida el tiempo de trabajo remoto. "Esto significa que este grupo de empresas no tendrá definida una política con cantidad de días por semana que los empleados tendrán que ir a las oficinas, sino que permitirán que cada uno de sus empleados lo elija", aclaró Angeli.

Beneficios en la era del modelo híbrido

Cómo se reconocerán los gastos de internet y de almuerzo en este nuevo modelo hibrido
Cómo se reconocerán los gastos de internet y de almuerzo en este nuevo modelo hibrido

Durante 2020 muchas compañías adaptaron los beneficios que daban a empleados a los esquemas de trabajo a distancia. Estos "perks" volverán a sufrir una adaptación en la post pandemia.

Entre los consultados por WTW, casi el ya 60% otorga algún tipo de plus de almuerzo, así sea en comedor en planta o con reintegros o montos en el recibo de sueldo. No es un tema menor, sino que el almuerzo mediante viajas o bonos por alimentación apareció primero entre los reclamos de los empleados a las empresas durante la pandemia, mostrando el descontento de quienes habían perdido el beneficio.

Un 34% ya reconoce gastos de Internet, generalmente a partir de un monto fijo de 2.400 pesos en promedio en el recibo, y solo el 11% abona además algo del gasto de electricidad de los teletrabajadores.

El 78% de las firmas consultadas ya decidieron que no otorgarán nada bajo ese concepto. El abono de gastos por teletrabajo fue, sin embargo, el segundo más mencionado por los responsables de Recursos Humanos al ser consultados por los reclamos de los empleados.

Un dato que vale la pena destacar de este reporte es que el 11% de las firmas relevadas por WTW tienen en agenda dar algún tipo de bono o gratificación especial por el esfuerzo incurrido en el teletrabajo durante la pandemia. "No hay un sector específico de empresas que estarán pagando este bono. Hay empresas de todos los sectores", aclaro la directora de WTW.

Entre esas compañías, un 18% definió el bono en cantidad de sueldos (de medio a un sueldo mensual por empleado), mientras que el resto (82%) lo definió en un monto fijo cuyo promedio es de 43.000 pesos y la mediana de 23.000 pesos.

La movilidad también

Cómo planean modificar las empresas los beneficios de auto corporativo
Cómo planean modificar las empresas los beneficios de auto corporativo

Junto con los esquemas híbridos, también fue necesario cambiar las formas de movilidad de los empleados. En las grandes empresas se utilizaron modelos burbuja, se dieron beneficios de traslado o se organizaron sistemas de carpooling para evitar que se utilizara el transporte público para ir y venir del trabajo.

Willis Towers Watson se lanzó en ese marco a analizar cómo esto modificó también los beneficios de auto corporativo que daban las grandes compañías y filiales de multinacionales.

A nivel mundial, las empresas esperan que la proporción de su fuerza laboral que trabajarán de manera remota en los próximos tres años, será casi ocho veces mayor que hace tres años. En consecuencia, los empleados que vayan a la oficina y visiten a los clientes con menos frecuencia sin duda tendrán un impacto en una amplia variedad de elementos de remuneración, incluido el reembolso del transporte público, los bonos/vouchers de comida, los vinculados al teletrabajo, los de automóvil y vehículos de la empresa.

En el caso de los altos cargos, cuando se proporciona el automóvil de empresa a un directivo generalmente se considera un componente importante del paquete de remuneración total. Ofrecer un automóvil puede ser un factor decisivo para algunos candidatos a la hora de contratar. El acuerdo de contratación puede verse afectado aún más por la marca y el modelo proporcionados.

Todos esos factores se verán impactados por los cambios en la movilidad, pero no todo será negativo para los empleados o un recorte de gastos. Algunas empresas revisarán su flota para incluir modelos más ecológicos, y otras planean dar a elegir entre el automóvil o efectivo.

Esto será muy importante entre las grandes empresas que operan en la Argentina, ya que según la última encuesta de WTW al respecto, el 85% de las que participan de su muestra dan este beneficio con un vehículo que es propiedad de la firma (12% alquilan a unidad y un 3% da un bono de compra de auto en sustitución de un auto asignado).

Este beneficio actualmente es para el gerente general, en el 88,5% de los casos, también para los directores en el 86% de los casos y para gerencias y mandos medios en general en casi el 60 por ciento.

Y los montos que se asignan para cumplir con estos "plus" son de ente 45.000 y 90.000 pesos para el gerente general, de entre 28.000 y 65.000 pesos en vehículos para directores y de 20.000 a 50.000 pesos si se asigna también el beneficio a los mandos medios y gerencias.