29.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.00%

Por qué más de 4,4 millones de estadounidenses dejaron voluntariamente sus puestos de trabajo en septiembre

Por qué más de 4,4 millones de estadounidenses dejaron voluntariamente sus puestos de trabajo en septiembre
En plena recuperación de la pandemia, los empleos vacantes superaron los 10,4 millones en septiembre, y la cifra de desempleados se mantuvo en 7,4 millones
Por iProfesional
21.11.2021 10.15hs Management

En agosto último 4,3 millones de estadounidenses renunciaron a su puesto de trabajo, una cifra que representa alrededor del 2,9% de toda la fuerza laboral del país, de acuerdo con los datos que maneja la Oficina de Estadísticas Laborales norteamericana (BLS, por sus siglas en inglés).

La cifra siguió creciendo en septiembre, cuando otros 164.000 estadounidenses dejaron su empleo, elevando el número total hasta un récord de 4,4 millones de personas.

Este episodio del mundo del trabajo post-pandemia se ha denominado "la gran dimisión" o "la gran renuncia", un fenómeno laboral que genera bastante división en los expertos sobre sus posibles causas.

La cifra récord de renuncias obedece, sobre todo a movimientos que se están produciendo en sectores como la hotelería, el comercio, el transporte y en aquellos puestos que implican estar en primera línea con los clientes.

Son empleos mal pagados y precarios. Las renuncias también afectan en buena medida a trabajadores de la sanidad o de las industrias del cuidado

Resulta que los millones de personas que han decidido alejarse de la vida en las oficinas para emprender, para iniciar por su propia cuenta alguna idea de negocio, empresa o trabajo por cuenta propia, lo han hecho motivados porque refieren no haber encontrado en su lugar de trabajo condiciones que realmente les permitiera satisfacer sus necesidades personales.

Cansados de los bajos salarios, de las pocas oportunidades de crecimiento y del desgaste físico y emocional, al haber experimentado las bondades del trabajo desde casa y la flexibilidad laboral impuesta por la pandemia, las y los trabajadores estadounidenses viven en medio de una de las peores crisis laborales que ya venía gestándose desde 2015 mientras las organizaciones luchan entre un sinfín de dilemas operativos y sanitarios que puedan concretar la reactivación económica en los Estados Unidos y por ende en el mundo, según indicó Forbes.

Así como la pandemia aceleró los procesos de transformación digital y la ruta hacia la digitalización de los procesos organizacionales de gestión, administración y operativos, también aceleró la aspiración de millones de personas que han visto en el teletrabajo y la independencia laboral, las grandes ventajas de los esquemas laborales flexibles.

Contraparte

La inflación como contraparte de la gran renuncia en Estados Unidos
La inflación como contraparte de la gran renuncia en Estados Unidos

La inflación escaló el mes pasado hasta el 6,2% interanual en EE.UU., su nivel más alto en 31 años, ante el fuerte encarecimiento de los combustibles y la alimentación en medio de las tensiones en la cadena de suministros y los cuellos de botella a nivel global.

La subida de los precios empezó a tener afectos también en el mercado de trabajo, donde la escasez de mano de obra impulsó los salarios al alza, aunque no tanto como para compensar el aumento del costo de la vida.

En una entrevista emitida el domingo por la cadena de televisión CBS, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, confiaba en que los precios se normalicen "en algún momento de la segunda mitad del próximo año".

En plena recuperación de la pandemia, los empleos vacantes superaron los 10,4 millones en septiembre, mientras que la cifra de desempleados se mantuvo muy por debajo, en 7,4 millones.

Temas relacionados