iProfesional

Crece la controversia por los sueldos: ¿ganan o pierden frente a la inflación?

Los datos del promedio de ingresos del INDEC acumulan dos subas intermensuales consecutivas por encima de la inflación. Cómo los interpretan los expertos
Por Paula Krizanovic
01/11/2021 - 16,32hs
Crece la controversia por los sueldos: ¿ganan o pierden frente a la inflación?

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer los resultados del último relevamiento sobre salarios en la Argentina, que corresponde a los datos de agosto último. 

En este caso, los trabajadores en el país habrían tenido un incremento mensual del 3,2% en sus ingresos, en relación al mes anterior. Muchos destacaron entonces que es el segundo dato intermensual consecutivo que superó los datos de inflación. 

El promedio de los salarios en la Argentina subió 3,2% en agosto y 4,9% en julio, cuando la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que publica el organismo había sido de 2,5% en agosto y de 3% en julio. 

Ahora bien, en el acumulado de los primeros ocho meses del año, el Índice de Salarios del INDEC sumó una suba de alrededor del 29%, mientras que los precios y tarifas se apuntaron un alza del 32,3% en ese período. Asimismo, en la comparación interanual la inflación a agosto 2021 habría llegado al 51,4% mientras que la suba de sueldos estubo un poco por debajo de eso, en 49,1%, siempre de acuerdo al organismo oficial. 

También vale la pena mencionar que estas subas no se dieron por igual en todos los segmentos de la fuerza de trabajo. El propio INDEC distingue que en agosto se registró un incremento en los salarios registrados de 3,3% y uno del 2,5% en los del sector privado no registrado. Asimismo, hubo un crecimiento del 3,2% en los ingresos que se perciben en el sector público. 

En ese marco, son los salarios del sector privado registrado los que pudieron ubicarse centésimas más arriba que la inflación interanual en agosto, al sumar 53% de aumento de salarios. En el sector público los incrementos fueron del 50,9% en los últimos 12 meses relevados. El sector no registrado quedó muy por debajo de esa cifra, con solo 35,8% de aumento en ese lapso. 

La visión, según expertos

La dinámica de precios y salarios conlleva a incesantes rondas de ajustes sin recuperar el poder adquisitivo
La dinámica de precios y salarios conlleva a incesantes rondas de ajustes sin recuperar el poder adquisitivo

La pregunta ante este escenario es si es posible decir que los salarios en la Argentina comenzaron a ganarle a la inflación, de la mano de la reactivación de la actividad tras la pandemia de COVID-19. O si, por el contrario, se trata de una situación coyuntural la que se dio en julio y agosto. 

"Las variaciones con respecto al mes inmediato anterior tienen una importancia relativa, porque es un dato de corto pazo que puede responder a razones coyunturales diversas. Lo importante para establecer una tendencia es, como mínimo, evaluar las variaciones del último año", dijo a este medio Silvia Tedin, Socia de San Martín, Suárez y Asociados (SMS) a cargo de Misión Pyme. 

"Como el IPC tuvo una variación de 51,4% en ese período, son los salarios registrados los que mantuvieron su poder adquisitivo. Sin embargo, el sector no registrado exhibió una pérdida sustancial en el mismo período, en el orden del 10% del poder adquisitivo. Este dato señala la postergación de este segmento de la población", afirmó la experta de SMS. 

Asimismo, agregó que la participación del sector no registrado en el Índice es del 20% en términos de la masa salarial total. La metodología del Índice indica que la estructura mencionada corresponde a la encuesta del año 2002. 

Por su parte, Martín Calveira, investigador del IAE Business School, opinó que "la dinámica inflacionaria siempre corre con ventaja sobre la dinámica de los salarios, pues éstos últimos se ajustan esencialmente teniendo en cuenta la tendencia de la inflación pasada y realizando un pronóstico sobre el futuro inmediato, en efecto un desfasaje temporal. Esto es lo que se observa tras la publicación del último dato de evolución de salarios". 

El experto asegura que el ajuste del poder adquisitivo de los salarios en los primeros ocho meses del año se pudo observar en el aumento de rubros de importancia relativa como transporte, alimentos y prendas de vestir, "los cuales registraron un aumento en ese mismo período, 62,3%, 52,4% y 53,4%, respectivamente."

"En términos reales, es decir luego del ajuste por inflación, los salarios totales se redujeron en 2,3% en el período agosto 2020 y el mismo mes este año, debido a que la inflación minorista de ese mismo período fue 51,4%", añadió Calveira en un informe enviado a este medio, y apuntó que "si se quiere identificar la evolución de poder adquisitivo del salario registrado y no registrado desde el inicio del confinamiento, se observa un crecimiento del 55,7%. No obstante, ajustado por la inflación del mismo período es -7%, es decir, un ajuste real de los salarios que se suman a la caída del PIB y un mayor desempleo."

Para el docente de IAE Business School, a la dinámica de ajustes de precios y sueldos se le suman factores de la economía actual que profundizan la pérdida real de los ingresos del trabajo. "Uno de los ellos es la volatilidad del tipo de cambio informal. Si bien es un mercado marginal en términos de tamaño, hay decisiones de precios que se realizan tomando parcialmente esa tendencia, es decir, elevando nuevamente los precios. Otro aspecto es el alto nivel de incertidumbre política en el marco de las elecciones de medio término que afectan las decisiones de inversión y consumo. Menores niveles de inversión se traducen en menor potencial productivo y de creación de empleo y salarios."

Temas relacionados